El juego del Fútbol

En la entrada “1929 Exposición Internacional de Barcelona”, mostramos una ampliación de la fotografía de la vitrina ganadora de la Medalla de Oro donde podía apreciarse un campo de fútbol con sus porterías y jugadores, esta es la fecha que nos asegura el principio de su existencia, aunque es posible que se fabricaran antes.

A lo largo de tres decenios las piezas básicas del juego fueron las porterías, el marcador, las banderitas de córner, la pelota y ocho modelos diferentes de jugadores, entre ellos dos porteros, uno parado y otro cogiendo la pelota y además el árbitro. Los campos de juego fueron cambiando en medidas y materiales.

Capell. Molde para la portería grande
Capell. Molde para la portería pequeña
Capell. Molde para el marcador de goles y el marcador
Capell. Molde para las pelotas de fútbol

En este molde vemos como en un lateral hay un espacio para dos varillas que configuran el las pelotas de plomo un hueco donde introducir después un pequeño alambre recto, estas pelotas con el alambre se utilizaban en el juego del Futbol-Casa para desplazarse por el tablero.

Capell. Molde para los banderines del córner
Capell. Molde para el portero parado y vista frontal y posterior de la figura
Capell. Despiece del molde para el portero con los brazos levantados
Capell. Otra vista del molde para el portero con los brazos levantados
Capell. Figuras del portero con y sin pelota.

Las dos figuras que vemos en en la fotografía, son recreaciones actuales de este modelo, con cabezas que no pertenecen a estas figuras y pintado actual a partir de cuerpos auténticos.

Capell. Molde para el jugador con base en rombo.
Capell. Molde y jugador corre, corre.
Capell. Molde y figura jugador que corre.
Capell. Molde jugador base cuadrada
Capell. Molde y figura jugador regate.
Capell. Molde y figura jugador que chuta.

Los moldes que hemos presentado hasta el momento pertenecen a las figuras que son más conocidas de los últimos tiempos. En el registro de moldes existe otra serie de futbolistas más antigua con sus referencias, que están definidas como: Futbolistas liresma o refre, futbolista pequeño, portero con pelota en las manos, portero sin pelota parado, futbolista mediano, futbolista chutando, futbolista corriendo, futbolista paso muy largo y defensa casi parado. De toda esta serie de futbolistas más antiguos solo conservamos un molde, el del refre, adaptación del vocablo inglés referee, palabra con la que se designa al árbitro.

Capell. Molde y figura del árbitro.

Otra figura que tampoco se comercializó como tal pero que en algunos jugadores gustan de incluir, es la del juez de línea, de la que vimos varios modelos asociados a juegos de carreras en la entrada de Capell.

Capell. Fútbol CASA . Fútbol de Mesa

La caja del juguete “Fútbol CASA-Fútbol de Mesa” salió posiblemente a la venta en los años 30, aunque tal como la conocemos aparece en la lista de precios de 1946. La caja incluye un tablero-campo de fútbol en cartón, dos porterías de alambre con un red de hilo, diferentes de porterías de las que hemos visto los moldes, dos cubiletes de madera con sus respectivos dados, un marcador, dos pelotas unidas a un alambre para accionar mejor en el juego y un grupo de banderines-córner. Incorpora también unos cuantos letreros con los nombres de los principales equipos del momento y cartulinas con números par el marcador y también cartulina con números en rojo y en negro para el desarrollo del juego. El número total de jugadores es de once, diez que combinan y repiten los modelos ya vistos y un portero parado. Lleva además un folleto con las instrucciones que mostramos a continuación.

Capell. Portada folleto instrucciones Fútbol CASA

En la portada del folleto del juguete de Fútbol, apreciamos la marca CASA, marca que empieza a utilizarse pasada la Guerra Civil.

Capell. Instrucciones para el Juego de Mesa del Fútbol
Capell. Sobrino de Baldomero Casanellas

Este juguete, el Fútbol CASA, estaba patentado tal como deja constancia la portada del folleto. En la contraportada como nombre de fabricante, todavía aparece el de “Sobrino de Baldomero Casanellas”.

Capell. Hipican-Estadio CASA

Como ya vimos en la entrada de Capell, en el Hipican-Estadio CASA se recrean todas las carreras: galgos, motoristas, coches de carreras y caballos de competición, alrededor de un campo de fútbol, como vemos en la fotos, con su tablero, porterías, banderines, marcador, y como no los jugadores y pelotas y los barriletes para los dados.

Capell. Juguete de Fútbol

La fotografía superior pertenece a un catálogo de los años 40. Mientras que al fondo vemos una caja de figuritas en plomo, Estado Mayor y agregados con escolta, en primer plano aparece un juguete que parece hecho de madera, con unos muñecos articulados y una pelota que algún tipo de palanca debe poner en acción.

Capell. Caja con equipo de fútbol

Con la presentación que vemos en la fotografía superior se vendieron cajas de jugadores de los principales equipos de la época: Barça, R.C.D. Español, R.Madrid y Atlético de Madrid., cada uno de ellos con la etiqueta que reproducía el escudo y el nombre del equipo. La caja es en este caso del Real Club Deportivo Español, un club que nace en Barcelona el año 1900 y que visten como se ve en las figuras los colores blanco y azul, razón por la cual son comúnmente llamados “periquitos”. Como vemos, se reserva el primer espacio, el mayor, para el jugador “corre corre”, luego el portero y después nueve jugadores más que repiten algunos de los modelos.

Respecto las cabezas de los jugadores, con cabeza descubierta o con gorra si es el portero, mostramos un molde con cabezas descubiertas pero que no podemos asegurar sea el correcto, puesto que con el robo de de moldes de principios de los 60 desaparecieron moldes completos y partes de ellos. El que mostramos, al que le falta una parte, tiene dos cabezas descubiertas y tres cubiertas y tres brazos con armas, un fusil y dos pistolas. En algunas ocasiones los moldes se rectificaron para adaptarlos a las necesidades del momento.

Capell. Molde de cabezas descubiertas, con sombreros y brazos con fusil
Museo FIJAS de Sepúlveda. Futbolistas Capell

La fotografía superior está tomada en el Museo FIJAS de Sepúlveda, provincia de Segovia. Reviste interés esta composición que opone el equipo del Barça al del Atlético de Madrid porque nos muestra algunas figuras que pertenecen a los molde más antiguos y que dejaron de fabricarse. Aparte los porteros, el que de espaldas en primer término tiene las manos levantadas y el que está encuadrado en la portería al fondo, hay un total de seis figuras diferentes. De éstas nos parece que tres pertenecen a moldes antiguos y tres son modernas. De las modernas que hemos visto anteriormente faltarían tres modelos, uno de ellos muy parecido al antiguo.

CASANELLAS Y CAPELL EN MUSEOS, LIBROS Y BLOGS

Es nuestra intención en este apartado consignar aquellos museos donde las figuras de Baldomero Casanellas, las de Josep Capell Coixet y las de José Capell Feliu están representadas, con las marcas “La Guerra”, “Sobrino de Baldomero Casanellas”, “CASA”, “CAPELL” o “ALCA-CAPELL”.

Quizá el museo que cuenta con una mayor cantidad de figuras sea el Museo de Historia Militar ubicado en el Castell de Sant Ferran de Figueres, Girona. El castillo-fortaleza es una construcción militar de primer orden, el monumento de mayores dimensiones de Cataluña, construido por ingenieros militares entre los que destacan Juan Martín Cermeño y su hijo Pedro martín-Paredes Cermeño. Uno de sus pabellones alberga la Colección Llovera, obra conjunta de Baldomero Casanellas y Eulogio González por encargo del militar y coleccionista Artur Llovera. Esta colección, que reúne las formaciones y uniformes militares de la primera mitad de los años veinte, fue expuesta por primera vez en el Tibidabo hasta la llegada de la Segunda República. Posteriormente estuvo ubicada en el Museo Militar de Montjuich hasta que éste fue cedido por el Ejército a la Ciudad de Barcelona que decidió retirar las colecciones militares. El Castillo de Montjuich contaba con otras colecciones de tema militar, armas, maquetes, algunas de sus piezas pueden verse ahora en el Gobierno Militar de Barcelona, que organiza exposiciones temàticas.

La colección Llovera tras ser retirada y permanecer guardada durante años, vuelve a exponerse en Figueres en el Castillo de Sant Ferran, donde la falta de medios económicos hace que esta colección solo pueda ser vista pidiendo visita concertada. Cuenta con más de 10.000 piezas, todas ellas en formato Extra , 54 mm. de altura para la infantería. En la entrada de este blog dedicada a las figuras de tamaño Extra de Baldomero Casanellas en la Colección Llovera podemos encontrar más información.

En Figueres también se encuentra el Museu de la Joguina de Catalunya. Es un museo situado en el corazón de la ciudad, en el antiguo Hotel París, y que cuenta con una maravillosa colección de juguetes perfectamente expuestos y conservados. Cuenta con algunas figuras en tamaño bulto de toreros, animales de la selva y futbolistas, donación de principios de los 80 hecha por el propio Josep Capell Coixet, todo figuras de 45 mm.. Otras donaciones de particulares han incrementado la presencia de nuestras figuras, pero nos queda por hacer una revisión actualizada que por motivos de Covid no hemos podido hacer hasta el momento.

Otro museo en la provincia de Girona que cuenta con figuras, en este caso de la producción en plástico de ALCA-CAPELL, es el Museu d’Història de la Joguina de Sant Feliu de Guixols, situado en la Rambla de dicha ciudad en la provincia de Girona. También hay algunas figuras de plomo, como los pasajeros de la estación de tren de una impresionante maqueta.

En la ciudad de Barcelona el Museo Marés, al lado de la catedral, en la sección dedicada al juguete, cuenta con tres vitrinas con figuritas de la primera producción barcelonesa del S.XIX y con otras figuras españolas, alemanas e inglesas. Se muestra una formación de la 1rst King’s Dragoon Guard, posiblemente hecha en principio por encargo del coleccionista inglés afincado en Barcelona Leonard Rowe y que podemos situar en la década de los veinte. Podemos ver fotografías de las piezas de esta formación en las entradas de este blog que corresponden a los primeros años de “Sobrino de Baldomero Casanellas”. En el Museo, de momento, se hace imposible obtener ninguna información al respecto, puesto que carecen las vitrinas de esta sección de ningún tipo de rótulo o indicación para, además de gozar de la belleza de las piezas y su magistral exposición, alguna idea respecto quienes las fabricaron, cuando, donde y con que objetivos, información que nos parece básica entre los objetivos de un museo, el didáctico. La formación inglesa de Casanellas-Capell está en la vitrina entrando a la izquierda, rodeada de figuras del fabricante inglés Britains, una de cuyas formaciones recrea la coronación de Jorge VI en 1936.

Quizá el museo español que reúne una colección más amplia, por cantidad y por variedad, de las figuras de Casanellas y de Capell, sea el Museo FIJAS de Sepúlveda, en la provincia de Segovia, cerca de Madrid. Dicho museo reúne la colección particular del diplomático José Manuel Allendesalazar, básicamente de juguete español pero también europeo. Prácticamente puede encontrarse todo de la época del plomo: toreros, animales, romanos, formaciones militares, y confrontarlos en algunas ocasiones con la figuras de otras empresas. El museo tiene unos días fijos al mes para poder ser visitado y es recomendable consultar previamente y asegurarse la visita. La ciudad de Sepúlveda merece una visita y disfrutar de su oferta culinaria y de repostería, sin olvidar la olvidar el obligado paseo por Pedraza, donde con suerte podremos presenciar una fundición de figuras de plomo.

Museo FIJAS de Sepúlveda y José Capell Feliu, 2009

En Madrid, cito por referencias puesto que no he podido visitarlos, parece ser que hay expuesta una parte de la colección Llovera dedicada a la Armada, no puedo asegurar si se encuentran en el Museo Naval de Madrid o en el Museo del Ejército.

De la misma manera puedo decir que en el Museo IBER de Soldaditos de Plomo de Valencia, inaugurado el 2007, es posible que haya alguna figura de nuestra producción, pero según me han informado, posiblemente la atribución sea incorrecta.

Por el momento dejamos este apartado como está, a la espera de poder añadir otros pequeños museos repartidos por la geografía española y formados con la ilusión y el empeño de pequeños coleccionistas, que cuentan con algunas de nuestras figuras. Citaremos dos de pasada:

El Museo de Juguetes de Urrea de Gaén, en la provincia de Teruel, responde a una iniciativa particular del investigador Ignacio Martínez Ramirez. La población dista 75 Km. de Zaragoza y 157 de Lleida. Hay en el pueblo algunos establecimientos y casas rurales para pernoctar. El museo tiene una fantástica colección de casas de muñecas y otros muchos juguetes en unas condiciones de exposición inmejorables. Tiene algunas piezas de Lleonart y también de Ortelli. Dadas las condiciones actuales de Covid, se hace imprescindible informarse sobre la posibilidad de visita, que normalmente es los fines de semana.

En la población andaluza de Alfarnate, Alta Alxarquía,, en la provincia de Málaga, se encuentra el Museo de Juguetes Antiguos, donde, aunque no he tenido el gusto de visitarlo, se que podemos encontrar figuritas en plomo de Capell, Casanellas y Lleonart entre otros. Dicho museo responde a la iniciativa y tesón de Juan Alberto Vivas.

