1914 El catálogo de La Guerra

Este catálogo vio la luz el año 1914 con motivo de la Primera Exposición de Juguetes celebrada en Barcelona y preparada con años de antelación por el Fomento Nacional del Trabajo y los emprendedores de este sector. El año 1912 Baldomero Casanellas y Víctor Lleonart, ambos amigos y fabricantes de soldaditos de plomo hicieron un viaje por Suiza, Alemania y Francia, visitaron Berlín, posiblemente Nuremberg y París y recogieron información y muestras que dan idea de la producción de estos países a pocos años de la Primera Guerra Mundial, guerra que daría un giro total en las unidades militares y sus uniformes.

El catálogo de “La Guerra” de Baldomero Casanellas reúne fotografías en blanco y negro de su producción dispuesta en cajas junto con su descripción y los precios. De esta fecha, 1914, hasta 1963, año en que su sobrino y sucesor Josep Capell Coixet cesó la actividad, quedan pocos documentos, tan solo una lista de precios de la época de la Segunda República, una ampliación de lista datada el 1947 y algunas listas de los años 50, mientras que hay abundantes fotografías en blanco y negro posteriores a la Guerra Civil. A pesar de ser pocos los documentos, muestran la incorporación de nuevos temas, algunos militares: sobre 1932 la Guardia de Asalto y la Guardia Republicana y a partir de 1939 la Guardia Mora y otros cuerpos de reciente creación, otros nuevos deportes y nuevos mitos a menudo vinculados con el cine.

En este apartado ofrecemos el acceso a todas las páginas del catálogo facilitando además cuando es posible fotografías en color de dichas piezas y de los moldes de procedencia.

Portada del catálogo de 1914
Texto de introducción al Catálogo de 1914
Página 2 del catálogo lista de precios Series 1 a 18
Página 3 del catálogo, lista de precios Series 19 a 44.

En el catálogo las cajas vienen numeradas por series, en cada serie podemos encontrar diferentes presentaciones con más o menos figuras. En futuras listas de precios esta ordenación por series se mantiene pero naturalmente las numeraciones van cambiando. Empezaremos por las series de Infantería, tanto la ordinaria o de semi-bulto, la de bulto o 45 mm. y la Extra de 54 mm.

INFANTERIA. Series 1 a 13.

Página 4 del Catálogo. Series 1 y 2. Infantería al paso Medio Bulto y Infanteria al paso Bulto.

Página 4 del catálogo. Series 1 y 2.

Serie 1. Infantería al paso (ordinarios) 1/2 bulto. Página 4 del catálogo

En la foto que sigue observamos cuatro figuras diferente, palmera y caballo con jinete y dos figuras a pie incompletas. La palmera pertenece a un molde, el caballo con jinete a otro y los soldados a pie a otro. La figura que aparece pintada en caqui es posterior a la edición del catálogo.

Serie 1. Infanteria al paso (ordinarios) 1/2 bulto.

En esta foto se muestra el molde de las figuras a pie, como vemos cada una de las figuras tiene proporciones y posiciones ligeramente diferentes, para dar mayor variedad y naturalismo a la formación. Este molde fue utilizado primero para fundir figuras en plomo, como observamos por las tres chimeneas o bebederos superiores, por donde entraba el plomo. En los años 40, fue transformado para inyectar figuras en plástico, vemos como las chimeneas sobre las cabezas fueron tapadas y como aparece un agujero central desde donde el material se reparte por canales a las tres figuras, junto con los agujeros por donde se sujetaba el molde a la nueva máquina.

Molde en bronce. Serie 1. Tres figuras al paso. Infantería. Ordinarias o de medio bulto.

Serie 1. Infantería al paso. Caballo con jinete.
Molde en bronce de dos soldados con mochila, ordinarios o semiplanos

Este molde muestra dos figuras también de semibulto, al paso con mochila, pero que no llevan armas y no aparecen en la foto del catálogo.

Serie 2. Infantería al paso Bulto. Página 4 del catálogo

Las formaciones que observamos a continuación son muy similares a las de la Serie 1, pero las figuras son de pleno volumen o bulto, completamente tridimensionales. En la fotografía que sigue vemos tres soldados al paso con mochila y el arma en tres posiciones diferentes. El primero por la izquierda con la trompeta y fusil colgado a la espalda, el segundo con el fusil al hombro y el tercero al frente. Observemos en la foto original como los oficiales, tanto el que va a pie como el que va a caballo, llevan la gorra plana.

Serie 2. Infantería al paso. Bulto.

Página 5 del catálogo. Series 3 y 4. Infantería en batalla. Bulto. y Infantería Guardia Civil

Página 5 del catálogo. Series 3 y 4.

Serie 3. Infantería en batalla. Bulto.

En estas dos cajas de la Serie 3. vemos en acción las figuras de la serie previa: corren los trompetas, los oficiales con el sable, el soldado con la bandera y los soldados con fusil, mientras que apuntan los soldados a pie y de rodillas, dirigidos por un oficial a caballo, en total seis figuras a pie, más el oficial montado a caballo.

Serie 4. Infantería en batalla. Bulto. página 5

Serie 4. Infantería Guardia Civil. Bulto.

En el grupo de Infantería de la Guardia Civil encontramos cuatro figuras diferentes a pie más el jinete montado a caballo.

Serie 4. Infantería Guardia Civil Bulto.
Serie 4. Infantería Guardia Civil Bulto. Oficial a caballo.

Página 6. Series 5 y 6. Infantería firmes. Bulto. Infantería músicos. Bulto

Página 6 del catálogo. Series 5 y 6.

Serie 5. Infantería firmes. Bulto.

En esta serie, Infantería firmes bulto, vemos como todas las figuras tienen los pies juntos, todos llevan en la cabeza el ros excepto el oficial y el portador de la bandera. El oficial está de pie con la espada derecha y la espad levantada, o bien montado a caballo. Los soldados están en dos posiciones, con el fusil lateral apoyado en el suelo o bien el fusil levantado delante. En total pues seis posiciones diferentes.

Serie 5. Infantería firmes. Corneta.
Serie 5. Infantería firmes. Bulto. Oficial con el sable levantado
Serie 5 Infantería firmes bulto. Soldado con el fusil lateral
Serie 5. Infantería Firmes. Soldado con fusil cruzado.

Serie 5. Infantería firmes. Bulto. Caballo del oficial

Serie 6. Infantería Músicos. Bulto.

En las dos fotografías del catálogo donde se representa la Infantería de músicos en tamaño bulto, todos ellos están desfilando al paso. Más adelante, en la primera de las fotos de la serie 39. Batallón firmes bulto, encontraremos una formación de músicos en posición firmes, con los mismos instrumentos.

Serie 6. Infantería músicos bulto. Ambos músicos aparecen representados en la fotografía, aunque podemos apreciar sutiles diferencias en el uniforme: gorra, cuello y raya pantalón.

Medio molde con algunos de los instrumentos que toca el grupo de músicos.

Página 7. Series 7 y 8. Infantería Melilla.Bulto y Alabarderos Bulto.

Página 7 del catálogo. Series 7 y 8.

Serie 7. Infantería Melilla. Bulto.

Dada la dificultad de reconocer el color original, y el hecho de que posiblemente no conservemos ninguna de estas figuras, nos ha llevado a mostrar una fotografía que nos acerca a lo que podrían ser estas formaciones en diferentes momentos de su existencia.

Página 7. Serie 8. Alabarderos. Bulto.

Los Alabarderos, tanto en Bulto como en Extra son de las figuras más antiguas y apreciadas de Casanellas. En la foto del catálogo los vemos en cinco posiciones diferentes. Mostramos en la foto en color una formación de músicos que no aparece en este catálogo. Como vemos las figuras se muestran al paso.

Alabarderos Bulto. Banda de música

Mostramos también el molde de la figura al paso y una parte del molde del músico con tamboril.

Molde de Alabardero al paso
Parte del molde del Alabardero músico con tamboril

Página 8. Series 9 y 10. Infantería Francesa. Bulto y Infantería Mora

Página 8 del catálogo. Series 9 y 10.

Serie 9. Infantería Francesa. Bulto.

En las fotografías del catálogo observamos un total de siete posiciones diferentes para las figuras de la Infantería Francesa. Los moldes para los cuerpos de estas figuras eran a menudo los mismos para diferentes ejércitos, mientras que las cabezas se fundían por separado en moldes que normalmente eran de diferentes cabezas. Luego la pintura adecuada confería a la figura su identidad final.

Serie 9. Infantería Francesa. Bulto.

Serie 10. Infantería Mora. Bulto

En las fotografías del catálogo apreciamos hasta siete posiciones diferentes de la Infantería mora, aunque posiblemente todas fueran elaboradas a partir de cuatro moldes básicos. Las diferentes cabezas, con turbante o fez y las armas más o menos inclinadas según la posición de los brazos acaban de dar mayor variedad al conjunto.

Serie 10. Infantería Mora. Bulto.
Molde Serie 10 Infantería Mora.

Molde Serie 10. Infantería Mora
Molde Serie 10. Infantería Mora.
Molde Serie 10 Infantería Mora.

Página 9. Series 11 y 12. Infantería Inglesa al paso y en batalla. Bulto

Página 9 del catálogo. Series 11 y 12.

Lamentamos de momento poder ofrecer tan solo imágenes en color de la Infantería Inglesa al paso.

Serie 11. Infantería Inglesa al paso. Bulto.

Página 10. Series 13 y 14. Infantería alemana. Bulto. y Toreros Lidia. Bulto.

En esta página vemos dos series, la nº 13 donde acaban la series dedicadas a los grupos de infantería tamaño Bulto, y la 14, que muestra las suertes del toreo en tamaño bulto. El toreo está tratado de momento de manera independiente, mostrando las cajas cilíndricas que no aparecieron hasta el año 1917.