  • BIBLIOGRAFIA Y FALSAS ATRIBUCIONES
  • Libros sobre figuras y soldaditos de plomo

Exponemos en este apartado la principal bibliografía de la que tenemos conocimiento y en la que se cita y/ o se muestran piezas de nuestra fabricación.  Aprovechamos la ocasión para aclarar algunas atribuciones que a nuestro parecer son dudosas o erróneas, dándose el caso de que puedan ser atribuidas a otros fabricantes. 

José Manuel Allendesalazar en “Coleccionismo de Soldados”,( Editorial Everest, León 1978), reproduce de Casanellas y Capell parte de la famosa colección Llovera del Castillo de Montjuich,  Zaguanete de Alabarderos, Grupo de Caballería inglesa, Artillería motorizada y Alguacilillo.

Del mismo autor, Allendesalazar son los “Cuadernos de referencia FIJAS”, el nº 1 “Manual de Identificación de figuras españolas de 45 mm.” donde básicamente estudia Palomeque, Capell, García Castresana y Eulogio. El nº 2 “Corridas de Toros de Juguete (España, Francia, Alemania, Inglaterra)”. El nº 3 “Los Soldados de Palomeque (1911-1936)” conmemora el 70 aniversario. El nº 4 “Sánquez y la Familia Vázquez (Una dinastía de grabadores de juguetes)”. Revisten un gran interés por la metodología de estudio para diferenciar modelos y fabricantes, según forma de las peanas, cabezas, etc.

J.Corredor-Matheos a  “La joguina a Catalunya”, Edicions 62, 1981, Barcelona,  reproduce acertadamente barcos de guerra de 1925, el Servicio de la Cruz Roja, Equipo del Fútbol Club Barcelona con la marca “CASA”, pero se atribuyen a Teo unos ciclistas de B.Casanellas con las iniciales B.C.., y se nos atribuyen unos soldados españoles de la guerra de la Independencia hechos de lata que no creemos pertenezcan a la fabricación de Casanellas-Capell.

En el libro“The Art of the Toy Soldier” de Henry I. Kurtz &Burtt R. Ehrlich, , en la página 48 se reproduce la plaza de toros de Casanellas pero atribuida al fabricante alemán Heyde. Reconocemos en la cromolitografia del público la marca LA GUERRA.

En la exposición y el catálogo “El llegat dels Reis Mags”, Fundación Caixa Tarragona,  2007-2008, se atribuye a Payá un equipo de futbolistas del RCD Espanyol, cuando en la etiqueta de la caja puede leerse “Juegos y juguetes “CASA”,  marca propia que ya hemos citado.

LIBROS SOBRE FIGURAS Y SOLDADITOS DE PLÁSTICO

Juan Hermida publica el 2012 “Plastic Toy Figures Made in Spain” (Andrea Press. Madrid), una presentación por orden alfabético de los fabricantes y marcas españoles desde 1948 a 1978. En su ingente labor es loable la información que ofrece sobre empresas y modelos, ahora bien, no todo lo que escribe está contrastado, podemos hablar por propia experiencia. Dejamos constancia de algunos errores que a nuestro parecer pueden confundir al aficionado:

En la página 37 nombra una fotografía situada en la esquina superior derecha como “Caja de Capell sobre la guerra del Rif. Plomo, 45 mm. Cortesía de Luis Martínez”, como fabricantes no nos reconocemos en ninguno de los modelos ni estilos. En el mismo libro, observamos mirando el apartado dedicado a Agustín Teixidó, página 471, en la parte superior una caja con muchos de los modelos repetidos, figuras y aviones, dejando claro que la fotografía de la página 37 que se nos atribuye muestra en realidad figuras de Teixidó, posiblemente de la época de la Segunda República por el color de las banderas .

En la página 22 hace una gráfica de los años de actividad de los principales fabricantes españoles de figuras de plástico, volvemos a insistir que los datos son poco fiables. En nuestro caso y como se informa en el blog, la producción de figuras de juguete, soldados, indios y vaqueros, en plástico,abarca de 1946 a 1955, año en que se abandona la fabricación de juguetes para dedicarse a la fabricación de objetos de uso doméstico, manteniendo la actividad sus descendientes hasta el año 2019.

En el apartado dedicado a Alca-Capell: En la página 54 nos resulta difícil reconocer como de nuestra fabricación el palo del tormento con el indio atado, no aparece en listas ni en fotos de catálogo.

En las páginas 56 y 57, pocas de las figuras pueden reconocerse como nuestras. De la página 56 con seguridad ninguno de los conjuntos con caballitos pequeños es nuestro, es decir, el primero de la primera fila y los dos de la segunda. Mostramos en la entrada “Indios y Vaqueros” algunos ejemplos de figuritas de este tamaño que se parecen muchísimo pero que son de diferentes fabricantes. Respecto los otros tres conjuntos de esta página tienen más puntos de haber sido fabricados y/o comercializados por Capell y que respondan a convenios entre fabricantes para utilizar piezas de unos y de otros, veremos imágenes semejantes en una de las fotografías de catálogo en blanco y negro de Capell, lo mismo que la “Rarísima parihuela india para figuras de 60 mm” que encabeza la página siguiente, la 57, y que en la foto de catálogo el caballo arrastra encima un tronco de árbol con un indio. Los dos caballos de la derecha, los de 45 mm. al paso con y sin peana, son de nuestra fabricación. El resto de la página no tiene nada que ver con nuestros artículos, como curiosidad la fotografía “caravana de 45 mm. con cuatro caballos” de la página 57 se reproduce idéntica en la página 257 en el apartado dedicado a Lafredo.

Por otra parte, algunas de las figuras que estuvieron en el catálogo o en la lista de precios de Capell o de Alca-Capell, de la que en algunos casos conservamos los moldes, aparecen atribuidas a otros fabricantes, con los que no negamos pudieran tener algún tipo de convenio, sin poder afirmarlo. Los que mencionamos están en esta situación:

En la página 293 del fabricante Mairza, conservamos parte de los moldes de las figuras que se muestran, algunas ya reproducidas en relación a nuestros catálogos o listas de precios, otras no como las que siguen, un molde con dos figuras de indios y otro con un indio y un soldado:

Molde para inyección en plástico de soldado e indio con arco y flecha
Molde para inyección en plástico con figuras de dos indios

En la página 357, ángulo inferior derecho, vemos el “Raro paracaidista de Pech Hnos. Plástico y goma 60 mm.”, artículo que aparece en la lista de precios de Alca-Capell de 1954 y del que conservamos el molde.

En la página 603, con juguetes El TRONCO, muestra un indio que debería llevar dos flechas sobre un caballo.

Muchos son los aciertos e inestimable el trabajo de Juan Hermida, esperamos que en próximas ediciones, en la medida de lo posible, puedan subsanarse algunos errores.

Juan Martín García publica el 2014 “Reamsa, figuras de plástico 1951-1978”, donde estudia toda la fabricación ordenándola por series y temas, con fotografías de todas las piezas.

Jordi Viader Riera ha publicado entre 2018 y 2019 tres estudios con el título “Figuras Antiguas de Juguete Fabricadas en España”, el primero “Animales” el 2018, el segundo “Africa” también el 2018 y el tercero “Soldados” el 2019. Hace una comparativa muy interesante de imágenes del mismo modelo o muy similar según los diferentes fabricantes.

BLOGS

Son muchos los blogs que he consultado en estos últimos años por disfrute propio y con la intención de conocer mejor la información que circula por las redes. Algunos han sido una fuente constante de referencias. Voy a citar los principales que tengo presentes e iré añadiendo en un futuro próximo.

Una referencia indispensable el el blog sobre soldaditos de plomo españoles de Jaime Pla Soler: http:// dirydor.blogspot.com

Otro blog también sobre fabricantes españoles es el de José María Sanz Hermida: “Esos antiguos soldados de plomo” http://www.soldatplomb.blogspot.com

Esperamos mejorar y completar este apartado al que sumaremos las referencias bibliográficas.

Baldomero Casanellas 1914-1925

Después de la Primera Exposición Nacional de Juguetes de Barcelona de 1914 y el Catálogo de empresa “La Guerra” publicado por Baldomero Casananellas, el primer documento que conservamos es el artículo publicado en la revista La Juventud Argentina, resumen de los participantes de la cuarta feria del juguete español orientada al comercio con este país y que se celebró en la Escuela Industrial o antigua Fábrica Batlló durante el mes de agosto de 1917.

Portada del número dedicado a la Cuarta Exposición Nacional de Juguete
Página 28 de La Juventud Argentina

En la redacción del artículo Casanellas se presenta como el artífice de haber sabido reunir las figuras que fabrica y da cuenta de la aparición de un nuevo artículo, las plazas de toros, que vendrían a completar los grupos de figuras del toreo que se vendían ya a finales del s.XIX. El artículo de la revista tiene además el interés de mostrar una parte del taller de trabajo: vemos dos grandes mesas colmadas de series de figuritas sobre las que el mismo Casanellas al fondo y otros jóvenes, algunos casi niños, están trabajando. En el límite izquierdo está también trabajando en el taller nuestro abuelo, sobrino suyo, que cuando se hizo la foto debía rondar los 18 años. El techo es alto, con pequeñas bóvedas y vigas de madera vista, que todavía se conservan, y al fondo estanterías con grandes cajas de madera donde se guardaban las mayores de las figuras. Otro mueble también de madera con pequeños cajones cerrados con tapa deslizante y numerados era el que usaba para guardar las figuras pequeñas.

Fotografía aumentada de una parte del taller, 1917

En 1925 Baldomero Casanellas sintiéndose enfermo e imposibilitado para seguir dirigiendo el negocio, lo transfiere a su sobrino, Josep Capell Coixet, quien continua los proyectos empezados y los lleva a buen término, siendo reconocida la trayectoria de la empresa con una Medalla de Oro de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929.

A partir de 1917 y hasta 1925 no tenemos ningún otro documento de texto o foto que nos de pautas para hacer el seguimiento de la producción, pero sabemos que la afición y encargos de algunos particulares favoreció el desarrollo de diferentes líneas de trabajo que más tarde se reflejaron en mayor o menor medida en el catálogo.

Casanellas y la Colección Llovera

La que se conoce como Colección Llovera es un encargo compartido al grabador Eulogio González y a Baldomero Casanellas, un grupo de aproximadamente 20.000 figuras que recrean todos los cuerpos del ejército de su época en tamaño Extra. Esta colección estuvo expuesta hasta la llegada de la Segunda República en el Tibidabo. Estuvo también en el Museo Militar de Montjuich y desde hace pocos años se expone en el Castell de Sant Ferran de Figueres, Girona. Arturo Llovera i Grases (1989-1980) Marino de guerra, licenciado en Farmacia y Química y alférez de Regulares durante las guerras de Marruecos, según Allendesalazar, reunió información, dirigió y supervisó esta gran obra, que se considera acabada sobre 1926, aunque tenemos constancia de las visitas del Sr. Llovera al taller de Capell en fechas posteriores, como 1927, posiblemente para reponer alguna figura de la colección que había sido sustraída.

Mostramos a continuación algunas fotos de dicha colección tal como se expone en la actualidad en el Castell de Sant Ferran de Figueres, población donde puede se puede visitar también el Museo del Juguete de Cataluña, que cuenta también con figuritas militares. En las dos fotografía que siguen observamos toda una formación que lleva por título “Teniente General con su Estado Mayor y escolta de Cazadores. Como vemos los caballos del Estado Mayor son todos sin peana, con cola recortada, y pintados con colores de muchos matices diferentes, mientras que la escolta de Cazadores muestra dos columnas de caballos, en este caso el modelo con peana, cada una con un color diferente, negro la primera y marrón claro la segunda.

Casanellas
Teniente General con su Estado Mayor y escolta de Cazadores Col. Llovera, Figueres

Casanellas
Colección Llovera, escolta de Cazadores. Castell de Sant Ferran, Figueres

Casanellas
Colección Llovera, carro con cocina y Húsares de Pavía

Se conservan la mayor parte de los moldes no solo de las figuras sino también de los diferentes vehículos de la colección tanto de sanidad e intendencia como de artillería: camiones, carros, cañones, cocinas….. Mostramos a continuación el despieces de la cocina y algunos de los moldes.

Casanellas- Capell Despiece de la cocina de campaña
Casanellas-Capell, molde de la caja de la cocina de campaña
Casanellas-Capell parte del molde base con eje para ruedas de la cocina de campaña
Casanellas. Molde para el cañón Extra cerrado
Casanellas. Molde para el cañón Extra, abierto

Sería muy interesante ordenar, catalogar, todas las figuras que aparecen en la colección Llovera, quizá exista un inventario, quizá en el inventario se de fe de quién es el autor de cada figura, Casanellas o Eulogio, aunque poco importa puesto que fue un trabajo equipo. De momento nosotros solo contamos con nuestras listas, nuestras fotos, nuestros moldes y nuestras figuras, no todo, casi diría que por fortuna, puesto que casi setenta años de producción con las novedades propias de cada año y los cambios en el mundo militar, son muchos años para resumirlos aquí.

A continuación mostramos un molde de cabezas en tamaño Extra, podemos observar en una de las ramas diferentes cabezas de ros, de artillería y de infantería, además de una gorra de plato de oficial. En la otra rama podemos ver cabezas de cascos de gala posiblemente lanceros, otra cabeza con ros una cabeza que parece de marinero, una cabeza de legionario y otro de Regulares.

Casanellas, molde de cabezas tamaño Extra
Casanellas, figura de Regular o Askari tamaño Extra
Casanellas, molde y figura sin pintar de Regular o Askari

Colaboraciones e intercambios entre Baldomero Casanellas y Eulogio González

Mientras se fabricaron las piezas para la colección Llovera, debieron ser constantes los contactos y las colaboraciones para repartir grupos, figuras, fundido de piezas en moldes, pintado. A menudo vemos en artículos de especialistas atribuciones a Eulogio de figuras que nos parece son nuestras y viceversa. Yo creo que tarea tan ingente se llevó a cabo en un buen clima de colaboración y entusiasmo entre el mismo Arturo Llovera y los fabricantes implicados, Eulogio González y Baldomero Casanellas. Hay algunas diferencias que hacen reconocible desde el primer momento los caballos Extra de uno y de otro: los caballos de Eulogio tienen soldadas a las patas un doble ángulo de alambre que les da mayor estabilidad, los de Casanellas o llevan peana o se sostienen sencillamente sobre sus cuatro patas. Alguna pieza fabricada por Casanellas, como es la montura del caballo de tiro Extra, es la misma montura que usa uno de los caballos de Eulogio. En las fotografías que siguen lo mostramos.

A la izquierda caballo Extra de Eulogio, a la derecha caballo de tiro de Casanellas.

El molde que vemos a continuación es el de la montura que llevan ambos caballos. Está compuesto de tres partes.

Casanellas, molde de montura para caballo Extra

En la fotografía que sigue vemos los dos caballos, el de Eulogio y el de Casanellas, tal como salen del molde después de haber arrancado el material sobrante. La montura va soldada encima. Nosotros conservamos no solo nuestros moldes del caballo de tiro Extra y de la montura, sinó también algunas piezas del caballo de Eulogio.

Vista superior, arriba caballo de Eulogio y abajo caballo de tiro de Casanellas.

A continuación vemos una caja de dos pisos con artillería rodada, el armón y el cañón, además de los caballos de tiro. Las figuras de los caballos y los vehículos son idénticos a los de Casanellas, mientras que las figuras son propias de Eulogio. En la tapa de esta caja aparece el nombre de fábrica de J.J. Millet. Reproducimos la fotografía por gentileza del propietario de la colección, José María Sanz Hermida, de cuyo blog “Esos antiguos soldados de plomo” procede. Eulogio trabajó hasta 1910 como grabador en el taller de Antonio Pascual y cuando éste vendió el negocio a Millet lo hizo con la condición de mantener como encargado a Eulogio González, según Allendesalazar en el libro “Coleccionismo de soldados de plomo”.

Eulogio González. Artillería rodada. Colección de José María Sanz Hermida
A la izquierda caballo y trompeta de Eulogio, a la derecha caballo del Alguacil, Casanellas

En la fotografía superior vemos dos caballos en una posición de cabeza muy semejante, el de la izquierda es un Eulogio y el de la derecha, montado por un alguacilillo, pertenece a la época Capell o Sobrino de Baldomero Casanellas. Desconocemos para casi todas las figuras quienes fueron los artistas que diseñaron y moldearon estas piezas, entre los grabadores que trabajaron para Capell después de la Guerra Civil está el Sr. Cortés.

Otros Extras de Casanellas

A continuación mostramos fotos de catálogo posteriores a 1914 que muestran un incremento del número de figuras en tamaño Extra. En la fotografía que sigue tenemos como novedad respecto el catálogo de 1914 el tren de artillería ligera con los caballos de tiro.

En la foto inferior vemos un tren de artillería en este caso solo con cuatro caballos de carga y con dos caballos diferentes a los anteriores, sin peana, uno para el trompeta y otro para el oficial.

Casanellas
Artillería ligera Extra.

La caja que vemos a continuación es un equivalente en tamaño Extra de la que encontramos en el catálogo de 1914 con figuras en tamaño Bulto, “Combinación de tres armas”: infantería, caballería y artillería. Los modelos de infantería, tanto al paso como músicos, y de caballería, lanceros con trompetas,oficial y cazadores, con el mismo caballo, son los mismos que en el dicho catálogo. La novedad está en el espacio inferior con un tren de artillería ligera con seis caballos, muy semejante al visto en la foto anterior.

Casanellas
Combinación de tres armas Extra

En la fotografía que sigue vemos tres formaciones diferentes, la primera Extra, quizás Dragones en línea y lanceros con todos los caballos sin peana. La caja con romanos incorpora la cuadriga con cuatro caballos, observamos que los cascos de los romanos son diferentes de los de la caja de 1914. En la parte inferior un grupo de motoristas Extra, ya vistos con anterioridad en el catálogo.

Casanellas
Dragones o Lanceros Extra, romanos con cuadriga y motoristas Extra

En la fotografía siguiente vemos en la caja superior izquierda dos de los vehículos Extra que pueden contemplarse también en la colección Llovera, el carro de paja y la cocina. A la derecha otra novedad, en este caso en tamaño bulto, los zapadores en campaña, con su pico, pala y sierra, además de la mula. En la parte inferior un grupo con trece caballos y sus jinetes, el Estado Mayor General.

Casanellas
Carro de paja y cocina Extra, Zapadores Bulto en campaña y Estado Mayor General Extra.

Los ingleses de Leonard Rowe

El coleccionista inglés afincado en Barcelona Leonard Rowe encargó a Casanellas numerosas piezas de una colección especializada en uniformes ingleses en figuras de 45 mm. Algunas de estas piezas podremos verlas más tarde en una lista de precios de 1932. Recordemos que ya en el catálogo de 1914 podían verse algunas formaciones inglesas. Podemos encontrar la infantería escocesa, los granaderos de la Guardia Real, la caballería Life Guards y muchos otros, algunos en museos, como la formación que se muestra en el Museo Marés de Barcelona. Se supone que la colección de L.Rowe se inició en tiempos de Casanellas y fue seguida por su sobrino José Capell Coixet.

Casanellas-Capell 1st King Dragoons Guard Museo Marés Barcelona

Casanellas-Capell 1st King Dragoons Guard
Casanellas-Capell Trompeta 17th Lancers

Casanellas-Capell Oficiales, trompetas y lanceros ingleses coloniales
Casanellas-Capell molde con cabezas de ingleses
Casanellas-Capell cuerpo sanitario de policía

En la fotografía superior tenemos la misma figura vista por delante y por detrás. En la foto anterior donde se ve la cabeza del molde, la tenemos de perfil. En el brazo izquierdo, aunque con parte de la pintura desprendida, se ve el brazalete con la cruz roja pintada. Si observamos la espalda y el dorsal de la figura, es evidente que los relieves que se manifiestan bajo la pintura no coinciden con el pintado. Los moldes de los cuerpos se utilizaban para muchas figuras diferentes, solo el pintado le daba la identidad final.

2 El catálogo de La Guerra de 1914

Este catálogo vio la luz el año 1914 con motivo de la Primera Exposición de Juguetes celebrada en Barcelona y preparada con años de antelación por el Fomento Nacional del Trabajo y los emprendedores de este sector. El año 1912 Baldomero Casanellas y Víctor Lleonart, ambos amigos y fabricantes de soldaditos de plomo hicieron un viaje por Suiza, Alemania y Francia, visitaron Berlín, posiblemente Nuremberg y París y recogieron información y muestras que dan idea de la producción de estos países a pocos años de la Primera Guerra Mundial, guerra que daría un giro total en las unidades militares y sus uniformes.

El catálogo de “La Guerra” de Baldomero Casanellas reúne fotografías en blanco y negro de su producción dispuesta en cajas junto con su descripción y los precios. De esta fecha, 1914, hasta 1963, año en que su sobrino y sucesor Josep Capell Coixet cesó la actividad, quedan pocos documentos, tan solo una lista de precios de la época de la Segunda República, una ampliación de lista datada el 1947 y algunas listas de los años 50, mientras que hay abundantes fotografías en blanco y negro posteriores a la Guerra Civil. A pesar de ser pocos los documentos, muestran la incorporación de nuevos temas, algunos militares: sobre 1932 la Guardia de Asalto y la Guardia Republicana y a partir de 1939 la Guardia Mora y otros cuerpos de reciente creación, otros nuevos deportes y nuevos mitos a menudo vinculados con el cine.

En este apartado ofrecemos el acceso a todas las páginas del catálogo facilitando además cuando es posible fotografías en color de dichas piezas y de los moldes de procedencia.

Portada del catálogo de La Guerra 1914

Texto de introducción al catálogo La Guerra 1914
Página 2 del catálogo lista de precios Series 1 a 18
Página 3 del catálogo, lista de precios Series 19 a 44.

En el catálogo las cajas vienen numeradas por series, en cada serie podemos encontrar diferentes presentaciones con más o menos figuras. En futuras listas de precios esta ordenación por series se mantiene pero naturalmente las numeraciones van cambiando. Empezaremos por las series de Infantería, tanto la ordinaria o de semi-bulto, la de bulto o 45 mm. y la Extra de 54 mm.

INFANTERIA. Series 1 a 13.

Página 4 del Catálogo. Series 1 y 2. Infantería al paso Medio Bulto y Infanteria al paso Bulto.

Página 4 del catálogo. Series 1 y 2.

Serie 1. Infantería al paso (ordinarios) 1/2 bulto. Página 4 del catálogo

En la foto que sigue observamos cuatro figuras diferente, palmera y caballo con jinete y dos figuras a pie incompletas. La palmera pertenece a un molde, el caballo con jinete a otro y los soldados a pie a otro. La figura que aparece pintada en caqui es posterior a la edición del catálogo.

Serie 1. Infanteria al paso (ordinarios) 1/2 bulto.

En esta foto se muestra el molde de las figuras a pie, como vemos cada una de las figuras tiene proporciones y posiciones ligeramente diferentes, para dar mayor variedad y naturalismo a la formación. Este molde fue utilizado primero para fundir figuras en plomo, como observamos por las tres chimeneas o bebederos superiores, por donde entraba el plomo. En los años 40, fue transformado para inyectar figuras en plástico, vemos como las chimeneas sobre las cabezas fueron tapadas y como aparece un agujero central desde donde el material se reparte por canales a las tres figuras, junto con los agujeros por donde se sujetaba el molde a la nueva máquina.

Molde en bronce. Serie 1. Tres figuras al paso. Infantería. Ordinarias o de medio bulto.

Serie 1. Infantería al paso. Caballo con jinete.
Molde en bronce de dos soldados con mochila, ordinarios o semiplanos

Este molde muestra dos figuras también de semibulto, al paso con mochila, pero que no llevan armas y no aparecen en la foto del catálogo.

Serie 2. Infantería al paso Bulto. Página 4 del catálogo

Las formaciones que observamos a continuación son muy similares a las de la Serie 1, pero las figuras son de pleno volumen o bulto, completamente tridimensionales. En la fotografía que sigue vemos tres soldados al paso con mochila y el arma en tres posiciones diferentes. El primero por la izquierda con la trompeta y fusil colgado a la espalda, el segundo con el fusil al hombro y el tercero al frente. Observemos en la foto original como los oficiales, tanto el que va a pie como el que va a caballo, llevan la gorra plana.

Serie 2. Infantería al paso. Bulto.

Página 5 del catálogo. Series 3 y 4. Infantería en batalla. Bulto. y Infantería Guardia Civil

Página 5 del catálogo. Series 3 y 4.

Serie 3. Infantería en batalla. Bulto.

En estas dos cajas de la Serie 3. vemos en acción las figuras de la serie previa: corren los trompetas, los oficiales con el sable, el soldado con la bandera y los soldados con fusil, mientras que apuntan los soldados a pie y de rodillas, dirigidos por un oficial a caballo, en total seis figuras a pie, más el oficial montado a caballo.

Serie 4. Infantería en batalla. Bulto. página 5

Serie 4. Infantería Guardia Civil. Bulto.

En el grupo de Infantería de la Guardia Civil encontramos cuatro figuras diferentes a pie más el jinete montado a caballo.

Serie 4. Infantería Guardia Civil Bulto.
Serie 4. Infantería Guardia Civil Bulto. Oficial a caballo.

Página 6. Series 5 y 6. Infantería firmes. Bulto. Infantería músicos. Bulto

Página 6 del catálogo. Series 5 y 6.

Serie 5. Infantería firmes. Bulto.

En esta serie, Infantería firmes bulto, vemos como todas las figuras tienen los pies juntos, todos llevan en la cabeza el ros excepto el oficial y el portador de la bandera. El oficial está de pie con la espada derecha y la espad levantada, o bien montado a caballo. Los soldados están en dos posiciones, con el fusil lateral apoyado en el suelo o bien el fusil levantado delante. En total pues seis posiciones diferentes.

Serie 5. Infantería firmes. Corneta.
Serie 5. Infantería firmes. Bulto. Oficial con el sable levantado
Serie 5 Infantería firmes bulto. Soldado con el fusil lateral
Serie 5. Infantería Firmes. Soldado con fusil cruzado.

Serie 5. Infantería firmes. Bulto. Caballo del oficial

Serie 6. Infantería Músicos. Bulto.