Página 10 del catálogo. Series 13 y 14.

En la fotografía en blanco y negro del catálogo podemos observar un total de seis figuras diferentes, basadas prácticamente en tres moldes diferentes: de pie corriendo, de pie apuntando y de rodillas.

Página 10. Serie 13. Infantería Alemana Bulto.

Página 10. Serie 14. TOREROS DE LIDIA

La Serie 14 en las páginas 11 y 12 está dedicada a los Toreros de Lidia en tamaño bulto, encontramos las figuras en gesto e indumentaria para el paseillo: el alguacil, picador y toreros con la capa recogida, las figuras en posición de toreo: toro parado y toro quieto, banderilleros en tres posiciones diferentes, picador con la vara y los toreros en tres posiciones. También figura el arrastre, con cuatro caballos y sus respectivos mozos. Todavía no se habían comercializado las plazas de toros, cosa que veremos el 1917. Podemos ver parte de estas figuras en la entrada del blog dedicada a este tema.

Página 11. Serie 14. Toreros Lidia.

Página 11. Serie 14. Toreros Lidia.

Páginas 12 a 18 CABALLERÍA. Series Bulto 15 a 26 . Serie 27 Semi-Extra

La Caballería en tamaño bulto comprende la Series 15 Lanceros al paso, Serie 16 Caballería Guardia Civil, Serie 17 Escolta Real, Serie 18 Húsares de Pavía, Serie 19 Caballería Mora, Serie 20 Caballería de Melilla, Serie 21 Estado Mayor General, Serie 22 Guardia Seguridad, Serie 23 Dragones Ingleses, Serie 24 Caballería Francesa Coraceros, Serie 25 Hulanos Alemanes y Serie 26 Caballería Mª Cristina. La serie 27 presenta otra versión de la Caballería de Maria Cristina en un tamaño un poco mayor, el Semi-Extra. En total hay once modelos de caballo diferentes, normalmente cada formación tiene su propio caballo, pudiendo incorporar el trompeta un modelo diferente. Algunas formaciones repiten caballo mientras que en el Estado Mayor General hay mayor variedad. Respecto los jinetes creemos mostrar los correctos, cuando no estamos seguros, preferimos no mostrarlos.

Página 12. Series 15 y 16. Lanceros al paso y Guardia Civil. Bulto

Ambas series comparten el modelo de caballo, excepto los trompetas.. Los lanceros presentan cinco modelos diferentes: trompeta, oficial, abanderado, lancero y soldado con fusil. En el caso de la Guardia Civil tenemos tres modelos de jinete, el trompeta, el oficial y los que llevan el fusil.

Página 12. Series 15 y 16, Lanceros al paso y Guardia Civil. Bulto

Caballo para los trompetas de Lanceros y Guardia Civil. Bulto.
Caballo para Lanceros y Guardia Civil. Bulto.
Serie 15. Caballería Lanceros al paso. Formación de trompeta, abanderado, lancero y oficial. Bulto.
Serie 15. Caballería Lanceros al paso. Formación de fusil, oficial y lanceros. Bulto.
Serie 16. Caballería Guardia Civil . Oficial. Bulto.

Página 13. Series 17 y 18. Escolta Real y Húsares de Pavía.

Página 13. Serie 17 Escolta Real y Serie 18 Húsares de Pavía. Bulto.

Serie 17. Escolta Real. Bulto.

El caballo para esta serie es un caballo al paso con la curva del cuello muy marcada, la crin peinada y la cola recortada. Veremos también el molde del caballo y el molde del jinete, donde se aprecian las charreteras que diferencian este cuerpo. El casco con las plumas y las espadas completa el juego.

Serie 17. Caballo de la Escolta Real. Bulto.
Molde para el Caballo de la Escolta Real
Molde para el cuerpo del jinete de la Escolta Real y Jinete, oficial, con cabeza y espada.
Molde para las cabezas y las espadas de la Escolta Real
Serie 17. Trompeta Escolta Real. Bulto.
Serie 17. Escolta Real. Formación. Bulto.

Observamos que el color del uniforme de los trompetas es rojo, mientras que oficiales y soldados con fusil lo llevan de color azul. Lamentamos no disponer de suficientes caballos para asignar a cada soldado el color del que le podría corresponder por tradición o bien acertar en el color de la mantilla. Vemos en la fotografía en color de la formación soldados trompeta, oficiales y con fusil, estos últimos no aparecían en la foto en blanco y negro.

Serie 18. Húsares de Pavía

En esta serie encontramos un nuevo caballo. Algunas veces es fácil confundir los caballos, la forma de la peana y la disposición de las patas ayuda a diferenciarlos, pero en algunos casos las diferencias son más sutiles, como por ejemplo si la cola está entera o recortada, o el ángulo entre cabeza y cuello, que indica una posición diferente de la cabeza. También las bridas son una referencia, así como los volúmenes de la montura, o el tipo de crines. Aún así a veces hay que recurrir a los moldes, puesto que hay diferencias muy sutiles entre piezas aparentemente iguales, por no decir el tamaño, que es el que marca desde el principio la diferencia.

En los Húsares de Pavía mostramos el molde del caballo, el jinete y un molde de cabezas entre las que figuran algunas de húsares.

Caballo para los Húsares de Pavía. Bulto.
Molde para el caballo de los Húsares de Pavía
Molde para el cuerpo de los Húsares, tanto de Pavía como de Mª Cristina. Bulto.
Molde con diferentes cabezas, entre ellas el chacó de los húsares.
Serie 18. Húsares de Pavía. Formación. Bulto.

En la fotografía en color con la formación de Húsares de Pavía, apreciamos que las cabezas visten el chacó con cordón amarillo. En las tropas que están representadas en la foto del catálogo ninguno de ellos lleva cordón, y si se diferencia una figura con el chacó más alto, el que corresponde a los exploradores.

Página 14. Series 19 y 20 Caballería Mora y Caballería Melilla al galope. Bulto.

Ambas series, la Caballería Mora y la Caballería de Melilla, aunadas en una sola página, son el reflejo de las campañas africanas del s.XIX en el Norte de África.

Serie 19. Caballería Mora. Bulto.

La serie 19, Caballería Mora , muestra un solo tipo de caballo, más bien un poco plano pero con mucho movimiento. El molde para los cuerpos es el mismo para todos, mientras que para la cabeza domina el turbante y en la foto nº 2 el abanderado parece vestir un fez. Las armas son gumía y espingardas básicamente.

Página 14. Series 19 y 20. Caballería Mora. Bulto.

Las figuras por series que se vendían en cajas, podían ir fijadas a estas en plano o derechas. Se marcaba sobre el cartón con un punzón los agujeros por donde debían pasar los cordoncillos y luego pasaban a atarse la figura. Normalmente este trabajo era realizado por mujeres. En esta época la propia esposa de Baldomero Casanellas, Rosa Coixet estaba al frente de dicho taller, y entre las trabajadoras ocasionales del mismo hemos descubierto recientemente la colaboración de La Bella Dorita.

Caballería Mora. Presentación en caja.

La pintura de las figuritas de Casanellas y después de Capell, fue notable por la calidad en los acabados. Él mismo estaba al frente del taller ayudado por oficiales y aprendices. Aún así podemos apreciar que hay figuras pintadas de manera muy sencilla, como los caballos que aparecen en la caja, mientras que otros, como el que vemos con el jinete moro del fez, tienen una pintura muy esmerada, reproduciendo con detalle los relieves.

Caballería Mora.
Molde del caballo moro.
Caballería Mora. Jinete con capa. Uno con turbante y otro con fez.
Caballería Mora. Molde de jinete con capa.
Caballería Mora. Molde de armas: Gumías y Espingardas.

No disponemos de documentos gráficos fiables después de 1914 hasta prácticamente pasada la Guerra Civil, aunque posiblemente algunas de las fotos del catálogo de los años 40 y 50 muestren formaciones anteriores a 1936. En esta serie, como en otras, es posible que se produjeran cambios, nuevos modelos de caballo y de jinete.

Serie 20. Caballería de Melilla al galope.

En esta serie vemos aparecer un nuevo tipo de caballo, algunos le llaman “encabritado”, nosotros le llamamos “escape”. Los jinetes que se ven en las fotos son el trompeta, el abanderado, el lancero, oficial y fusiles. No podemos apreciar con detalle el color del uniforme, en algunos casos parece claro y en general oscuro. Si parece que el casco sea más claro. No pudiendo reproducir los originales, mostramos una formación en caqui más reciente presentada en caja. Si nos fijamos en el lateral de la misma, aparece en la etiqueta la marca “CASA” registrada por Josep Capell Coixet después de “Sobrino de Baldomero Casanellas”

Caballería al galope. Formación en caja.
Caballo “escape” o “encabritado” .

Este caballo tuvo un gran éxito por su estabilidad, volumen y movimiento. A finales de los años 40 cuando el plástico hizo su aparición como substituto de las figuritas de plomo, el molde fue adaptado para la inyección en plástico y se le añadió en el espacio que había sido de la chimenea o bebedero, una figura de jinete indio. A la izquierda vemos ambas figuras inyectadas en plástico y pintadas.

Molde del Caballo “escape” adaptado al plástico.

Página 15. Series 21 y 22. E.M. General y Guardia Seguridad. Bulto.

Página 15. Series 21 y 22. E.M.General y Guardia Seguridad. Bulto.