En las dos fotografías del catálogo donde se representa la Infantería de músicos en tamaño bulto, todos ellos están desfilando al paso. Más adelante, en la primera de las fotos de la serie 39. Batallón firmes bulto, encontraremos una formación de músicos en posición firmes, con los mismos instrumentos.

Serie 6. Infantería músicos bulto. Ambos músicos aparecen representados en la fotografía, aunque podemos apreciar sutiles diferencias en el uniforme: gorra, cuello y raya pantalón.

Medio molde con algunos de los instrumentos que toca el grupo de músicos.

Página 7. Series 7 y 8. Infantería Melilla.Bulto y Alabarderos Bulto.

Página 7 del catálogo. Series 7 y 8.

Serie 7. Infantería Melilla. Bulto.

Página 7. Serie 8. Alabarderos. Bulto.

Los Alabarderos, tanto en Bulto como en Extra son de las figuras más antiguas y apreciadas de Casanellas. En la foto del catálogo los vemos en cinco posiciones diferentes. Mostramos en la foto en color una formación de músicos que no aparece en este catálogo. Como vemos las figuras se muestran al paso.

Alabarderos Bulto. Banda de música

Mostramos también el molde de la figura al paso y una parte del molde del músico con tamboril.

Casanellas Molde de Alabardero al paso Bulto 45 mm.
Casanellas Parte del molde del Alabardero músico con tamboril Bulto 45 mm.

Página 8. Series 9 y 10. Infantería Francesa. Bulto y Infantería Mora

Casanellas La Guerra Página 8 del catálogo. Series 9 y 10.

Serie 9. Infantería Francesa. Bulto.

En las fotografías del catálogo observamos un total de siete posiciones diferentes para las figuras de la Infantería Francesa. Los moldes para los cuerpos de estas figuras eran a menudo los mismos para diferentes ejércitos, mientras que las cabezas se fundían por separado en moldes que normalmente eran de diferentes cabezas. Luego la pintura adecuada confería a la figura su identidad final.

Casanellas Serie 9. Infantería Francesa. Bulto.

Serie 10. Infantería Mora. Bulto

En las fotografías del catálogo apreciamos hasta siete posiciones diferentes de la Infantería mora, aunque posiblemente todas fueran elaboradas a partir de cuatro moldes básicos. Las diferentes cabezas, con turbante o fez y las armas más o menos inclinadas según la posición de los brazos acaban de dar mayor variedad al conjunto.

Casanellas Serie 10. Infantería Mora. Bulto.
Casanellas Molde Serie 10 Infantería Mora.

Casanellas Molde Serie 10. Infantería Mora
Casanellas Molde Serie 10. Infantería Mora.
Casanellas
Molde Serie 10 Infantería Mora.

Página 9. Series 11 y 12. Infantería Inglesa al paso y en batalla. Bulto

Casanellas Página 9 del catálogo. Infantería Inglesa Series 11 y 12.

Lamentamos de momento poder ofrecer tan solo imágenes en color de la Infantería Inglesa al paso.

Casanellas Serie 11. Infantería Inglesa al paso. Bulto.

Página 10. Series 13 y 14. Infantería alemana. Bulto. y Toreros Lidia. Bulto.

En esta página vemos dos series, la nº 13 donde acaban la series dedicadas a los grupos de infantería tamaño Bulto, y la 14, que muestra las suertes del toreo en tamaño bulto. El toreo está tratado de momento de manera independiente, mostrando las cajas cilíndricas que no aparecieron hasta el año 1917.

Casanellas
Página 10 Infanteria Alemana y Toreros de Lidia
. Series 13 y 14.

En la fotografía en blanco y negro del catálogo podemos observar un total de seis figuras diferentes, basadas prácticamente en tres moldes diferentes: de pie corriendo, de pie apuntando y de rodillas.

Casanellas
Página 10. Serie 13. Infantería Alemana Bulto.

Página 10. Serie 14. TOREROS DE LIDIA

La Serie 14 en las páginas 11 y 12 está dedicada a los Toreros de Lidia en tamaño bulto, encontramos las figuras en gesto e indumentaria para el paseillo: el alguacil, picador y toreros con la capa recogida, las figuras en posición de toreo: toro parado y toro quieto, banderilleros en tres posiciones diferentes, picador con la vara y los toreros en tres posiciones. También figura el arrastre, con cuatro caballos y sus respectivos mozos. Todavía no se habían comercializado las plazas de toros, cosa que veremos el 1917. Podemos ver parte de estas figuras en la entrada del blog dedicada a este tema.

Página 11. Serie 14. Toreros Lidia.

Casanellas Página 11. Serie 14. Toreros Lidia.

Páginas 12 a 18 CABALLERÍA. Series Bulto 15 a 26 . Serie 27 Semi-Extra

La Caballería en tamaño bulto comprende la Series 15 Lanceros al paso, Serie 16 Caballería Guardia Civil, Serie 17 Escolta Real, Serie 18 Húsares de Pavía, Serie 19 Caballería Mora, Serie 20 Caballería de Melilla, Serie 21 Estado Mayor General, Serie 22 Guardia Seguridad, Serie 23 Dragones Ingleses, Serie 24 Caballería Francesa Coraceros, Serie 25 Hulanos Alemanes y Serie 26 Caballería Mª Cristina. La serie 27 presenta otra versión de la Caballería de Maria Cristina en un tamaño un poco mayor, el Semi-Extra. En total hay once modelos de caballo diferentes, normalmente cada formación tiene su propio caballo, pudiendo incorporar el trompeta un modelo diferente. Algunas formaciones repiten caballo mientras que en el Estado Mayor General hay mayor variedad. Respecto los jinetes creemos mostrar los correctos, cuando no estamos seguros, preferimos no mostrarlos.

Página 12. Series 15 y 16. Lanceros al paso y Guardia Civil. Bulto

Ambas series comparten el modelo de caballo, excepto para los trompetas. Los lanceros presentan cinco modelos diferentes: trompeta, oficial, portaestandarte, lancero y batidor. Parece apreciarse en la fotografía que el oficial o mando lleva una chaqueta más obscura. En el caso de la Guardia Civil tenemos tres modelos de jinete, el trompeta, el oficial y los batidores.

Página 12. Series 15 y 16, Lanceros al paso y Guardia Civil. Bulto

Casanellas
Caballo para los trompetas de Lanceros y Guardia Civil. Bulto.
Casanellas
Caballo para Lanceros y Guardia Civil. Bulto.

En la fotografía que sigue mostramos dos figuras de esta serie, una con lanza y un batidor. Observamos que el uniforme que llevan tiene el casco plateado, que cinturón y bandolera son negros y que los pantalones muestran una franja de color blanco, doble franja en el uniforme real. Esta uniformidad se corresponde con la vigente entre 1804 y 1905, a partir de 1909 los pantalones debían llevar una doble franja roja y la bandolera seria blanca para uniforme de gala y negra para diario. Más adelante, en la página 23 encontraremos la Serie 37, Lanceros en tamaño Extra, y veremos como la uniformidad ya está actualizada.

Casanellas Lanceros Bulto Serie 15

Casanellas
Serie 16. Caballería Guardia Civil . Oficial. Bulto.

Página 13. Series 17 y 18. Escolta Real y Húsares de Pavía.

Página 13. Serie 17 Escolta Real y Serie 18 Húsares de Pavía. Bulto.

Serie 17. Escolta Real. Bulto.

El caballo para esta serie es un caballo al paso con la curva del cuello muy marcada, la crin peinada y la cola recortada. Veremos también el molde del caballo y el molde del jinete, donde se aprecian las charreteras que diferencian este cuerpo. El casco con las plumas y las espadas completa el juego.

Serie 17. Caballo de la Escolta Real. Bulto.
Molde para el Caballo de la Escolta Real
Molde para el cuerpo del jinete de la Escolta Real y Jinete, oficial, con cabeza y espada.
Molde para las cabezas y las espadas de la Escolta Real
Serie 17. Trompeta Escolta Real. Bulto.
Serie 17. Escolta Real. Formación. Bulto.

Observamos que el color del uniforme de los trompetas es rojo, mientras que oficiales y soldados con fusil lo llevan de color azul. Lamentamos no disponer de suficientes caballos para asignar a cada soldado el color del que le podría corresponder por tradición o bien acertar en el color de la mantilla. Vemos en la fotografía en color de la formación soldados trompeta, oficiales y con fusil, estos últimos no aparecían en la foto en blanco y negro.

Serie 18. Húsares de Pavía

En esta serie encontramos un nuevo caballo. Algunas veces es fácil confundir los caballos, la forma de la peana y la disposición de las patas ayuda a diferenciarlos, pero en algunos casos las diferencias son más sutiles, como por ejemplo si la cola está entera o recortada, o el ángulo entre cabeza y cuello, que indica una posición diferente de la cabeza. También las bridas son una referencia, así como los volúmenes de la montura, o el tipo de crines. Aún así a veces hay que recurrir a los moldes, puesto que hay diferencias muy sutiles entre piezas aparentemente iguales, por no decir el tamaño, que es el que marca desde el principio la diferencia.

En los Húsares de Pavía mostramos el molde del caballo, el jinete y un molde de cabezas entre las que figuran algunas de húsares.

Caballo para los Húsares de Pavía. Bulto.
Molde para el caballo de los Húsares de Pavía
Casanellas
Molde para el cuerpo de los Húsares de Pavía y también la Caballería
de Mª Cristina. Bulto.
Molde con diferentes cabezas, entre ellas el chacó de los húsares.
Serie 18. Húsares de Pavía. Formación. Bulto.

En la fotografía en color con la formación de Húsares de Pavía, apreciamos que las cabezas visten el chacó con cordón amarillo. En las tropas que están representadas en la foto del catálogo ninguno de ellos lleva cordón, y si se diferencia una figura con el chacó más alto, el que corresponde a los exploradores.

Página 14. Series 19 y 20 Caballería Mora y Caballería Melilla al galope. Bulto.

Ambas series, la Caballería Mora y la Caballería de Melilla, aunadas en una sola página, son el reflejo de las campañas africanas del s.XIX en el Norte de África.

Serie 19. Caballería Mora. Bulto.

La serie 19, Caballería Mora , muestra un solo tipo de caballo, más bien un poco plano pero con mucho movimiento. El molde para los cuerpos es el mismo para todos, mientras que para la cabeza domina el turbante y en la foto nº 2 el abanderado parece vestir un fez. Las armas son gumía y espingardas básicamente.

Página 14. Series 19 y 20. Caballería Mora. Bulto.

Las figuras por series que se vendían en cajas, podían ir fijadas a estas en plano o derechas. Se marcaba sobre el cartón con un punzón los agujeros por donde debían pasar los cordoncillos y luego pasaban a atarse la figura. Normalmente este trabajo era realizado por mujeres. En esta época la propia esposa de Baldomero Casanellas, Rosa Coixet estaba al frente de dicho taller, y entre las trabajadoras ocasionales del mismo hemos descubierto recientemente la colaboración de La Bella Dorita.

Caballería Mora. Presentación en caja.

La pintura de las figuritas de Casanellas y después de Capell, fue notable por la calidad en los acabados. Él mismo estaba al frente del taller ayudado por oficiales y aprendices. Aún así podemos apreciar que hay figuras pintadas de manera muy sencilla, como los caballos que aparecen en la caja, mientras que otros, como el que vemos con el jinete moro del fez, tienen una pintura muy esmerada, reproduciendo con detalle los relieves.

Caballería Mora.
Molde del caballo moro.
Caballería Mora. Jinete con capa. Uno con turbante y otro con fez.
Caballería Mora. Molde de jinete con capa.
Caballería Mora. Molde de armas: Gumías y Espingardas.

No disponemos de documentos gráficos fiables después de 1914 hasta prácticamente pasada la Guerra Civil, aunque posiblemente algunas de las fotos del catálogo de los años 40 y 50 muestren formaciones anteriores a 1936. En esta serie, como en otras, es posible que se produjeran cambios, nuevos modelos de caballo y de jinete.

Serie 20. Caballería de Melilla al galope.

En esta serie vemos aparecer un nuevo tipo de caballo, algunos le llaman “encabritado”, nosotros le llamamos “escape”. Los jinetes que se ven en las fotos son el trompeta, el abanderado, el lancero, oficial y fusiles. No podemos apreciar con detalle el color del uniforme, en algunos casos parece claro y en general oscuro. Si parece que el casco sea más claro. No pudiendo reproducir los originales, mostramos una formación en caqui más reciente presentada en caja. Si nos fijamos en el lateral de la misma, aparece en la etiqueta la marca “CASA” registrada por Josep Capell Coixet después de “Sobrino de Baldomero Casanellas”

Caballería al galope. Formación en caja.
Casanellas
Caballo “escape” o “encabritado” .

Este caballo tuvo un gran éxito por su estabilidad, volumen y movimiento. A finales de los años 40 cuando el plástico hizo su aparición como substituto de las figuritas de plomo, el molde fue adaptado para la inyección en plástico y se le añadió en el espacio que había sido de la chimenea o bebedero, una figura de jinete indio. A la izquierda vemos ambas figuras inyectadas en plástico y pintadas.

Molde del Caballo “escape” adaptado al plástico.

Página 15. Series 21 y 22. E.M. General y Guardia Seguridad. Bulto.