Serie 21. Estado Mayor General. En las fotografías de esta serie se muestran seis tipos de caballos con sus jinetes, todos diferentes, todos ellos o bien ya los hemos visto o los veremos en breve. Podemos reconocer entre los jinetes algunos Generales y quizá también Ayudantes de Campo, así como Escolta Real, Lanceros y Húsares de Pavía. Un caballo que solo vemos en esta serie es el que llamamos “caballo de general antiguo”:

Molde del “Caballo de General Antiguo”

Serie 22. Guardia Seguridad. Bulto

Lamentablemente de esta serie no podemos mostrar una imagen del jinete que garantice su identidad y colorido. Hay que decir que en esta época el cuerpo de lo que llamamos Policía, tenía en Europa uniformes muy similares, cascos incluidos, casi todos de color azul oscuro. Sí en cambio mostramos la figura del caballo parado, del cual encontramos diferentes versiones, en dos tamaños diferentes, aquí veremos el pequeño, en otro molde sin bridas, y también con la cabeza ligeramente girada en otras figuras.

Caballo parado. Tamaño Bulto.

En la fotografía del caballo parado vemos a la derecha una pequeña pieza que forma parte del desaparecido molde. A principios de los 60 fue perpetrado un robo en taller de almacenaje de moldes, se robaron moldes enteros, de algunos solo la mitad y de otros sobrevivieron algunas piezas sueltas, como en este caso donde vemos gravadas a ambos lados las dos patas delanteras del caballo.

Página 16. Series 23 y 24. Dragones Ingleses y Caballería Francesa Coraceros. Bulto.

Página 16. Dragones Ingleses y Coraceros Franceses

Serie 23. Dragones Ingleses Bulto. En esta serie todos los caballos son iguales, se trata de un caballo semiplano, que también a finales de los años 40 fue adaptado a la inyección en plástico. Otros fabricantes hicieron figuras de este caballo prácticamente idénticas, pero podemos diferenciarlas a simple vista por la cola, que es diferente. También la peana, al tacto y a la vista, muestra en la parte superior una arista de partición diferente. También son iguales todos los jinetes, el jinete que vemos en la foto, con trompeta, no aparece en la formación del catálogo.

Caballo parado y trompeta Dragón Inglés.

En este molde de cabezas tamaño bulto, observamos dos cabezas para los jinetes ingleses con su característico gorro de Dragones. Las dos cabezas no son idénticas, muestras pequeñas diferencias de volumen.

Molde de diferentes cabezas, entre ellas las de los Dragones Ingleses.

Serie 24. Caballería Francesa Coraceros Bulto.

En la formación que vemos en la fotografía del catálogo hay cuatro tipos de jinetes: trompeta, abanderado, oficial con espada y fusil. Si observamos veremos que la espada puede ir al frente en ataque o detrás, es la misma figura que cuando se saca del molde y en caliente se le da el giro necesario para soldar posteriormente el arma según la posición elegida. En el molde podemos observar las vistosas charreteras.

Molde y jinete Coracero francés.

No conservamos ni tenemos de momento ningún ejemplar del caballo que montan los Coraceros Franceses, solo podemos mostrar un ejemplo sacado de una foto de muestrario de caballos, está sacada del blog. Dir y Dor, totalmente imprescindible para aquellos que quieren onocer mejor y disfrutar de estos temas. Hay un caballo muy similar, prácticamente idéntico, de otro fabricante, solo observando las crines se puede comprobar fácilmente la diferencia.

Caballo sin pintar de los Coraceros franceses.

Página 17. Series 25 y 26. Caballería Hulanos Alemanes y Caballería Maria Cristina. Bulto.

En esta página encontramos el tercer ejército europeo representado, el alemán y también una formación dedicada a la Reina Maria Cristina, madre de Alfonso XIII y Reina Regente por muchos años.

Página 17 del catálogo. Hulanos Alemanes y Caballería Maria Cristina. Bulto.

Serie 25 Caballería Hulanos Alemanes. Bulto.

La serie 25 representa diferentes modelos de jinetes de los Ulanos alemanes (lo vemos escrito con la letra H en el catálogo), vemos el trompeta, oficial, lanceros y abanderado. El caballo es el mismo que hemos visto para la Caballería de Melilla.

Caballería Hulanos Alemanes. Bulto

Serie 26. Caballería Maria Cristina. Bulto.

En esta serie el caballo es el mismo que para los ya vistos Húsares de Pavía y el molde para el cuerpo del jinete es también el mismo que para dichos húsares. Los jinetes los vemos como trompeta, oficial y fusil. Como hemos dicho esta formación honora con su nombre a la Reina Maria Cristina, madre de Alfonso XIII.

Caballería de Maria Cristina. Bulto.

Página 18. Series 27, 28 y 29. Caballería de Maria Cristina Semi-Extra, Infantería Surtidos Ciclista.Bulto y Motoristas Surtidos Extra.

Página 18. Caballería Maria Cristina Semi-Extra, Ciclistas bulto. Motoristas Extra.

En esta página encontramos una serie de caballería que está a medio camino entre el tamaño Bulto y el Extra, a la que se denomina Semi-Extra. En la página anterior vimos la serie dedicada también a la Reina Maria Cristina en tamaño bulto. La posición del caballo es la misma, caballo parado, pero hay una leve diferencia de tamaño como veremos en la fotografía:

Caballo parado Semi-Extra y Caballo parado Bulto.

La altura del caballo Semi-Extra es de 54 mm. mientras que la del caballo Bulto es de 47 mm. Es de destacar que entre los caballos vistos hasta ahora, estos dos caballos parados son los únicos que se sostienen sin peana, quizá también porque no siendo planos ni semi-planos tienen cuatro puntos de apoyo, mientras que de los vistos hasta ahora todos tienen una o dos patas levantadas. Ambos muestran la cola recortada.

Serie 28. Infantería Surtidos Ciclista. Bulto.

En la fotografía del catálogo aparecen un total de seis ciclistas, todos con el fusil al hombro y con diferentes tipos de gorra, plana, ros francés, ros con penacho casco con punta. Veremos en las fotografías en color que todas las bicicletas llevan sujeto a la barra un cartel donde figuran las iniciales B.C. Baldomero Casanellas. Los modelos que se muestran en color son de pintura reciente. Se conserva el molde de la bicicleta y también dos tipos diferentes de ciclista, uno con charreteras y otro sin.

Ciclista. Bulto.
Molde para la bicicleta y bicicleta. Bulto.
Molde para la figura del ciclista. Bulto.
Molde para la figura del ciclista con charreteras. Bulto.

Serie 29. Motoristas Surtidos Extra.

En la foto del catálogo aparecen cuatro motoristas, todos ellos disparando con pistola. Los cuatro llevan un sombrero, gorra o casco diferentes. Las cajas de esta época eran en formación de cuatro, más adelante, como veremos en la fotografía en color, también se sirvieron con seis motoristas, algunos disparando y otros sencillamente conduciendo. En la motocicleta del catálogo el guardabarros está separado de las ruedas y en el depósito se pueden leer aunque difícilmente, dos iniciales. Gracias a la gentileza de la Sra. Ilona, viuda de Agustín Ribas, gran amigo de mi padre y compañero de aventuras con los soldaditos, hemos podido acceder a estos antiguos modelos y así se ven claramente las iniciales R.M., aunque precisamos que los motoristas aquí visten de caqui, a diferencia de la fotografía del catálogo.

Motos y motoristas con el modelo original de moto del catálogo de 1914. Extra.
Formación de seis motoristas con uniforme caqui. Extra.
Molde en estado actual para la moto Extra.

En el molde con el que se fabricaron las motos que vemos en la formación de seis figuras en la caja, apreciamos que el guardabarros original se ha unido con las ruedas, se han suprimido las iniciales del depósito de gasolina y se ha obturado el paso para la fabricación del manillar, aumentando las entradas de material para la motocicleta. A la hora de fundir, algunas piezas son más difíciles que otras, es el caso de las ruedas, tanto el molde como el plomo deben estar muy calientes y con un grado de fluidez que permita acceder a todos los vacíos, lo más difícil es configurar todos los ejes. Posiblemente la simplificación de la figura para el fundido fuese el motivo para aunar parabarros con ruedas en este molde. Para el manillar de las motocicletas se rectificó otro molde acoplando una nueva entrada para cuatro piezas.

Molde rectificado para fundir a la vez hasta cuatro manillares de motocicleta.
Molde del motorista disparando la pistola. Extra.

Página 19. Series 30 y 31. Arrastre Bulto. Artillería de Montaña Bulto.

Página 19. Arrastres toro bulto y Artillería de montaña bulto.

Serie 31. Artillería de Montaña Bulto. En esta serie vemos un total de cuatro mulas que transportan el material necesario para montar un cañón, que llevan repartido entre cureña, cañón, ruedas y municiones, además de algunas herramientas como picos y palas. Las mulas para esta sección se hacían sin montura para poder adaptar el soporte con la carga. A cada mula la lleva un soldado al paso, un acemilero, en esta foto vistiendo traje de verano. Preceden y acaban la comitiva sendas caballerías con dos tipos diferentes de caballo ya vistos anteriormente. Las fotos en color muestran un acemilero con traje de invierno.

Cuatro mulas de carga con el cañón de montaña a cuestas.
La mula y las diferentes piezas que carga.
Molde de la mula de carga
Molde de las ruedas y el eje, el cañón y un tipo de caja de munición.
Molde de la montura para la carga de la mula de montaña
Acemileros con el traje de invierno y mochila a la espalda.

El acemilero que mostramos pintado no coincide por el volumen con el que conservamos en nuestro molde, que lleva los botones marcados en relieve.

Página 20. Series 32 y 33. Infantería al paso Extra y Infantería Guardia Civil Extra.

Damos paso en la página 20 a las figuras militares en tamaño Extra, es decir de 54 mm. de alto. Nos ha sido imposible localizar el caballo tamaño Extra que parece en estas fotografía.

Página 20 del catálogo. Series 32 y 33 Infantería al paso Extra y Infantería Guardia Civil Extra
Molde Oficial Extra al paso.
Ampliación del oficial de la Guardia Civil a caballo en tamaño Extra de la Serie 33
Guardia Civil Extra en traje de gala. Oficial a caballo
Guardia Civil Extra en traje de gala. Corneta, oficial a caballo y fusil con bayoneta.
Molde para cuerpo Guardia Civil Extra
Molde para cuerpo del jinete de la Guardia Civil Extra.

En el molde para el cuerpo del jinete de la Guardia Civil Extra, igual que en otros cuerpos pensados para oficiales, observamos que a ambos lados de la cintura hay un canal de entrada, en él cuando convenía se situaba un punzón que entrando en el cuerpo del plomo dejaba un espacio para soldar después la funda del sable.

Página 21 del Catálogo. Series 34 y 35. Alabarderos Extra e Infantería Músicos Extra.

Las figuras de los Alabarderos son de las más antiguas fabricadas por Casanellas. Los vemos en diferentes posiciones: con la alabarda derecha, tocando la corneta, con la alabarda cruzada, y el oficial con el sable derecho.

Serie 34. Alabarderos Extra. Con alabarda y tambor.
Serie 34. Alabarderos Extra. Con alabarda y tambor, vista posterior.

Serie 35. Infantería Músicos Extra.

La Banda de Música Extra cuenta en la foto con dieciocho figura, de ellos diecisiete instrumentos y el director. Vemos la fotografía del molde básico para la figura del músico, con los brazos abiertos y levantados, en caliente al sacar la figura del molde se situaban ya los brazos en la posición requerida para soldar posteriormente el instrumento y pasar después a la pintura. Conservamos solo la base de dos de los moldes de donde salían todos los instrumentos de viento y posiblemente alguno más como los platillos y el triángulo. El bombo se hacía en molde aparte pero vacío: dos círculos y un rectángulo largo, que luego eran soldados.

Molde del soldado músico Extra
Los principales instrumentos de música de la orquesta en tamaño Extra

Instrumentos de música Extra sobre la base del molde.


Desarrollo del B0mbo antes de ser unidas las piezas.
Molde para dos pequeños tambores

De los moldes básicos para los instrumentos de música Extra conservamos dos bases con sus punzones, faltan los dos bloques laterales que conforman los instrumentos. Los punzones cónicos evitan que los instrumentos sean macizos y con su peso en algunos casos puedan decantar la figura.

Página 22. Serie 36. Toreros Lidia Extra.

Página 22. Serie 36. Toreros Lidia. Extra.

Página 23. Serie 37. Caballería Lanceros Extra.

En esta serie, Caballería Lanceros Extra, vemos por primera vez los caballos en tamaño Extra. Los hay de dos tipos, los que llevan una pata levantada llevan las otras tres sobre una peana. Los caballos al paso con las cuatro patas en el suelo no llevan peana.

Página 23. Serie 37. Caballería Lanceros Extra.
General de Lanceros con sus condecoraciones.
Lanceros Extra.
Molde del caballo Extra al paso con peana y sin manta trasera.

El caballo con la pata levantada y peana que se reproduce en el catálogo en la foto en blanco y negro y el que mostramos en la foto, lleva una manta en la parte trasera, a diferencia del caballo de este molde que mostramos. En el molde se observa a la izquierda la chimenea o abrevadero que es por donde entra el material fundido, al medio el espacio para el punzón que deja en el lomo del caballo un agujero cilíndrico donde entra el vástago del jinete, a la derecha vemos una pieza independiente que es el orejero. En la parte inferior suele haber algunas piezas que permiten el relieve del vientre y la definición de las patas.

Molde del caballo Extra al paso sin peana.

Página 24. Serie 38. Artillería Rodada. Bulto.

En la página 24 del Catálogo de “La Guerra”, dedicada a la Artilleria Rodada en tamaño Bulto, vemos tres fotos diferentes. En la primera el grupo de artillería está compuesta por los caballos de tiro con el carrito y el cañón y dos caballos más independientesscon el corneta y el oficial, amén de los otros soldados jinetes o sentados, en la segunda foto se suma otro grupo que arrastra un carro cubierto o “tartana” y en la tercera foto se añade un tercer gruo que arrastra un carro para paja.

Página 24. Serie 38. Artillería Rodada Bulto.
Serie 38. Artillería Rodada. Bulto. nº 1.

En esta serie tenemos dos modelos nuevos de caballo, los caballos de tiro. Estos dos modelos, uno con la cabeza levantada y otro con la cabeza baja, fueron sustituidos años después por otros dos caballos en una posición muy semejante pero un poco más robustos. Veamos que ambos llevan la cola recortada y no se soportan sobre ninguna peana, elemento diferencial de todas las caballerías de Casanellas y después de Capell.

Serie 38. Artillería Rodada. Bulto. Detalle del oficial.
Detalle de las figuras sentadas y el cañón de la serie 38. Artillería rodada.

Página 25. Serie 39. Batallón firmes. Bulto.

Las figuras de esta serie las hemos visto con detalle, cuando ha sido posible, en la Serie 5. Infantería Firmes Bulto. Como novedad aquí incorporan una banda de música en la primera fotografía.

Página 25. Batallón firmes. Bulto.

Página 26. Serie 40. Batallón en marcha.

Las figuritas de esta serie las hemos visto ya en la Serie 2. Infantería al paso. Bulto. Como novedad vemos que en la fotografía inferior aparece a la derecha un carro tirado por una mula. En este caso la mula no es la mula de carga de la artillería de montaña, sino la que llamamos mula de montaña. Mostramos el molde y una fotografía de catálogo para identificarla mejor. Del carro solo podemos mostrar la pieza de la base, tal como sale del molde sin pintar, y la cubierta, que lleva pintado el escudo de España.

Página 26. Serie 40. Batallón en marcha. Bulto.
Tartana o carro del Batallón en marcha. Serie 40.
Mula Catalana. Arrastraba la tartana del batallón en marcha.
Molde para la Mula Catalana
Pieza base del carro , vista de ambos lados, superior e inferior.

Página 27. Serie 41. Batallón en marcha. Extra.

Página 27. Serie 41. Batallón en marcha. Extra.

De esta formación poca cosa podemos mostrar, ya que los soldados que tenemos en tamaño Extra van todos pintados de caqui. Tampoco hemos podido localizar el caballo Extra.

Página 28. Series 42 y 43. Soldados Romanos y Cañón con disparo.Bulto.

Página 28. Series 42 y 43. Soldados Romanos y Cañón con disparo.Bulto

Serie 42. Soldados Romanos.

En la fotografía del catálogo vemos una formación compuesta por doce soldados romanos. En la caja que hemos fotografiado la formación es de once figuras, la de delante con una lanza ligeramente diferente, pintadas todas ellas con colores alegres y brillantes. La forma del escudo, entre otros detalles, marca también la diferencia con otros fabricantes. En años posteriores se desarrolló un complemento al grupo de soldados romanos, la cuadriga, que veremos más adelante y también se modificó el tipo de cabeza con un casco más ligero. Se conservan los moldes de la figura y de estas cabezas antiguas.

Serie 42. Soldados Romanos. Bulto. Formación para presentación en caja.
Serie 42. Soldados Romanos. Bulto. Detalle lateral.
Molde para el cuerpo del soldado romano. Nótese el apéndice en el brazo para soldar luego el escudo.
Molde para las cabezas de los soldados romanos.

Serie 43. Cañón con disparo. Bulto.

En la página 28 del catálogo encontramos dos fotografías de cañón, entre la primera y la segunda varía sencillamente el tamaño. Junto al cañón vemos una cajita, era una pequeña cajita cilíndrica que contenía unos pistones que colocados en el interior y accionando el tapón con muelle, provocaba una pequeña explosión. Dicha cajita llevaba en la parte superior una etiqueta con un dibujo y las iniciales B.C. Baldomero Casanellas. Si observamos el detalle de una de las fotografías actuales veremos grabado en la parte superior el escudo español.

Página 28. Serie 43. Cañón con disparo.
Cañón con el detalle del escudo español grabado.

Etiqueta para la caja de municiones del cañón con disparo.

Páginas 29, 30 y 31. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto.

Las tres últimas páginas del catálogo están dedicadas exclusivamente a la Serie 44, que en tres cajas diferentes va incorporando gradualmente todas las figuras y diferentes carruajes y armas en tamaño bulto que constituyen el Ejército Español del momento.

Página 29. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 1

Las página 29, 30 y 31 muestran la misma serie, la 44, Combinación Tres Armas. Bulto. En tres presentaciones diferentes. Refiriéndose a tres armas incluyen la artillería, la infantería y la caballería, que vemos representados en la caja nº 1. Vemos dos trenes de artillería uno con cañón y otro con carro, soldados al paso con el oficial a caballo y luego una formación de lanceros.

Página 29. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto

Página 30. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 2.

La formación nº 2 de Combinación de tres armas bulto, incorpora además de algunos cornetas que preceden el tren de artillería y del carro, toda una fila de soldados en batalla y aumenta los soldados al paso y la caballería.

Página 30. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 2.

Página 31. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 3.

Página 31. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 3.

La formación nº 3 de la Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto. Muestra dos trenes de artillería con otros animales de tiro que llevan el carro de paja y un carro o tartana cubierto. También la infantería al paso y en batalla y la caballería, posiblemente lanceros. Como novedad incorpora un grupo compuesto por siete ciclistas de la Serie 28 Infantería Surtidos Ciclistas.