Página 15. Series 21 y 22. E.M.General y Guardia Seguridad. Bulto.

Serie 21. Estado Mayor General. En las fotografías de esta serie se muestran seis tipos de caballos con sus jinetes, todos diferentes, todos ellos o bien ya los hemos visto o los veremos en breve. Podemos reconocer entre los jinetes algunos Generales y quizá también Ayudantes de Campo, así como Escolta Real, Lanceros y Húsares de Pavía. Un caballo que solo vemos en esta serie es el que llamamos “caballo de general antiguo”:

Molde del “Caballo de General Antiguo”

Serie 22. Guardia Seguridad. Bulto

Lamentablemente de esta serie no podemos mostrar una imagen del jinete que garantice su identidad y colorido. Hay que decir que en esta época el cuerpo de lo que llamamos Policía, tenía en Europa uniformes muy similares, cascos incluidos, casi todos de color azul oscuro. Sí en cambio mostramos la figura del caballo parado, del cual encontramos diferentes versiones, en dos tamaños diferentes, aquí veremos el pequeño, en otro molde sin bridas, y también con la cabeza ligeramente girada en otras figuras.

Caballo parado. Tamaño Bulto.

En la fotografía del caballo parado vemos a la derecha una pequeña pieza que forma parte del desaparecido molde. A principios de los 60 fue perpetrado un robo en taller de almacenaje de moldes, se robaron moldes enteros, de algunos solo la mitad y de otros sobrevivieron algunas piezas sueltas, como en este caso donde vemos gravadas a ambos lados las dos patas delanteras del caballo.

Página 16. Series 23 y 24. Dragones Ingleses y Caballería Francesa Coraceros. Bulto.

Página 16. Dragones Ingleses y Coraceros Franceses

Serie 23. Dragones Ingleses Bulto. En esta serie todos los caballos son iguales, se trata de un caballo semiplano, que también a finales de los años 40 fue adaptado a la inyección en plástico. Otros fabricantes hicieron figuras de este caballo prácticamente idénticas, pero podemos diferenciarlas a simple vista por la cola, que es diferente. También la peana, al tacto y a la vista, muestra en la parte superior una arista de partición diferente. También son iguales todos los jinetes, el jinete que vemos en la foto, con trompeta, no aparece en la formación del catálogo.

Caballo parado y trompeta Dragón Inglés.

En este molde de cabezas tamaño bulto, observamos dos cabezas para los jinetes ingleses con su característico gorro de Dragones. Las dos cabezas no son idénticas, muestras pequeñas diferencias de volumen.

Molde de diferentes cabezas, entre ellas las de los Dragones Ingleses.

Serie 24. Caballería Francesa Coraceros Bulto.

En la formación que vemos en la fotografía del catálogo hay cuatro tipos de jinetes: trompeta, abanderado, oficial con espada y fusil. Si observamos veremos que la espada puede ir al frente en ataque o detrás, es la misma figura que cuando se saca del molde y en caliente se le da el giro necesario para soldar posteriormente el arma según la posición elegida. En el molde podemos observar las vistosas charreteras.

Molde y jinete Coracero francés.

No conservamos ni tenemos de momento ningún ejemplar del caballo que montan los Coraceros Franceses, solo podemos mostrar un ejemplo sacado de una foto de muestrario de caballos, está sacada del blog. Dir y Dor, totalmente imprescindible para aquellos que quieren onocer mejor y disfrutar de estos temas. Hay un caballo muy similar, prácticamente idéntico, de otro fabricante, solo observando las crines se puede comprobar fácilmente la diferencia.

Caballo sin pintar de los Coraceros franceses.

Página 17. Series 25 y 26. Caballería Hulanos Alemanes y Caballería Maria Cristina. Bulto.

En esta página encontramos el tercer ejército europeo representado, el alemán y también una formación dedicada a la Reina Maria Cristina, madre de Alfonso XIII y Reina Regente por muchos años.

Página 17 del catálogo. Hulanos Alemanes y Caballería Maria Cristina. Bulto.

Serie 25 Caballería Hulanos Alemanes. Bulto.

La serie 25 representa diferentes modelos de jinetes de los Ulanos alemanes (lo vemos escrito con la letra H en el catálogo), vemos el trompeta, oficial, lanceros y abanderado. El caballo es el mismo que hemos visto para la Caballería de Melilla.

Casanellas Caballería Hulanos Alemanes. Bulto

Serie 26. Caballería Maria Cristina. Bulto.

En esta serie el caballo es el mismo que para los ya vistos Húsares de Pavía y el molde para el cuerpo del jinete es también el mismo que para dichos húsares. Los jinetes los vemos como trompeta, oficial y batidores. Como hemos dicho esta formación honora con su nombre a la Reina Maria Cristina, madre de Alfonso XIII.

Caballería de Maria Cristina. Bulto.

Página 18. Series 27, 28 y 29. Caballería de Maria Cristina Semi-Extra, Infantería Surtidos Ciclista.Bulto y Motoristas Surtidos Extra.

Página 18. Caballería Maria Cristina Semi-Extra, Ciclistas bulto. Motoristas Extra.

En esta página encontramos una serie de caballería que está a medio camino entre el tamaño Bulto y el Extra, a la que se denomina Semi-Extra. En la página anterior vimos la serie dedicada también a la Reina Maria Cristina en tamaño bulto. La posición del caballo es la misma, caballo parado, pero hay una leve diferencia de tamaño como veremos en la fotografía:

Caballo parado Semi-Extra y Caballo parado Bulto.

La altura del caballo Semi-Extra es de 54 mm. mientras que la del caballo Bulto es de 47 mm. Es de destacar que entre los caballos vistos hasta ahora, estos dos caballos parados son los únicos que se sostienen sin peana, quizá también porque no siendo planos ni semi-planos tienen cuatro puntos de apoyo, mientras que de los vistos hasta ahora todos tienen una o dos patas levantadas. Ambos muestran la cola recortada. A algunos de estos caballos, destinados a ser vendidos en caja pero en posición derecha, se les soldaba un pequeño tirante entre las patas para poder coserlos al cartón.

Serie 28. Infantería Surtidos Ciclista. Bulto.

En la fotografía del catálogo aparecen un total de seis ciclistas, todos con el fusil al hombro y con diferentes tipos de gorra, plana, ros francés, ros con penacho casco con punta. Veremos en las fotografías en color que todas las bicicletas llevan sujeto a la barra un cartel donde figuran las iniciales B.C. iniciales de batallón o brigada ciclista. Los modelos que se muestran en color son de pintura reciente. Se conserva el molde de la bicicleta y también dos tipos diferentes de ciclista, uno con charreteras y otro sin.

Ciclista. Bulto.
Molde para la bicicleta y bicicleta. Bulto.
Molde para la figura del ciclista. Bulto.
Molde para la figura del ciclista con charreteras. Bulto.

Serie 29. Motoristas Surtidos Extra.

En la foto del catálogo aparecen cuatro motoristas, todos ellos disparando con pistola. Los cuatro llevan un sombrero, gorra o casco diferentes. Las cajas de esta época eran en formación de cuatro, más adelante, como veremos en la fotografía en color, también se sirvieron con seis motoristas, algunos disparando y otros sencillamente conduciendo. En la motocicleta del catálogo el guardabarros está separado de las ruedas y en el depósito se pueden leer aunque difícilmente, dos iniciales. Gracias a la gentileza de la Sra. Ilona, viuda de Agustín Ribas, gran amigo de mi padre y compañero de aventuras con los soldaditos, hemos podido acceder a estos antiguos modelos y así se ven claramente las iniciales R.M. regimiento motorizado, aunque precisamos que los motoristas aquí visten de caqui, a diferencia de la fotografía del catálogo.

Motos y motoristas con el modelo original de moto del catálogo de 1914. Extra.
Casanellas
Formación de seis motoristas con uniforme caqui. Extra.
Molde en estado actual para la moto Extra.

En el molde con el que se fabricaron las motos que vemos en la formación de seis figuras en la caja, apreciamos que el guardabarros original se ha unido con las ruedas, se han suprimido las iniciales del depósito de gasolina y se ha obturado el paso para la fabricación del manillar, aumentando las entradas de material para la motocicleta. A la hora de fundir, algunas piezas son más difíciles que otras, es el caso de las ruedas, tanto el molde como el plomo deben estar muy calientes y con un grado de fluidez que permita acceder a todos los vacíos, lo más difícil es configurar todos los ejes. Posiblemente la simplificación de la figura para el fundido fuese el motivo para aunar parabarros con ruedas en este molde. Para el manillar de las motocicletas se rectificó otro molde acoplando una nueva entrada para cuatro piezas.

Molde rectificado para fundir a la vez hasta cuatro manillares de motocicleta.
Molde del motorista disparando la pistola. Extra.

Página 19. Series 30 y 31. Arrastre Bulto. Artillería de Montaña Bulto.

Página 19. Arrastres toro bulto y Artillería de montaña bulto.

Serie 31. Artillería de Montaña Bulto. En esta serie vemos un total de cuatro mulas que transportan el material necesario para montar un cañón, que llevan repartido entre cureña, cañón, ruedas y municiones, además de algunas herramientas como picos y palas. Las mulas para esta sección se hacían sin montura para poder adaptar el soporte con la carga. A cada mula la lleva un artillero al paso, en esta foto vistiendo traje de verano. Preceden y acaban la comitiva sendas caballerías con dos tipos diferentes de caballo ya vistos anteriormente. Las fotos en color muestran un artillero al paso con traje de invierno.

Cuatro mulas de carga con el cañón de montaña a cuestas.
La mula y las diferentes piezas que carga.
Molde de la mula de carga
Molde de las ruedas y el eje, el cañón y un tipo de caja de munición.
Molde de la montura para la carga de la mula de montaña
Artilleros con el traje de invierno y mochila a la espalda.

El artillero que mostramos pintado no coincide por el volumen con el que conservamos en nuestro molde, que lleva los botones marcados en relieve.

Página 20. Series 32 y 33. Infantería al paso Extra y Infantería Guardia Civil Extra.

Damos paso en la página 20 a las figuras militares en tamaño Extra, es decir de 54 mm. de alto. Nos ha sido imposible localizar el caballo tamaño Extra que parece en estas fotografía.

Página 20 del catálogo. Series 32 y 33 Infantería al paso Extra y Infantería Guardia Civil Extra
Molde Oficial Extra al paso.
Ampliación del oficial de la Guardia Civil a caballo en tamaño Extra de la Serie 33
Guardia Civil Extra en traje de gala. Oficial a caballo
Guardia Civil Extra en traje de gala. Corneta, oficial a caballo y fusil con bayoneta.
Molde para cuerpo Guardia Civil Extra
Molde para cuerpo del jinete de la Guardia Civil Extra.

En el molde para el cuerpo del jinete de la Guardia Civil Extra, igual que en otros cuerpos pensados para oficiales, observamos que a ambos lados de la cintura hay un canal de entrada, en él cuando convenía se situaba un punzón que entrando en el cuerpo del plomo dejaba un espacio para soldar después la funda del sable.

Página 21 del Catálogo. Series 34 y 35. Alabarderos Extra e Infantería Músicos Extra.

Las figuras de los Alabarderos son de las más antiguas fabricadas por Casanellas. Los vemos en diferentes posiciones: con la alabarda derecha, tocando la corneta, con la alabarda cruzada, y el oficial con el sable derecho.

Serie 34. Alabarderos Extra. Con alabarda y con
tambor.

Serie 35. Infantería Músicos Extra.

La Banda de Música Extra cuenta en la foto con dieciocho figura, de ellos diecisiete instrumentos y el director. Vemos la fotografía del molde básico para la figura del músico, con los brazos abiertos y levantados, en caliente al sacar la figura del molde se situaban ya los brazos en la posición requerida para soldar posteriormente el instrumento y pasar después a la pintura. Conservamos solo la base de dos de los moldes de donde salían todos los instrumentos de viento y posiblemente alguno más como los platillos y el triángulo. El bombo se hacía en molde aparte pero vacío: dos círculos y un rectángulo largo, que luego eran soldados.

Molde del soldado músico Extra
Los principales instrumentos de música de la orquesta en tamaño Extra

Instrumentos de música Extra sobre la base del molde.


Desarrollo del B0mbo antes de ser unidas las piezas.
Molde para dos pequeños tambores

De los moldes básicos para los instrumentos de música Extra conservamos dos bases con sus punzones, faltan los dos bloques laterales que conforman los instrumentos. Los punzones cónicos evitan que los instrumentos sean macizos y con su peso en algunos casos puedan decantar la figura.

Página 22. Serie 36. Toreros Lidia Extra.

Casanellas Página 22. Serie 36. Toreros Lidia. Extra.

Página 23. Serie 37. Caballería Lanceros Extra.

En esta serie, Caballería Lanceros Extra, vemos por primera vez dos tipos de caballos en tamaño Extra, los veremos en la caja 3, la que tiene un total de 12 figuras. Todos los caballos que llevan una pata levantada fijan las otras tres sobre una peana, pero el tercero de la primera fila que se sostiene con las cuatro patas, no lleva peana. Este caballo es el que parece llevar al oficial de mayor rango, quizá un general.

Casanellas
Página 23. Serie 37. Caballería Lanceros Extra.
General de Lanceros con sus condecoraciones.

Al ser mayor el tamaño, permite trabajar con mayor detalle el uniforme, sobre todo si comparamos con los Lanceros ya vistos tamaño bulto de la Serie 15. En este caso los cascos llevan llorón de plumas y la uniformidad responde a la de 1909, cuando la chaqueta de paño azul lleva bocamangas y vivos rojos y las dos franjas del pantalón son del mismo color, además de llevar la bandolera y el cinturón blanco para uniforme de gala, como es este caso. En la fotografía de la caja 3, la más completa, con 12 Lanceros y sus correspondientes caballos, observamos 2 Trompetas, 1 General, 1 Ayudante de campo, 1 Portaestandarte, 3 Batidores y 4 Lanceros.

Casanellas Lanceros Extra en traje de gala y los dos tipos de caballo
Casanella Molde del caballo Extra al paso con peana y sin manta trasera.

El caballo que mostramos en esta foto con su molde, con la pata levantada y peana, no es el mismo que se reproduce en el catálogo. que lleva la manta en la parte trasera. En este molde se observa a la izquierda la chimenea o abrevadero que es por donde entra el material fundido, al medio el espacio para el punzón que deja en el lomo del caballo un agujero cilíndrico donde entra el vástago del jinete, a la derecha vemos una pieza independiente que es el orejero. En la parte inferior suele haber algunas piezas que permiten el relieve del vientre y la definición de las patas.

Casanellas
Molde del caballo Extra al paso sin peana.

El caballo Extra sin peana, a diferencia del que lleva la peana y una pata levantada, muestra la cola recortada. Por lo demás vemos que el molde es idéntico en cuanto a función al molde del caballo con peana.

Página 24. Serie 38. Artillería Rodada. Bulto.

En la página 24 del Catálogo de “La Guerra”, dedicada a la Artilleria Rodada en tamaño Bulto, vemos tres fotos diferentes. En la primera el grupo de artillería está compuesta por los caballos de tiro con el carrito y el cañón y dos caballos más independientesscon el corneta y el oficial, amén de los otros soldados jinetes o sentados, en la segunda foto se suma otro grupo que arrastra un carro cubierto o “tartana” y en la tercera foto se añade un tercer gruo que arrastra un carro para paja.

Página 24. Serie 38. Artillería Rodada Bulto.
Serie 38. Artillería Rodada. Bulto. nº 1.

En esta serie tenemos dos modelos nuevos de caballo, los caballos de tiro. Estos dos modelos, uno con la cabeza levantada y otro con la cabeza baja, fueron sustituidos años después por otros dos caballos en una posición muy semejante pero un poco más robustos. Veamos que ambos llevan la cola recortada y no se soportan sobre ninguna peana, elemento diferencial de todas las caballerías de Casanellas y después de Capell.

Serie 38. Artillería Rodada. Bulto. Detalle del oficial.
Detalle de las figuras sentadas y el cañón de la serie 38. Artillería rodada.

Página 25. Serie 39. Batallón firmes. Bulto.

Las figuras de esta serie las hemos visto con detalle, cuando ha sido posible, en la Serie 5. Infantería Firmes Bulto. Como novedad aquí incorporan una banda de música en la primera fotografía.

Página 25. Batallón firmes. Bulto.

Página 26. Serie 40. Batallón en marcha.

Las figuritas de esta serie las hemos visto ya en la Serie 2. Infantería al paso. Bulto. Como novedad vemos que en la fotografía inferior aparece a la derecha un carro tirado por una mula. En este caso la mula no es la mula de carga de la artillería de montaña, sino la que llamamos mula de montaña. Mostramos el molde y una fotografía de catálogo para identificarla mejor. Del carro solo podemos mostrar la pieza de la base, tal como sale del molde sin pintar, y la cubierta, que lleva pintado el escudo de España.

Página 26. Serie 40. Batallón en marcha. Bulto.
Tartana o carro del Batallón en marcha. Serie 40.
Mula Catalana. Arrastraba la tartana del batallón en marcha.
Molde para la Mula Catalana
Pieza base del carro , vista de ambos lados, superior e inferior.

Página 27. Serie 41. Batallón en marcha. Extra.

Página 27. Serie 41. Batallón en marcha. Extra.

De esta formación poca cosa podemos mostrar, ya que los soldados que tenemos en tamaño Extra van todos pintados de caqui. Tampoco hemos podido localizar el caballo Extra.

Página 28. Series 42 y 43. Soldados Romanos y Cañón con disparo.Bulto.

Página 28. Series 42 y 43. Soldados Romanos y Cañón con disparo.Bulto

Serie 42. Soldados Romanos.

En la fotografía del catálogo vemos una formación compuesta por doce soldados romanos. En la caja que hemos fotografiado la formación es de once figuras, la de delante con una lanza ligeramente diferente, pintadas todas ellas con colores alegres y brillantes. La forma del escudo, entre otros detalles, marca también la diferencia con otros fabricantes. En años posteriores se desarrolló un complemento al grupo de soldados romanos, la cuadriga, que veremos más adelante y también se modificó el tipo de cabeza con un casco más ligero. Se conservan los moldes de la figura y de estas cabezas antiguas.

Serie 42. Soldados Romanos. Bulto. Formación para presentación en caja.
Serie 42. Soldados Romanos. Bulto. Detalle lateral.
Molde para el cuerpo del soldado romano. Nótese el apéndice en el brazo para soldar luego el escudo.
Molde para las cabezas de los soldados romanos.

Serie 43. Cañón con disparo. Bulto.

En la página 28 del catálogo encontramos dos fotografías de cañón, entre la primera y la segunda varía sencillamente el tamaño. Junto al cañón vemos una cajita, era una pequeña cajita cilíndrica que contenía unos pistones que colocados en el interior y accionando el tapón con muelle, provocaba una pequeña explosión. Dicha cajita llevaba en la parte superior una etiqueta con un dibujo y las iniciales B.C. Baldomero Casanellas. Si observamos el detalle de una de las fotografías actuales veremos grabado en la parte superior el escudo español.

Página 28. Serie 43. Cañón con disparo.
Cañón con el detalle del escudo español grabado.

Etiqueta para la caja de municiones del cañón con disparo.

Páginas 29, 30 y 31. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto.

Las tres últimas páginas del catálogo están dedicadas exclusivamente a la Serie 44, que en tres cajas diferentes va incorporando gradualmente todas las figuras y diferentes carruajes y armas en tamaño bulto que constituyen el Ejército Español del momento.

Página 29. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 1

Las página 29, 30 y 31 muestran la misma serie, la 44, Combinación Tres Armas. Bulto. En tres presentaciones diferentes. Refiriéndose a tres armas incluyen la artillería, la infantería y la caballería, que vemos representados en la caja nº 1. Vemos dos trenes de artillería uno con cañón y otro con carro, soldados al paso con el oficial a caballo y luego una formación de lanceros.

Página 29. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto

Página 30. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 2.

La formación nº 2 de Combinación de tres armas bulto, incorpora además de algunos cornetas que preceden el tren de artillería y del carro, toda una fila de soldados en batalla y aumenta los soldados al paso y la caballería.

Página 30. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 2.

Página 31. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 3.

Página 31. Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto nº 3.

La formación nº 3 de la Serie 44. Combinación Tres Armas. Bulto. Muestra dos trenes de artillería con otros animales de tiro que llevan el carro de paja y un carro o tartana cubierto. También la infantería al paso y en batalla y la caballería, posiblemente lanceros. Como novedad incorpora un grupo compuesto por siete ciclistas de la Serie 28 Infantería Surtidos Ciclistas.

En la 1ª Exposición de Juguetes Baldomero Casanellas obtuvo la Medalla de Cobre, como se reconoce en el diploma que mostramos a continuación.

Diploma del Fomento del Trabajo Nacional 1914 donde se le reconoce a Baldomero Casanellas la Medalla de Cobre por la instalación de sus artículos
Portada de la publicación conmemorativa del evento.
Publicidad de B.Casanellas en la publicación anterior.
Texto sobre la empresa de Baldomero Casanellas en la publicación del Fomento Nacional el 1914

1929 Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Barcelona

El año 1929 se celebra la segunda Exposición Internacional de Barcelona, la primera fue en el año 1888. Josep Capell Coixet, como “Sobrino de Baldomero Casanellas”, presenta en los recintos de la Exposición una vitrina que muestra toda su producción. La vitrina obtiene una medalla de oro que pasa a formar parte del encabezado de los documentos del negocio en los años siguientes

Diploma concedido a Sobrino de Baldomero Casanellas, Josep Capell Coixet

En el diploma vemos al fondo el Palacio Nacional construido para la Exposición Internacional, con los haces de luz procedentes de los reflectores que iluminan la noche, tal como puede verse todavía en la actualidad. Al frente las Fuentes Mágicas de Montjuich, obra del ingeniero Carles Buïgas, que también pueden admirarse en la actualidad. Las figuras tres figuras humanas son alegorías de las artes y las ciencias aplicadas a la industria. Povo es el autor del cartel.

Gracias a la fotografia que se conserva de la vitrina, podemos reconocer una gran parte de las figuritas que en ella se muestran. Otras, por la dificultad del punto de vista o por deterioro de la imagen, son más difíciles de reconocer.

Medalla de Oro para
Sobrino de Baldomero Casanellas, Josep Capell Coixet

La vitrina fue construida ex proceso para la exposición por el Sr. Cucurella, carpintero vecino del establecimiento y que todavía hoy se conserva con el legado. En el piso superior vemos al fondo la representación de los cuarteles de Jaime I y de Roger de Lauria, construidos a finales del s.XIX en Barcelona justo al lado del parque de La Ciudadela, antigua fortaleza militar. Hoy en día dichos edificios forman parte de la Universitat Pompeu Fabra. Son pinturas realizadas sobre papel con pintura al temple por A.Burgos. Con este fondo, forman diferentes regimientos de infantería en primer plano y de caballería al fondo, todos en tamaño Extra.

Pintura al temple de A.Burgos para la vitrina de Sobrino de B.Casanellas en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929

En el piso inferior se muestran las figuras en cajas, las hay de tamaño Extra y de tamaño Bulto, tanto formaciones militares, como otros juguetes: Toros y toreros, futbolistas, animales del zoológico, Exploradores, indios y americanos..

Para reforzar textualmente las imágenes de la vitrina de 1929 contamos con una lista de precios de 1932 que puede consultarse más adelante. Comentaremos algunas de las cajas que se ven en la vitrina de “La Guerra” Sobrino de Baldomero Casanellas y que cuentan con este refuerzo.

EXPLORADORES

La organización Boy-Scouts fundada en 1910 en Estados Unidos por Lord Baden-Powell, encontró rápida réplica en Barcelona el año 1911, cuando el capitán Pedro Roselló Axet funda los Exploradores Barceloneses. Lo vemos en la foto de pie en el extremo izquierdo. El 1912 el capitán de caballería Teodoro Iradier y el periodista Arturo Cuyás Armengol fundan en Madrid la Asociación Nacional de Exploradores de España. La asociación es suspendida por el régimen franquista el 1940 y se mantiene en la clandestinidad hasta 1977.

Exploradores de Barcelona

En la fotografía que sigue vemos primero un cuerpo de plomo sin pintar, en el medio una figura pintada con los colores propios de los Exploradores y el particular sombrero en la cabeza y a la derecha la misma figura con una cabeza sin gorra y pintado de azul. En las fotografías asociadas a la lista de precios de 1946 y producción entre 1939-1946 encontraremos una caja con las Juventudes de la Falange, donde esta misma figura lleva en la cabeza la gorra roja y el uniforme azul.

Sobrino de B. Casanellas Exploradores o Boy-Scouts y azul

La caja dedicada a los Exploradores es la segunda empezando por la izquierda en el piso inferior, aunque muy deteriorada esta zona, se reconocen los sombreros y la típica pintura de los calcetines.

COMBINACIÓN TRES ARMAS

En el piso inferior, justo en el medio, vemos una gran caja de las que se conocen en la lista de precios de 1932 como “Combinación de tres armas”. Todas las figuras son tamaño bulto. Vemos representado de arriba a abajo, en el primer piso la artillería ligera, en el segundo piso la brigada ciclista, en el tercero la infantería en batalla, en el cuarto la infantería al paso y en el quinto la caballerías que, aunque no podamos distinguirlo bien, suponemos son dragones o cazadores.

Sobrino de B.Casanellas, ampliación de la caja central del piso inferior de la vitrina de 1929.

Es notable la incorporación de nuevos modelos de caballos para la sección de artillería, en concreto son cuatro, uno para el trompeta, otro para el oficial, y otros dos para el tiro. Los caballos para el trompeta y para el oficial llevan peana, mientras que los dos caballos para el tiro, no la llevan, cosa común en los trenes de artillería de Casanellas y de Capell. De los dos caballos de tiro, igual que la serie vista en el catálogo de 1914, uno tiene la cabeza gacha y el otro la tiene levantada, uno lleva mantas y montura y el otro no las lleva. Reproducimos los moldes de tres de estos caballos.

Sobrino de B.Casanellas. Molde del caballo para trompeta de artillería
Sobrino de B.Casanellas. Molde del caballo para oficial de artillería
Sobrino de B.Casanellas. Molde de uno de los caballos de tiro de artillería, con la cabeza gacha

Como vemos en las fotografías de los moldes, el punzón paralelo a la chimenea o boca de entrada dejaba un agujero sobre la montura donde se introducía el vástago de la base de los jinetes para quedar bien fijado sobre el caballo. Además vemos otras piezas sueltas correspondientes al orejero, al barriguero y ocasionalmente alguna pieza que va entre las patas para perfilar bien la forma.