En la 1ª Exposición de Juguetes Baldomero Casanellas obtuvo la Medalla de Cobre, como se reconoce en el diploma que mostramos a continuación.

Diploma del Fomento del Trabajo Nacional 1914.

Mostramos algunas de las piezas que Casanellas trajo a Barcelona como resultado del viaje con Lleonart el 1912, como la caja de Spenkuch que escenifica la Guerra entre Italia y Turquía, que tuvo lugar entre 1911 y 1912, don profusión de figuras a pie y a caballo, edificios, vegetación y barcos. Todas las figuras son planas o de medio bulto, excepto el barco blanco en el centro que es de pleno volumen.

Spenkuch 1911-1912. Guerra Italo -Turca

Estos dos caballos, quizá de Heyde, pertenezcan posiblemente a esta época. Una muestra de las grandes figuras de pleno bulto pensadas posiblemente más para coleccionistas que para juguete infantil.

Dos grandes figuras de Heyde

1929 Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Barcelona

El año 1929 se celebra en Barcelona la segunda Exposición Internacional, la primera fue en el año 1888. Josep Capell Coixet, como “Sobrino de Baldomero Casanellas”, presenta en los recintos de la Exposición una vitrina que muestra toda su producción. La vitrina obtiene una medalla de oro que pasa a formar parte del encabezado de los documentos del negocio en los años siguientes

Diploma concedido a Sobrino de Baldomero Casanellas, Josep Capell Coixet

En el diploma vemos al fondo el Palacio Nacional construido para la Exposición Internacional, con los haces de luz procedentes de los reflectores que iluminan la noche, tal como puede verse todavía en la actualidad. Al frente las fuentes de luz y color de Montjuich, que también pueden admirarse en la actualidad. Las figuras tres figuras humanas son alegorias de las artes y las ciencias aplicadas a la industria

Gracias a la fotografia que se conserva de la vitrina, podemos reconocer una gran parte de las figuritas que en ella se muestran. Otras, por la dificultad del punto de vista o por deterioro de la imagen, son más difíciles de reconocer.

Los documentos gráficos con imágenes de que disponemos hasta el momento son básicamente :

1- Alabarderos, soldados al galope, toros y toreros, en el impreso de 1901 donde comunica a los clientes el cambio de domicilio al Pasaje Mariné

2- Fotografias de cajas con diversas formaciones de soldados, desde romanos a ejércitos del momento, nacionales y extranjeros, también figuras del toreo, todo en semibulto, bulto y extra en el catálogo de La Guerra de 1914

3- Fotografias del toreo extra e imágenes del taller en el año 1917 en la revista La Juventud Argentina

De 1914 a 1929 no disponemos de otra información visual o gráfica que nos informe de los cambios e incorporaciones que se fueron produciendo desde la publicación del Catálogo de La Guerra.

Medalla de Oro a Sobrino de Baldomero Casanellas, Josep Capell Coixet

La vitrina fue construida ex proceso para la exposición por el Sr. Cucurella, carpintero vecino del establecimiento y que todavía hoy se conserva con el legado. En el piso superior vemos al fondo la representación de los cuarteles de Jaime I y de Roger de Lauria, construidos a finales del s.XIX en Barcelona justo al lado del parque de La Ciudadela, antigua fortaleza militar. Hoy en dia dichos edificios forman parte de la Universitat Pompeu Fabra. Son pinturas realizadas sobre papel con pintura al temple. Con este fondo, forman diferentes regimientos de infanteria en primer plano y de caballería al fondo. En el piso inferior se muestran las figuras en cajas, tanto formaciones militares, como otros juguetes: Toros y toreros, futbolistas, animales del zoológico..

Vemos pues temas nuevos: los deportes han adquirido notoriedad y tenemos a la derecha de la plaza de toros un campo de fútbol con dos equipos enfrentados con sus respectivas porterías. En 1899 el Club de Fútbol Barcelona, el 1900 el Real Club Deportivo Español, el Club de Fútbol Europa, todos ellos en Barcelona, daban fe del éxito popular de este deporte, que en el resto de España sumaba muchos otros clubes por las misma fechas.

Otro tema nuevo en el repertorio es el que vemos en la esquina izquierda del piso inferior donde se adivinan las formaciones de animales del zoológico, con sus elefantes, jirafas, avestruces y otros animales.

También las películas de indios y vaqueros encuentran eco en el mundo del juego, como se ve en la segunda caja vertical empezando por la derecha, donde se aprecian indios y vaqueros a pie y a caballo

Los contactos entre fabricantes de juguetes fueron constantes, primero con la exposición organizada por el Fomento del Trabajo el año 1914 y después por diferentes exposiciones a nivel nacional, que culminan el 1929.

Medalla de cobre a Baldomero Casanellas en la exposición del Fomento el 1914

Mostramos a continuación una fotografía tomada muy posiblemente el año 1929 donde podemos reconocer a los hermanos Capell, en la primera fila empezando por la izquierda Baldomero Capell Coixet y a su lado con un ramo de flores en la mano Josep Capell Coixet, a su lado derecho Teixidó. En la segunda fila, el primero por la izquierda, Borrás, de Mataró, en la misma fial, en el centro, Paluzie.

Josep Capell Coixet, Sobrino de Baldomero Casanellas con otros fabricantes de juguetes en 1929

El espíritu industrial y comercial de Barcelona continua después de la Exposición Internacional de Barcelona, vemos aquí un diploma de 1930, obra del pintor Labarta, donde se representa nuevamente el Palacio Nacional, con las luces en el cielo de sus reflectores, las banderas internacionales y las alegorías correspondientes. El diploma se concede en este caso a Sobrino de Baldomero Casanellas por sus juguetes de plomo a título de colaborador

Sobrino de Baldomero Casanellas, Exposición de Barcelona 1930

Animales, granjas y fieras

El Zoo de Barcelona, creado después de la Exposición Internacional de Barcelona de 1888 en parte del que fuera su recinto, se formó en principio gracias a la colección particular de Martí Codolar. Para los niños ir al zoológico era una ocasión de admirar los grandes animales de la selva africana: jirafas, elefantes, felinos

Tempranamente Capell incorporó un nutrido grupo de animales de la selva formando un sencillo zoológico con sus vallas y visitantes, con figuras de bulto completo y semiplanas

Pero también las aventuras africanas, las cacerías, tuvieron una pronta demanda, con sus cazadores a caballo y a pie con fusil, como vemos en estas cajas con figuras de plomo

Caja de la cacería de fieras

Posteriormente en los años 40 se creó la caja de La Granja, con figuras de los moldes Schneider, y también algunas pequeñas figuras de bulto completo

Caja de La Granja

Ya en la época del plástico, la película Mogambo, del 1953, popularizó nuevamente el tema, así vemos en una de las fotografias del catálogo un nutrido grupo de nativos africanos, cazadores, entre ellos una mujer, y algunos animales de la selva.

Grupo de figuras en plástico inspiradas en la Selva Africana

Otros complementos a estas figuras de juego los podemos ver en las fotos de catálogo que siguen:

Chozas indígenas y parajes naturales
Choza africana, animales enjaulados, al fondo carro, diligencia y caravana del Oeste
Chozas indígenas

Indios y vaqueros

Al compás de los estrenos del cine de Hollywood con las películas de indios y vaqueros, un público infantil anhelaba tener entre sus juguetes aquellos búfalos, caballos, tiendas de indios, fuertes, en resumen visualizar la conquista del Oeste Americano y las luchas entre las tribus indias y los vaqueros y soldados

Entre las primeras producciones de Capell se cuentan grupos de vaqueros a caballo y de indios, en escenas como el asalto a la diligencia y de la caravana, además de figuras a pie. El tipo de figura es bulto, escultórico, mientras que la medida aproximada de las figuras a pie es de 45 mm. Caballo y jinete son independientes y cada figura ya sea a pie o a caballo precisa de entre dos y tres moldes como mínimo: uno para el cuerpo, otro para la cabeza, y normalmente un tercero con el atributo: un fusil, un hacha, una espada, que debe soldarse al brazo del cuerpo

Caja de Capell con diligencia y vaqueros, perseguida por un grupo de indios a caballo

Las novelas de José Mallorquí crearon en los cincuenta el personaje del Coyote, un héroe que defendía el legado indio e hispano en el incipiente estado de California. El personaje fue también llevado a la pantalla. La figura del Coyote, aquí nombrada como del “Enmascarado” ilustrada por Batet, fue representada sobre un caballo con fleje basculante y una indumentaria muy semejante a otro famoso personaje, el del Zorro.

En el fondo vemos la figura del Coyote, célebre personaje literario de los 50

Otro personaje que adquirió gran renombre fue Búfalo Bill, quien por cierto actuó en Barcelona entre 1889 y 1890. Posiblemente bajo la influencia de los estrenos de diferentes films sobres sus aventuras a finales de los 30 y principios de los cuarenta, se creó esta figura que reproduce su imagen legendaria. Lo vemos en la caja inferior entre un grupo de indios y persiguiendo a un grupo de búfalos, en este caso procedentes de molde Schneider

Bufalo Bill y grupo de indios persiguiendo búfalos con carreta detrás

Más adelante, pasada la Guerra Civil y ante la escasez de materia prima y la difícil situación económica del país, Capell y otros fabricantes, como Teixidó, optaron por producir grupos de indios y americanos a partir de los conocidos moldes Schneider. Son figuras de las que llamamos “especiales” o de semibulto. Estos moldes tienen dos grandes ventajas respecto de la producción tradicional, la primera es que se consume menos plomo ya que las figuras tienen menos volumen. La segunda es que cada pieza resume todo el conjunto de la figura: caballo y jinete son uno solo, las figuras de pie son una sola unidad de cuerpo, cabeza y atributo.