Sobrino B.Casanellas, caballos de tiro de la artillería ligera.

En la fotografía que precede vemos bien como el caballo de tiro que lleva la cabeza levantada no lleva mantas en la montura, mientras que el que tiene la cabeza gacha es montado por un jinete que lleva un látigo en la mano. Si bien los caballos son Casanellas Capell, no podemos asegurar lo mismo de las figuras y el carro con el cañón, que podrían ser de Eulogio. Reproducimos a continuación el cañón tamaño bulto que utilizaba S.de Baldomero Casanellas en esta época y se ve en la fotografía, como vemos con un cierre diferente, y si observamos las ruedas de ambos, las nuestras son de 12 radios, mientras que las otras son de 10 radios.

Sobrino de B.Casanellas, cañón tamaño bulto.

En el piso inferior de dicha caja suponemos la presencia de dragones. Añadimos una fotografía de uno de ellos, el portaestandarte, pero sobre un caballo que no se ve en las fotografías de catálogo hasta los años 40.

FÚTBOL

Vemos pues temas nuevos: los deportes han adquirido notoriedad y tenemos a la derecha de la plaza de toros un campo de fútbol con dos equipos enfrentados con sus respectivas porterías. En 1899 el Club de Fútbol Barcelona, el 1900 el Real Club Deportivo Español, el Club de Fútbol Europa, todos ellos en Barcelona, daban fe del éxito popular de este deporte, que en el resto de España sumaba muchos otros clubes por las misma fechas. En la entrada dedicada al Fútbol encontraremos información sobre todas las piezas del juego, los modelos y sus moldes.

Sobrino de Baldomero Casanellas 1929 ampliación foto vitrina, fútbol

INDIOS Y VAQUEROS

También las películas de indios y vaqueros encuentran eco en el mundo del juego, como se ve en la segunda caja vertical empezando por la derecha, donde se aprecian indios y vaqueros a pie y a caballo

Sobrino de B.Casanellas 1929 ampliación foto vitrina, indios y vaqueros

El tema de indios y americanos, del cual vemos una nutrida representación en la vitrina de la Exposición Internacional de Barcelona el 1929, mantuvo el interés durante decenios, todavía en plomo hasta finales de los años cuarenta y definitivamente en plástico a partir de los cincuenta. Una de las entradas de este blog está totalmente dedicada a este tema, en plomo como “Casa” o “Capell” y en plástico como “Alca-Capell”.

Mostramos a continuación una fotografía tomada muy posiblemente el año 1929 donde podemos reconocer a los hermanos Capell, en la primera fila inferior empezando por la izquierda Baldomero Capell Coixet y a su lado con un ramo de flores en la mano Josep Capell Coixet, a su lado derecho Teixidó, también fabricante de figuritas de plomo. En la segunda fila, el primero por la izquierda el Sr. Can, detrás suyo, con pajarita, Borrás, fabricante de juguetes de Mataró, en el centro de la segunda fila flanqueado por dos señoras, Paluzie padre, conocido por sus láminas y otros juguetes de papel y cartón. La señora que vemos a la derecha de Paluzie y el señor que está justamente detrás con un clavel en la solapa y gafas son respectivamente Pilar Forest y Agustí Antiga, fabricantes de marionetas y muñecas de trapo.

Josep Capell Coixet, Sobrino de Baldomero Casanellas con otros fabricantes de juguetes en 1929

El espíritu industrial y comercial de Barcelona continua después de la Exposición Internacional de Barcelona, vemos aquí un diploma de 1930, obra del pintor Francesc Labarta, donde se representa nuevamente el Palacio Nacional, con las luces en el cielo de sus reflectores, las banderas internacionales y las alegorías correspondientes. El diploma se concede en este caso a Sobrino de Baldomero Casanellas por sus juguetes de plomo a título de colaborador.

Sobrino de Baldomero Casanellas, Exposición de Barcelona 1930, cartel de Labarta

En pocos meses los cambios políticos y sociales en España conducen a la proclamación de la Segunda República el año 1931. Disponemos de una lista de precios que podríamos situar sobre 1932, puesto que incorpora ya algunos de los cambios que se produjeron en lo que concierne a los cuerpos de seguridad y el ejército, cosa que veremos en la próxima entrada.

Animales, granjas y fieras

El Zoo de Barcelona, creado después de la Exposición Universal de Barcelona de 1888 en parte del que fuera su recinto, se formó en principio gracias a la colección particular de Lluís Martí-Codolar, quien el 1892 vendió a la ciudad su colección particular que incluía un elefante, dos camellos, varios armadillos, avestruces, ñandúes, canguros llamas, gacelas y muchas otros animales, a los que había acogido en su finca del ahora barrio de Horta.

Para los niños ir al zoológico era una ocasión de admirar los grandes animales de la selva africana: jirafas, elefantes, felinos. Entre los preferidos de este zoo el elefante, al primero que tuvo se le apodaba en catalán “l’avi”, el abuelo, y desde 1915 hasta 1938 la elefanta Júlia, regalo a la ciudad de Barcelona del destronado sultán de Marruecos Muley Hafid, hizo las delicias de niños y mayores. Las consecuencias de la Guerra Civil, el hambre y los bombardeos provocaron la muerte de gran parte de los animales. Apreciamos en la tapa de la caja que vemos a continuación una etiqueta que reproduce la figura del elefante con un pequeño mono encima.

El grupo de figuras del zoológico ya formaba parte de la vitrina que se presentó en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. La caja que vemos en la parte superior es una caja de los años 40 donde se integran figuras tanto volumétricas como semiplanas tipo Schneider. En esta caja el número total de figuras sin repetir es de trece volumétricas y catorce semiplanas, además de varias rejas en dos medidas, árboles y arbustos y dos figuras de visitantes, un adulto y un niño.

También las aventuras africanas, las cacerías, tuvieron una pronta demanda, con sus cazadores a caballo y a pie con fusil y las palmeras, como vemos en estas fotografías de catálogo.

Caja de la cacería de fieras

Mostramos a continuación los molde de las figuras de pleno bulto. En primer lugar la jirafa, de la que mostramos el molde completo con sus accesorios y la figura.

El molde del elefante no se conserva completo. Es un molde de grandes dimensiones y con el que debía obrarse con gran destreza, puesto que una vez vertido el plomo fundido se efectuaba un rápido giro para que la figura fuera maciza por las patas pero dejara un hueco en el cuerpo, sellando después la superficie del lomo, que es por donde entraba el material.

El que vemos a continuación es el molde del avestruz. Se guardaban siempre los moldes con una figura en su interior, evitando de esta manera la oxidación de los metales. La compensación de volúmenes de esta pieza hace que se sostenga perfectamente sobre las dos patas sin ningún tipo de peana.

No podía faltar el Rey de la Selva, vemos el molde completo del león y una figura pintada. Se aprecia en el molde el grabado de la textura en la zona de la melena, texturas que a menudo se pierden tras el pintado.

Con el siguiente molde se resolvían todas las figuras de felinos: leonas, panteras, tigres, pumas y leopardos.

El último de los animales que aparece en la cacería es la mona, de la cual vemos este medio molde donde está representada sentada en un tronco.

Otros animales de pleno volumen aparecen en la caja grande del zoológico, dos gatos en diferentes posiciones, un pavo, una paloma. Vemos a continuación el molde de la paloma picoteando y después del del pavo.

La fotografía inferior es un fragmento de la caja grande del zoológico. Vemos el gato en primer término y detrás el pavo y un pato semiplano.

En la fotografía superior vemos los restos del que fue el molde del gato estirado. Debajo vemos el medio molde y la figura del gato erizado.

FIGURAS CON MOLDES SCHNEIDER

Posteriormente en los años 40 se creó la caja de La Granja, con figuras de moldes Schneider, y también algunas pequeñas figuras de bulto completo. En la caja que sigue hay un total de dieciocho figuras, dos de ellas repetidas. Dichos moldes eran de acceso popular, pero la tradición en la pintura de figuras, la formación de conjuntos como esta caja y el acceso a una red comercial permitieron el lanzamiento de un producto personalizado.

Caja de La Granja

Mostramos a continuación los moldes Schneider con los que se fundieron y pintaron todas las figuras que vemos en la caja de la granja y otras que se integraron en el zoológico. En primer lugar tenemos el molde de la granjera y dos patos, uno con las alas abiertas.

Los colores para las figuras eran casi siempre los mismos, solo había pequeñas variantes para el plumaje de algunas aves.

A continuación vemos la figura de la lechera, la vaca y una pequeña vaca. Una de las características de estos moldes es que la entrada de material es independiente para cada figura, favoreciendo la producción de cada elemento según demanda.

El molde que sigue muestra el conejo corriendo y un perro. Este perro encontró mucha difusión con el grupo de soldados de la Cruz Roja.

Otra figura que aparece en la caja de la granja es la del pastor, en este molde acompañado de una cabra y una oveja.

No todas las cajas de la granja llevaban exactamente las mismas figuras, ni la cabra ni la oveja están presentes en la caja que hemos mostrado en color, pero sí en la del catálogo en blanco y negro que mostramos a continuación.

El que sigue es el molde para la casa-granja que no faltaba en ninguna caja.

A continuación el molde de la zorra y otro modelo de pato o ganso.

El ciervo y el conejo del molde que sigue forman parte del repertorio de caza, así como el del cazador y la gacela.

En el molde que sigue vemos toda la família, el gallo, la gallina picoteando y el pollito. Gallos y gallinas recibieron tratamientos pictóricos diferenciados, mientras que el pollito fue siempre amarillo.

Otras figuras de animales semiplanos se realizaron con estos moldes. Vemos a continuación medio molde del bisonte, presente en el zoológico y muy utilizado también para escenas del Oeste Americano, en las correrías de Búfalo Bill.

Por último la figura del camello.

Otros elementos que completaron las escenas, ya fueran de zoológico o de la selva, fueron las vallas y la vegetación. La valla pequeña ya la hemos visto integrada en uno de los moldes anteriores. La valla más larga tenía molde aparte, vemos a continuación medio molde:

Por lo que respecta a la vegetación, tenemos un molde con dos palmeras, una sencilla y una doble, y en la zona inferior una planta que podría ser un aloe vera.

Otro molde reproducía árboles en dos tamaños, que a veces se pintaban nevados para acompañar los grupos de esquiadores.

Y por último el complemento ideal para el lejano Oeste americano, con una vegetación de cactus y plantas grasas:

LA SELVA, GUERREROS Y FIERAS SALVAJES EN PLÁSTICO

Ya en la época del plástico, el 1953 la película Mogambo popularizó nuevamente el tema, así vemos en una de las fotografías del catálogo un nutrido grupo de nativos africanos, cazadores, entre ellos una mujer, y algunos animales de la selva.

Grupo de figuras en plástico inspiradas en la Selva Africana

Otros complementos a estas figuras de juego los podemos ver en las fotos de catálogo que siguen:

Chozas indígenas y parajes naturales
Choza africana, animales enjaulados, al fondo carro, diligencia y caravana del Oeste
Chozas indígenas

Indios y vaqueros

En esta entrada vamos a ver la producción de estas figuritas primero en plomo con el nombre de empresa “Sobrino de Baldomero Casanellas” y “CASA” o José Capell Coixet o “Capell” después de la Guerra Civil y luego en plástico con “Capell” y “Alca-Capell”. En plomo tenemos el tipo Bulto, de 45 mm. y los especiales o semiplanos. En plástico encontraremos dos medidas, una próxima a los 45 mm. y otra un poco más pequeña.

INDIOS Y VAQUEROS EN PLOMO

Al compás de los estrenos del cine de Hollywood con las películas de indios y vaqueros fueron fabricándose poco a poco un conjunto de figuras a pie, a caballo y vehículos. Un público infantil anhelaba tener entre sus juguetes aquellos indios y vaqueros, caballos, búfalos, tiendas de indios, fuertes, en resumen visualizar y recrear la conquista del Oeste Americano y las luchas entre las tribus indias y los vaqueros y soldados.

El tipo de figura es bulto, escultórico, mientras que la medida aproximada de las figuras a pie es de 45 mm. Caballo y jinete son independientes y cada figura ya sea a pie o a caballo precisa de entre dos y tres moldes como mínimo: uno para el cuerpo, otro para la cabeza, y normalmente un tercero con el atributo: un fusil, un hacha, una pistola, que deben soldarse al brazo del cuerpo. Más tarde aparecen las figuras de jinetes con un brazo movible.

En la producción de Josep Capell Coixet con el nombre comercial “Sobrino de B.Casanellas”, encontramos ya escenas de indios y vaqueros en una de las cajas que expuso en la vitrina de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929.