Los moldes de Schneider se venden en cajitas con una ilustración en la portada y un folleto de uso. De muy poco peso, no son de bronce, constan de dos lados, cada uno con una marca, L (left) o R (right) una marca de la empresa y el número.

En la Caja que vemos, de Capell, vemos dos diferentes modelos de indio a caballo, uno con cabellera de plumas y hacha y otro con pistola. Hay cinco modelos diferentes de figuras a pie, una de ellas arrastrándose y también una choza india. Las mismas posiciones de las figuras se fabricaban también en una medida más pequeña.

Fotografia de catálogo con las figuras de indios a pie y a caballo de moldes Schneider

Si bien los moldes fueron los mismos, la diferencia estaba en el pintado. Cada empresa pintaba las figuras y las presentaba de manera diferente, ya fuera cosidas en pie, o cosidas planas sobre el cartón.

Algunas de las figura semiplanas en diferentes colores.

En algunos casos veremos como Capell unifica en algunas cajas figuras semiplanas y otras de volumen completo.

A finales de los años cuarenta empieza a utilizarse el plástico como material base e irá paulatinamente sustituyendo al plomo: tiene menor peso, no es tan frágil y sobre todo tiene la ventaja que una parte del color de la figura ya puede venir dada desde la fabricación, facilitando así la tarea del pintado. Además, por regla general la figura se hacia toda de una pieza: cabeza unida al cuerpo y atributos: pistolas, arcos con flecha, fusiles, que iban ya unidos desde el molde. También es importante constatar que a diferencia de los jinetes y caballos de plomo, que estaban unidos por un anclaje del jinete a una perforación del caballo, la flexibilidad del material hacia innecesario este tipo de ajuste.

El mundo del lejano Oeste, el Oeste americano, no solo dio pie a la continuidad del tema y a la creación de nuevas figuras, sino que también favoreció la creación de complementos: fuertes de madera fijos y desmontables, las casas de la población: el banco, la oficina del Sheriff, la cárcel, el Saloon, la casa del Herrero, el rancho, el campamento indio, y también nuevas figuras como el prisionero con el palo del tormento, la india con el fogón, el indio que arrastra un tronco en un carro.. A continuación reproducimos fotografías del catálogo que se comercializaron tanto con la firma ALCA-CAPELL como CAPELL

Fort Bill , ref. 720, fuerte desmontable de madera, medidas 40 x 40 x 12 cms.

El Fort Bill de referencia 719, era prácticamente igual pero de medidas más pequeñas, 30 x 30 x 12. El Fort Sait, ref. 718 era un fuerte fijo, de medidas 32 x 25 x 10 cms.

A continuación mostramos otra fotografía del catálogo con diferentes casas de la población y entre medio de las casas dos indios con canoa y el prisionero con el palo del tormento.

Fotografia del catálogo con las casas referencia 723,724,725 y 726, así como las figuras 35 y 36

Además del Saloon y la casa del herrero,no podía faltar la carreta y la diligencia, cada uno de ellos guiado por un jinete con lazo y un par de caballos. Las medidas de las casas son de 20 x 12 x 12 cms.

Casa del Herrero y Saloon, ref. 727 y 728 y carreta y diligencia

En la foto que sigue veremos un campamento indio y una rancho. El rancho, ref. 721, media 40 x 25 x 15 cms., las mismas que el campamento indio, con ref. 722. En el caso del Campamento indio, se vendía con y sin piezas. En la foto lo vemos con dos tiendas, un jefe indio fumando la pipa de la paz, una india con el fogón y dos indios de rodillas apuntando un con un fusil y otro con un arco y flechas. Las tiendas indias eran de tela

Capell, campamento indio y rancho

Toros y toreros

Las figuras que pertenecen a la serie del toreo, con sus caballos, alguaciles, toreros, picadores, banderilleros, arrastres, Tancredo, salto de la garrocha, toros, son de las más antiguas de Casanellas y se fabricaron en dos tamaños, el de bulto o 45 mm. y el Extra de 54 mm. En un impreso fechado en 1901 ya aparecen representadas algunas figuras de tamaño bulto: caballo y picador con el toro embistiendo, torero con estoque y toro parado y torero citando, lo que da a suponer que posiblemente ya se fabricaban con anterioridad, posiblemente desde 1893 o antes, al igual que el resto de las figuras que se ven en el grabado.

Los moldes son de bronce. Normalmente para una figura sencilla hay un molde para el cuerpo y otro para la cabeza. Los moldes más complejos suelen ser los de los caballos, especialmente aquellos que están en movimiento, suelen precisar de pequeñas piezas accesorias para definir bien la barriga, el espacio entre las patas, las orejas y los posibles orificios para pasar las riendas o para el asiento del jinete

La pintura para las piezas de esta serie es de las más vistosas, ya que intentan reproducir los “trajes de luces” de los toreros, con sus vivos colores, dorados y plateados, bordados y en algunos casos lentejuelas.

El tamaño bulto

En el tamaño bulto llegaron a hacerse hasta 25 piezas diferentes: tres tipos de caballos, uno para el alguacil y dos para los picadores, de paseo y en acción con sus jinetes correspondientes. Las figuras de los toreros incluyen el torero con la capa recogida para el “paseillo” ante las autoridades, el torero con la capa caída en su brazo derecho, el torero con la capa detrás, el torero con la capa delante citando, el torero con la capa lateral i el torero con el estoque de espada. También tenemos los banderilleros en tres posiciones: con las banderillas altas, bajas y en posición de ataque. El toro está representado en tres posiciones: parado, en ataque y muerto. Para cerrar el tema tenemos las figuras del arrastre, con dos tipos de caballos diferentes, el mozo que tira de las riendas de los caballos y el mozo con el látigo, además del toro muerto ya citado.

Podemos ver a continuación las fotografías del catálogo de “La Guerra” que incorporan buena parte de estas figuras en bulto que ya se fabricaban en 1914

Página 14 del catálogo La Guerra representando todas las figuras de la serie Bulto que se fabricaban en aquel momento

Otras suertes que también llegaron a representarse son el Salto de la garrocha, ya representado por Goya en algunos de sus grabados, donde el torero se levanta sobre una vara y salta por encima del toro.

Salto de la garrocha

La otra es el Tancredo, suerte que tuvo una vida breve a principios del s.XX y en la que un sujeto vestido de blanco se situaba sobre una peana también blanca en medio de la plaza, creando expectación por ver si el toro se daba cuenta. Picasso lo representó también en sus grabados.

Molde del cuerpo y figura del Tancredo
Molde con dos cabezas de Tancredo

Los moldes de estas figuras fueron hechos prácticamente todos entre finales del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX. Fijémonos que los caballos del picador en la plaza no llevan la protección que fue impuesta como obligatoria en 1923, para minimizar el sufrimiento y la muerte rápida de tantos caballos, a la vez que el sangriento espectáculo

Las plazas de toros

Tenemos noticia por el artículo sobre la empresa “La Guerra” en la revista “La Juventud Argentina” del año 1917. Dicha revista conmemora la exposición de fabricantes de juguetes que se hizo en el recinto de la Escuela Industrial de Barcelona. Entre las fotografías, sobre el epígrafe “Una vista parcial del taller”, podemos ver al propio Casanellas sentado al fondo y en un plano más próximo, entre otros trabajadores, a su sobrino y continuador Josep Capell Coixet que en aquel momento tendría 18 años.

La Juventud Argentina, página 26. Exposición en la Escuela Industrial de Barcelona 1917

Casanellas en 1917 ya había lanzado al mercado las plazas de toros, de las cuales solo tenemos testimonio de las que se hicieron para el tamaño bulto o 45 mm. Se servían con las figuras cosidas, a veces planas y a veces de pie, con mayor o menor número de figuras.

Fotografía de catálogo con las figuras básicas de la Corrida en la plaza de toros grande, con figuras tamaño bulto o de 45 mm.

Las plazas eran de cartón, una litografía en el fondo representa el toril, el palco de las autoridades, el público, algunos toreros y los mozos, mientras que el ruedo puede verse en algunas imágenes sin decoración o bien en algunos casos representa la bandera española. Veremos ahora una fotografía en color de una plaza con menos figuras

Plaza de toros de Casanellas pequeña, vemos en el toril la marca La Guerra

La difusión de este tipo de plaza fue muy grande en España y en el extranjero. No siempre se ha sabido reconocer la atribución correcta, como pasa en la fotografía inferior, atribuida a otro fabricante. Si analizamos en detalle la litografia que representa el público en las gradas, veremos como aparece la marca LA GUERRA . En esta foto podemos observar alguna anomalía, como por ejemplo que el Alguacil, el jinete vestido de negro que está en el interior de la plaza, debería dejar su lugar al picador con la vara, que es quien debe estar en la plaza haciendo su faena.

Plaza de toros de Casanellas grande


Fragmento de la litografia que representa el público, vemos la marca LA GUERRA

Tamaño Extra

Entendemos por tamaño Extra el que toma como referencia una medida aproximada para las figuras de a pie de 54 mm. En el catálogo de La Guerra, página 22, ya encontramos las figuras básicas de esta serie, apreciando en ellas gracias al tamaño posiblemente, un mayor dinamismo, especialmente en el caballo y jinete del picador. Las diez figuras diferentes son: dos toros, uno parado y otro embistiendo, el “monosabio” o mozo con la oreja del toro en la mano, un caballo de picador frenando con el picador en acción, un banderillero en posición de ataque, el torero con la capa recogida para el desfile inicial, y tres toreros, dos citando con la muleta frontal y de lado y el tercero con el estoque. En las fotografías del catálogo vemos que las cajas componen grupos repitiendo algunas de las figuras.

Página 22 del Catálogo La Guerra, 1914, con las figuras de toreo tamaño extra

Con posterioridad se añadieron otras figuras para dar mayor vistosidad al conjunto, como el caballo de paseo para el alguacil y para el picador con sus respectivos jinetes. Así en total el número de figuras diferentes de la Serie Extras sumaría un total de trece modelos.

Picador y alguacil, tamaño extra con su caballo
Medio molde y caballo de picador serie Extra

Baldomero Casanellas los inicios

El 1897 Baldomero Casanellas Nugué, natural de Vilanova i la Geltrú, provincia de Barcelona,  inició con la marca LA GUERRA una actividad de fabricación artesanal de juguetes en estaño y plomo, que seguiría en sus temas y materiales los avatares de la sociedad del siglo XX bajo diferentes nombres comerciales: “Sobrino de Baldomero Casanellas”, “José Capell Coixet” “Casa”, “Capell”,  hasta la década de los sesenta.

Casanellas innova introduciendo la modalidad que se conoce como “bulto” o pieza corpórea, figuras que dada su complejidad se realizaban con varios moldes, todos de bronce, con piezas accesorias en su interior.  Hasta aquel momento las figuras se hacían con moldes de piedra o pizarra de solo dos piezas y eran planas o semiplanas.

Ya fueran soldados o toreros, las figuras se componían básicamente de cuerpo, cabeza y accesorios, la cabeza se introducía en el cuerpo, y los accesorios, hechos de estaño: sables, fusiles, espadas, instrumentos musicales etc., se soldaban, ya que las piezas estaban hechas de plomo, y dada su ductilidad podían doblarse y adaptarse a las posiciones requeridas.

Los moldes de los caballos, además de las dos caras del animal se componían de varias piezas, una superior para marcar las dos orejas,  y otras inferiores para marcar el bajo vientre y el espacio entre las cuatro patas para que quedaran torneadas. Existía un punzón superior para dejar un hueco en la montura por donde fijar los jinetes. Otra innovación de Casanellas fueron los caballos que se sustentaban sin peana.

No es de extrañar que figuras de algún competidor figurasen posteriormente como fabricadas por él, dado que cuando algunos de estos pequeños competidores cesaron, él solía adquirir los moldes si eran figuras de buena calidad. Es el caso de la espléndida Procesión del Corpus de Barcelona realizada por  Lleonart,  Casanellas compró los moldes y fabricó las figuras durante algunos años.

Gigantes y cabezudos de la Procesión de Corpus de Lleonart, Barcelona

El también grabador de reconocido mérito Eulogio González colaboró con Casanellas para la famosa Colección LLovera  y éste posteriormente se quedó con una parte de sus moldes. Actualmente puede verse dicha colección en el Museo Histórico Militar de Figueres, en el Castillo de San Fernando. La Colección está formada por más de 10.000 piezas que representan un ejército español de principios del s.XX, con los diferentes escalafones militares, caballos, ciclistas, intendencia.

La producción de Baldomero Casanellas se reconoce en algunos de sus artículos por la marca “LA GUERRA” como vemos sobre la cromolitografía del público en las plazas de toros,  también en algunos casos por las iniciales B.C. gravadas en la figura, como en los “Ciclistas de Infantería”, o ambas cosas, marca e iniciales,  como en la caja de municiones de los cañones con disparo,  entre otros.

Etiqueta de la caja de municiones con las iniciales de Baldomero Casanellas

Eligió Baldomero Casanellas como imagen de empresa la diosa romana Minerva, protectora de las artes y las ciencias como vemos en el impreso de  1901, donde comunica a sus clientes la nueva dirección del negocio y que reproduce entre otros modelos los Alabarderos, soldados con fusil, con bandera y a caballo y algunas de las figuras del toreo. Vemos pues dos de los temas básicos del juego de aquella época, el que llamaríamos ahora bélico y el dedicado a otros temas, como el toreo, el juguete para juegos de iglesia, o más tarde los deportes y las batallas entre indios y americanos.

Nos consta por una targeta datada de 1893, que Casanellas había constituido con un socio apellidado Ortiz una fábrica de juguetes, de nombre La Militar, en la Calle del Camp número 4, de la población de San Gervasio de Cassolas, posteriormente anexionada a Barcelona. El 1897 Baldomero Casanellas trabaja ya en solitario y a principios del s. XX se traslada a Barcelona, a medio camino de los barrios Gracia y de Sant Martí de Provençals, donde los talleres de escultores tenían constante faena con los encargos para la construcción del templo de la Sagrada Família.

LA GUERRA El catálogo de 1914

Coincidiendo con la Primera Exposición Nacional de Juguetes, celebrada en Barcelona el 1914 y ubicada en los salones del Fomento, Baldomero Casanellas edita un catálogo con los listados y fotografías en blanco y negro de sus artículos y merece una medalla de bronce por sus productos. En el catálogo de Casanellas hay básicamente figuras en dos tamaños, el “bulto” de 45 mm., y el “extra” de 54 mm, aunque también aparece una serie de semi bulto, la 1, y otra de semi extra, la 27. Todas las figuras  se presentan en cajas, cosidas al cartón y haciendo composiciones. Encontramos del ejército: infantería, caballería, artillería, músicos, ciclistas y motoristas, básicamente españoles y contemporáneos franceses, moros, ingleses y alemanes, y entre los antiguos sólo los romanos.  En la caballería: Lanceros al paso,  Guardia Civil de gala, Escolta Real, Húsares de Pavía, Caballería Mora, Caballería de Melilla al galope, Estado Mayor General, Guardia de Seguridad, Dragones Ingleses,  Coraceros franceses, Hulanos alemanes y Caballería de María Cristina y además los cañones y carruajes para la artillería rodada y la de montaña. 

Portada del catálogo de 1914

La serie 1, infanteria al paso, está compuesta por figuras semiplanas fundidas con moldes de bronce. Un caballo con oficial, Un soldado con corneta, otro con tambor, otro con bayoneta, con sable y con la bandera, además de dos modelos de palmera, doble y sencilla

El 1917 la revista “Juventud Argentina” dedica un número a la Industria Española de Juguetes y da cuenta de las instalaciones de la III Exposición-Feria  ubicadas en la Escuela Industrial de Barcelona.  Un artículo informa de las últimas novedades de Casanellas, entre ellas la fabricación de hermosas plazas de toros y nos muestra fotografías del taller y de su producción.

La Guerra de África y la Primera Guerra Mundial marcaron cambios en los uniformes y un mayor protagonismo para la artillería, las guerras navales, la aviación, cambios que se reflejaron en la creación de nuevos modelos motorizados, nuevas piezas de soldados, como los legionarios,  y también en el pintado de los uniformes.

También se fabricaron ornamentos para el altar, como candelabros, atriles, campanas, cálices, etc., juguetes para altares y capillas de madera con los que los niños recreaban el ritual de la misa, con “Misalín” incluido.

Ornamentos para las capillas y juegos de Iglesia
Capilla de madera con los ornamentos de iglesia

El juguete militar, el religioso y las artes del toreo marcaron la producción durante tres décadas, pero los deportes y otros juegos no bélicos salieron  pronto a escena. El 1925 Baldomero Casanellas cedió a su sobrino José Capell Coixet la dirección del negocio, nueva fase que veremos en un próximo artículo LOS JUGUETES DE CASANELLAS-CAPELL.

CASANELLAS-CAPELL

El año 1925 se hace cargo de la empresa con el nombre comercial “Sobrino de Baldomero Casanellas” su sobrino y ahijado José Capell Coixet,  primero colaborador desde la niñez, continuador en el negocio y luego sucesor y seguidor de la misma línea que su tío, creando nuevas figuras en plomo al compás de la demanda de su extensa clientela comercial y coleccionistas.

 El nombre de José Capell Coixet figura después de 1940 estampado en las cajas como timbre por el “Impuesto de lujo a metálico”. “CASA”  abreviación de Casanellas, es la marca con que se trabajó a partir de los años 40.  “Capell” también fue registrado como marca, rótulo y nombre comercial.

En el año 1929 se celebró en Barcelona la Segunda Exposición Universal en los nuevos recintos de la montaña de Montjuich.  Nuestra producción estuvo representada en una vitrina creada para esta ocasión y que todavía se conserva,  mereciendo una medalla de oro, la máxima concesión a que se podía aspirar. Dicha medalla y la obtenida el 1914 en la Primera Exposición Nacional de Juguetes figuran en impresos posteriores a 1930.   Entre  1914 y 1929 se hacen nueva figuras: Estado Mayor en caballería “extra”, cuadrigas de romanos, los futbolistas de los principales equipos españoles en su campo,  carreras de galgos, indios y vaqueros.

En listas de precios contemporáneas a la Segunda República aparece la Guardia Republicana.  Otra novedad fueron los soldados abisinios, así como “The Royal Lanceros”, la Guardia Irlandesa, la Infantería inglesa y la alemana y los coraceros franceses. Destacan las “figuras arte”, producción destinada a coleccionistas de tamaño superior al extra y que se servían en cajas de madera de doce unidades: Estado Mayor General, Lanceros en columna y Dragones en línea, con correajes, montura y bridas desmontables. La altura total de  caballo y jinete en “bulto” es de 70 mm., en “extra” 80 mm., y en “arte” 95 mm, (infantería bulto 45mm., infantería extra 54 mm.).  Del mismo tiempo son los cazadores y animales de la cacería de fieras con jirafas, avestruz, mono y felinos salvajes. 

Algunas de las figuras que produjeron tanto Casanellas como Capell, por avatares político-religiosos fueron retiradas de la circulación, sacrificándose los moldes correspondientes.

El hermano de José Capell Coixet, Don Baldomero, colaboró en la empresa y trabajó en ella como encargado después de 1939.  Anteriormente a la Guerra Civil el encargado de la empresa fue el Sr.Mateo, quien siguió al frente de la misma durante la época de socialización.

Pasada la Guerra Civil se fabrican falangistas y requetés, en caballería la Guardia Mora de Franco, los motoristas verdes de su Guardia y la artillería motorizada, tanques, carros blindados y camiones. El sidecar se fabricó en versión de carreras y militar.  Otra innovación posterior a los años cuarenta fueron las figuras con uno o dos brazos movibles: Guardia Civil, infantería, músicos, policía armada con y sin capote y vaqueros.   También se fabrican nuevos personajes civiles, como los de la caja “Viajeros al tren”: los pasajeros, hombres y mujeres de paisano, de pie y sentados el Jefe de la estación con la banderita y la pareja de la Guardia Civil. En los deportes esquiadores de competición, civiles  y trineos.

En la segunda mitad de los años cuarenta, el cine americano es fuente de inspiración para nuevas figuras: Robin Hood o Robin de los bosques, La Diligencia, La Policía Montada del Canadá, Búfalo Bill, y también héroes de la literatura popular como El Coyote, en caballo con fleje.   Se hizo el Parque Zoológico con fieras y  animales domésticos, en algunos casos con figuras planas de moldes extranjeros.

Caceria de fieras

Para complementar a indios y vaqueros también se fabricaron tiendas de campaña, caravanas, diligencias y en madera los primeros fuertes y unos quince modelos distintos de casetas de poblados americanos: la cárcel, la casa del “Sheriff”, el “Saloon”, incluso se hicieron pequeños campos de batalla en madera.

Robin Hood, los héroes de la leyenda
Asalto a la diligencia, indios, vaqueros y al fondo a la izquierda El Coyote

Gran parte de los artículos se siguieron sirviendo en cajas de cartón de diferentes estampados, con las piezas variadas y repartidas formando composiciones y cosidas al cartón, con etiquetas en la caja con la marca “CASA”. Una de las que tuvo mayor éxito fue justamente la que contenía en compartimentos separados un equipo de futbol con los once jugadores.

Los juegos de mesa también protagonizan esta etapa. Por los años 45 se hizo el famoso “HIPICAN ESTADIO CASA” que consistía en un estadio y un campo interior cuadriculado en el cual por medio de dados se iba avanzando la pelota en diferentes sentidos  hasta alcanzar el cuadro de un futbolista según un reglamento, además se podía jugar a carreras de galgos y de caballos, autos de carreras y motos.

Hipican Estadio CASA, foto del catálogo

También el “Futbol CASA” limitado a un campo con porterías y marcador.  Otro juego muy interesante es la “BATALLA TERRESTRE CASA”, que mediante el reglamento oportuno se podían mover las figuras, soldados, jefes a caballo, acorazados y tanques y al alcanzar una de estas piezas se podía ir eliminando a los enemigos si estaban en los cuadros que salían en el dado.

José Capell Coixet deja la fabricación al jubilarse, el año 1965. El próximo artículo lo dedicaremos a las figuras en plástico y juguetes de Alca-Capell.

ALCA-CAPELL la era del plástico

Las primeras figuras de plástico que se hicieron en España se fabricaron en Madrid con máquinas de inyección de pistón y moldes procedentes de los E.E.U.U. y con material recuperado. Estas figuras eran de varios colores mezclados, y no eran del agrado del público puesto que no estaban pintadas. El año 1946 José Capell Feliu, a la temprana edad de dieciséis años, adquirió toda la producción de dichas figuras y aprovechando la infraestructura y la experiencia del negocio familiar, se dedicó a pintarlas y comercializarlas. Las figuras eran aproximadamente de 60 milímetros, de plástico duro, se pintaron como Policía del Canadá y soldados de batalla caqui y se presentaban cosidas a un cartón en caja con diferentes formaciones.  Así inició la fabricación de figuras y juguetes en plástico, con el nombre comercial J. Capell Feliu hasta el registro de su marca ALCA-CAPELL.

Policia del Canadá y soldados de batalla caqui 6o mm.

Después de esta primera experiencia con el plástico, se adquirieron algunas de las primeras máquinas fabricadas en España de inyección de plásticos con husillo, que permitía mezclar los colorantes con el plástico y que éste saliera todo del mismo color.  Se transformaron, adaptaron y aprovecharon algunos moldes de figuras que se hacían desde muy antiguo en plomo, básicamente figuras montadas a caballo no desmontable, caballo parado con corneta y caballo al paso con fusil, pintados como “Policía montada del Canadá”, “Caballería caqui” y “Caballería azules”,  aproximadamente de 60 milímetros de altura, en plástico rígido. 

Policia del Canadá, con moldes para figuras de plomo adaptados al plástico

Molde de plomo adaptado para inyectar en plástico

Otros moldes aprovechados fueron un caballo encabritado de aproximadamente 55 milímetros de altura y otro al paso que se realizaron ya con plástico flexible.

Catálogo La Guerra 1914 , caballo encabritado
Molde para plomo del caballo encabritado adaptado a la inyección en plástico
Caballo encabritado en plomo y jinete caqui, izquierda, derecha caballo en plástico con vaquero

El plástico aportaba poco peso, facilidad de transporte y mayor resistencia a las roturas que el plomo, además de la rapidez de un proceso de fabricación industrial frente al proceso artesanal del plomo.

Posteriormente se fueron creando gran cantidad de nuevas figuras, tanto a pie como a caballo, en distintos tamaños. De la serie de indios y americanos en tamaño aproximado de 54 milímetros, adquirieron un gran éxito los indios remando en una canoa también de plástico, la india sentada con el fuego y con el asador, el palo del tormento con prisionero yanqui y otras figuras con una amplia gama de posiciones, estirados en el suelo, piernas flexionadas, todos ellos en plástico flexible.

Algunas de las figuras de vaqueros

Se fabricaron nuevos moldes para caballos en varias medidas y posiciones, caballos grandes corriendo, medianos al paso y sus respectivos jinetes,  caballos pequeños al paso de aproximadamente 40 milímetros, de altura, con sus jinetes indios y americanos correspondientes, que se presentaban también en cajas, pero sin coser, y en bolsas de celofán.

Como complemento a las figuras en plástico: formaciones militares, batallas entre indios y vaqueros, se realizaron algunos, castillos y fuertes con diferentes casas: la del Sheriff, el Saloon, etc.. en corcho, madera y cartón.   También se fabricaron en madera varias piezas: camiones,  tanques y cañones entre otras muchas.

El símbolo de la marca ALCA-CAPELL es una especie de pingüino del hemisferio norte: el “Alca” actualmente extinguido, que lleva un fusil al hombro y un sombrero que hacer referencia al apellido Capell, palabra que significa en lengua catalana sombrero.

Además de las figuras descritas de soldados, indios, americanos y caballos, se fabricaron también en plástico aviones interplanetarios, tanques, camiones pequeños y autos de turismo, estos últimos pintados en algunas ocasiones como taxi de Barcelona, en amarillo y negro. Otros juguetes en plástico fueron dominós, balanzas con sus pesos, ciclistas, una pistola silbato, un pequeño rompecabezas con piezas rectangulares movibles, etc.

Otros juguetes se realizaron por encargo, como las cajas de música en forma de casita, radios, pianos, juguetes torneados en madera: saltadores, peonzas con divertidas formas, alfileteros, etc.,

Su actividad como fabricante de juguetes se prolongó hasta el año 1955, si bien siguió produciendo artículos plásticos con la misma marca, ALCA-CAPELL. En la actualidad la fábrica radica en Rubí con el nombre de ALCAPELL.

En el momento que José Capell Feliu abandona la producción de juguetes en plástico se hace cargo de sus productos su padre, José Capell Coixet, hasta el momento de su jubilación, el 1963, con el nombre de CAPELL, nombre que apreciamos en las etiquetas de algunas de las cajas y en los últimos impresos.

Juguetes Capell Barcelona

Este blog quiere acercar a todos los coleccionistas y aficionados la historia y la información de que disponemos como sucesores de una saga familiar iniciada en Barcelona a finales del siglo XIX.

Muestra las tres épocas básicas de la empresa bajo diferentes nombres. Primero el iniciador, Baldomero Casanellas, con la marca La Guerra, entre 1897 y 1925, quién inicia la producción básicamente con soldaditos y figuras del toreo, amén de ciclistas y carruajes y también una línea de juguete de iglesia

Después su sobrino y continuador José Capell Coixet mantiene la producción de soldaditos actualizándolos al compás de los tiempos e incorporando nuevos temas vinculados con los deportes, el zoológico, indios y americanos y otros héroes del momento

La tercera época es la de su hijo, José Capell Feliu, que inicia la producción de algunas de estas figuras en plástico e incorpora otras nuevas, así como diferentes juegos de entretenimiento

Queremos además de mostrar en líneas generales las épocas y su producción, para lo que nos estamos basando en los artículos escritos por José Capell Feliu para la desaparecida revista Carrusel, profundizar en algunos aspectos tales como los moldes, los tamaños de las figuras, las diferentes series con todos sus modelos, los impresos..

El legado que queremos compartir cuenta con material gráfico, fotografías de catálogo, listas de precios y otros documentos que acompañan más de 60 años de actividad en el mundo del juguete, amén de los moldes y las figuras que han sobrevivido hasta nuestros días.

Iremos colgando poco a poco el material de que disponemos y aquél que vamos incorporando a medida que ordenamos e investigamos en nuestro legado con el objetivo de contribuir al conocimiento de nuestra producción y ayudar así a mejorar las atribuciones de otras marcas