Capell. Indios y vaqueros en la vitrina de 1929

En el recorte de la fotografía observamos en primer plano una parte de la caja de futbolistas con su campo y porterías y detrás una tartana de la que tira una mula catalana. Podemos ver en la parte superior de la caja tres posiciones de indios, unos corren, llevando cabellera larga o plumas, otros de pie disparan flechas y otros están de rodillas. La sección del medio muestra los vaqueros todos a caballo con un único modelo de caballo ya visto en el catálogo 1914 y que conocemos como caballo moro. En la sección inferior vemos un nuevo modelo de caballo sin montura para los jinetes indios y sin peana, excepto el caballo que está en medio y que es diferente. Los indios disparan flechas con el arco, llevan pistola o fusil o bien lazo. En la fotografía que sigue vemos el vaquero arrodillado, que no parece verse en la caja anterior.

Capell. Indios y vaqueros.
Capell. Molde y figura del caballo para indios

El molde de los jinetes parece el mismo para indios que para vaqueros, solo la pintura los diferenciaba.

Capell. Molde de vaquero con pistola
Capell. Jinete americano con pistola y jinete indio con hacha

Las cabezas para estas figuras eran realmente las que marcaban las diferencias entre unos y otros, veremos en este molde dos modelos de cabezas indias,uno con cabellera larga y tres con pluma, a la derecha algunos de los complementos que se soldaban a los brazos: arco con flecha, lazos, hachas..En en medio vemos unas cuantas gorras planas, posiblemente de oficiales o policía.

Capell. Molde para cabezas de indios, gorras planas y complementos guerreros

En una lista de precios de 1932, complemento al catálogo existente, aparecen como novedad tres nuevas cajas, la 2, 3 y 4 de “Indios y Convoys”

En la lista de precios de 1946, con el nombre comercial “CASA” Sobrino de B. Casanellas, encontramos tres cajas, 1, 2 y 3 dedicadas a indios y cowboys, reproducimos una fotografía de catálogo de esta época con dos cajas diferentes en las que se aprecia que se ha incorporado para los americanos otro modelo de caballo, el que conocemos como caballo a “escape” o que otros llaman encabritado, modelo ya visto en el catálogo de 1914. . También hay dos figuras de vaqueros, el que corre con una pistola en la mano y el que está de rodillas con el fusil.

Capell. Foto de catálogo años 40, indios y americanos

INDIOS Y VAQUEROS CON EL BRAZO MOVIBLE

En la producción de Capell a finales de los años 40 y principios de los 50, se incorporan los jinetes con un brazo movible, que se aplicarán a la figura del vaquero, del Enmascarado y de Búfalo Bill. Todos ellos fueron presentados en cajas con un nuevo caballo, que se sostenía sobre la base por un fleje que permitía ligeras oscilaciones. Además se crean los vehículos de la diligencia y la caravana con sus respectivos caballos de tiro y en las cajas se recrean las escenas de las más famosas películas con sus cactus y vegetación del Oeste.

Capell. Cajas del Enmascarado con vaqueros, caballo fleje.
Capell. Molde para el caballo con fleje.
Capell. Molde para figura del vaquero con brazo movible y figura pintada
Capell. Molde para los brazos de vaqueros con pistolas y fusil y cabezas cubiertas y sin cubrir
Capell. Molde para la figura del Enmascarado

Capell. Fotografía de catálogo con Enmascarado y vaqueros

Capell. Molde para las cabezas de Búfalo Bill, Enmascarado y otro vaquero
Capell. Molde para el cuerpo de Búfalo Bill.

Como podemos apreciar en los tres moldes de cuerpos de jinete para vaquero, Enmascarado y Búfalo Bill, desde uno de los brazos hay espacio para un punzón que deja el hombro preparado para adaptar el brazo movible. En la caja que sigue podemos observar hasta seis modelos de caballo diferentes: el caballo encabritado o “escape”, el de indios sin montura, un caballo antiguo al fondo a la derecha, el caballo con fleje del Enmascarado y los dos diferentes caballos de tiro de la diligencia, uno con la cabeza levantada y otro la cabeza gacha.

Capell. Caja con diligencia, vaqueros y Enmascarado, perseguida por un grupo de indios a caballo

Las novelas de José Mallorquí crearon en los cincuenta el personaje del Coyote, un héroe que defendía el legado indio e hispano en el incipiente estado de California. El personaje fue también llevado a la pantalla. La figura del Coyote, aquí nombrada como del “Enmascarado” ilustrada por Batet, fue representada sobre un caballo con fleje basculante y una indumentaria muy semejante a otro famoso personaje, el del Zorro.

Capell. En el fondo vemos la figura del Coyote, célebre personaje literario de los 50

Otro personaje que adquirió gran renombre fue Búfalo Bill, quien por cierto actuó en Barcelona entre 1889 y 1890. Posiblemente bajo la influencia de los estrenos de diferentes films sobres sus aventuras a finales de los 30 y principios de los cuarenta, se creó esta figura que reproduce su imagen legendaria. Lo vemos en la caja inferior entre un grupo de indios y persiguiendo a un grupo de búfalos, en este caso procedentes de molde Schneider

Capell. Bufalo Bill y grupo de indios persiguiendo búfalos con carreta detrás

INDIOS Y VAQUEROS “ESPECIALES” en plomo.

En el año 1947 aparecen en la lista de precios dos cajas de Indios Especiales. Con la intención de abaratar costes y poder llegar a todos los clientes, ante la escasez de materia prima y la difícil situación económica del país, Capell y otros fabricantes, como Texidó, optaron por producir grupos de indios y americanos a partir de los conocidos moldes Schneider. Son figuras de las que llamamos “especiales” o de semibulto. Estos moldes tienen dos grandes ventajas respecto de la producción tradicional, la primera es que se consume menos plomo ya que las figuras tienen menos volumen. La segunda es que cada pieza resume todo el conjunto de la figura: caballo y jinete son uno solo, las figuras de pie son una sola unidad de cuerpo, cabeza y atributo.

Los moldes de Schneider se venden en cajitas con una ilustración en la portada y un folleto de uso. De muy poco peso, no son de bronce, constan de dos lados, cada uno con una marca, L (left) o R (right) una marca de la empresa y el número.

En la Caja que vemos, de Capell, vemos dos diferentes modelos de indio a caballo, uno con cabellera de plumas y hacha y otro con pistola. Hay cinco modelos diferentes de figuras a pie, una de ellas arrastrándose y también una choza india. Las mismas posiciones de las figuras se fabricaban también en una medida más pequeña.

Capell. Fotografía de catálogo con las figuras de indios a pie y a caballo de moldes Schneider

Si bien los moldes fueron los mismos, la diferencia estaba en el pintado. Cada empresa pintaba las figuras y las presentaba de manera diferente, ya fuera cosidas en pie, o cosidas planas sobre el cartón.

Capell. Algunas de las figuras de indios semiplanas.

En algunos casos veremos como Capell unifica en algunas cajas figuras semiplanas y otras de volumen completo.

INDIOS Y VAQUEROS EN PLÁSTICO

A finales de los años cuarenta empieza a utilizarse el plástico como material base e irá paulatinamente sustituyendo al plomo: tiene menor peso, no es tan frágil y sobre todo tiene la ventaja que una parte del color de la figura ya puede venir dada desde la fabricación, facilitando así la tarea del pintado. Además, por regla general la figura se hacia toda de una pieza: cabeza unida al cuerpo y atributos: pistolas, arcos con flecha, fusiles, que iban ya unidos desde el molde. También es importante constatar que a diferencia de los jinetes y caballos de plomo, que estaban unidos por un anclaje del jinete a una perforación del caballo, la flexibilidad del material hacia innecesario este tipo de ajuste.

Ya hemos comentado que la fabricación de figuritas de plástico de indios y vaqueros se hizo en dos medidas diferentes, una de aproximadamente 45 mm. con aproximadamente 18 figuras de indios a pie, además de seis jinetes indios y un caballo grande y otra más pequeña.

Comprobaremos que si bien para la fabricación de los modelos en plomo bastaban unos pocos cuerpos a los que se le añadía la cabeza pertinente y el atributo, en el caso del plástico los moldes se multiplican, puesto que el molde, ya sea para una figura o para dos, deja la figura prácticamente conclusa y ello lleva a crear muchos más modelos, por lo general más dinámicos que los anteriores.

Como hemos visto en las entradas de José Capell Coixet y la de Alca-Capell, si bien el introductor del plástico como material y de nuevos modelos fue José Capell Feliu, fue el padre quién comercializó los productos hasta la mayoría de edad del hijo, y quién lo siguió haciendo cuando el hijo dejó la producción de juguetes para dedicarse a la fabricación de artículos plásticos en general, estas diferentes épocas hacen que las referencias, las fotografías, los dibujos de las piezas, no ofrezcan una presentación lineal. Intentaremos con el material de que disponemos: moldes, dibujos de época, fotografías en blanco y negro de catálogo y fotografías actuales, abarcar toda la producción.

INDIOS, VAQUEROS Y CABALLOS PEQUEÑOS

Para esta serie de figuras de indios y vaqueros en tamaño pequeño, encontramos básicamente dos modelos de figuras a pie para indios, otros dos para vaqueros, dos jinetes indios y dos jinetes vaqueros. Los caballos son básicamente cuatro, dos de ellos heredados directa o indirectamente del plomo y otros dos creados ex profeso para el plástico.

En la fotografía que sigue vemos dos tipos de caballos derivados de moldes de plomo, el caballo de los vaqueros y los de la carreta, cuatro en total, es un caballo al trote con una peana todavía muy próxima al molde de la figura en plomo, y el de los indios es el caballo encabritado o “escape”, de los que hay cuatro también. La diligencia tiene todo es aspecto de ser la misma que vimos anteriormente en plomo, igual que los tres arbustos o cactus decorativos. Por lo que respecta a los jinetes, no se ve con claridad, pero parece haber dos modelos de vaqueros, uno con fusil y otro con pistola, y quizá solo uno de indios. Posiblemente esta composición pertenezca a los primerísimos tiempos de la inyección de figuritas en plástico, finales de los años 40.

Capell. Caja indios asaltan caravana.

En la entrada de “Alca-Capell” podemos ver otra caja de la época de transición del plomo al plástico, con un carruaje en plomo y caballos y figuritas en plástico. también de tamaño pequeño.

En la foto que sigue podemos apreciar bien en el grupo los tres modelos básicos de jinetes vaqueros, con una pistola, con dos pistolas y con fusil lateral, los tres de indios, con arco y corona, con hacha y con fusil al aire, así como los dos modelos básicos de vaquero de pie e indio de pie, con dos modelos de caballo, al trote y encabritado.

Capell. Indios y vaqueros pequeños a caballo y a pie
Capell. Indios y americanos pequeños

En esta caja podemos observar un primer piso con jinetes americanos y un segundo piso o inferior con jinetes indios. Si nos fijamos con atención, los dos primeros caballitos de los jinetes americanos son diferentes, no son del molde Capell, posiblemente sean de Lafredo, otro fabricante. Ya se aprecia por el bulto que son un poco más voluminosos y en el pintado, Capell pinta también las bridas, pero donde se aprecia totalmente la diferencia es en las crines, los modelos de Capell solo tienen la crin dibujada en uno de los lados. Estos modelos “se han colado” con los nuestros hasta el punto que hemos llegado a ponerlos en la misma caja. Uno puede preguntarse como han llegado a nuestras manos, es fácil de responder: en los años 50 y durante la campaña de Reyes, era común que algunos establecimientos en lugar de comprar los artículos que pensaban vender, pactaran con el fabricante que éste los dejase en depósito, conservamos albaranes de la época en que se anotan los artículos que el cliente pedía y luego los que pasada la campaña devolvía, los caballos de Lafredo llegaron a nuestras manos confundidos con los propios.

2 Jinetes Indios pequeños de otro fabricante y 3 de Capell

En la foto superior podemos observar dos primeras figuras de jinetes indios que no son de Capell y las otras tres que sí pertenecen a nuestros moldes y producción. Se aprecia que las dos primeras tienen la cabeza más grande y las piernas un poco más cortas, además de una posición diferente del fusil.

ALCA-CAPELL. Molde completo con dos indios pequeños a pie.
ALCA-CAPELL. Medio molde de dos vaqueros pequeños a pie.
ALCA-CAPELL. Medio molde de dos jinetes indios pequeños, con fusil y hacha.

Los modelos básicos de caballos para el tamaño de indios y vaqueros pequeños fueron cuatro, el ya visto en la caja anterior, el caballo encabritado, que procede de un molde aplicado anteriormente al plomo, el caballo al paso que también tiene su origen en una figura de plomo y otro caballito un poco mayor que el primero. Los jinetes vaqueros fueron tres, con una pistola, con dos pistolas, y con fusil sobre la rodilla, mientras que los indios a caballo son el jefe indio con arco, un indio con hacha y otro con fusil al aire. De pie tenemos dos modelos vaqueros con pistola y fusil y dos modelos indios, con flecha y con hacha.

Capell. Jinete vaquero pequeño con pistola.

La etiqueta que vemos a continuación que muestra un jinete con pistola muestra un tipo de caballo muy parecido al que veremos junto a su molde y con el mismo vaquero que en el caballo pequeño anterior.

Capell. Etiqueta para indios y vaqueros en plástico
Alca-Capell. Molde para dos caballos de vaqueros

Este molde para caballitos de plástico inyectaba a la vez dos caballos, uno grande y uno pequeño, posiblemente ambos para vaqueros. Del mayor no conservamos ningún ejemplo. Obsérvese que la cola del caballo blanco no tiene la misma longitud que la del molde, es fácil que al material, ya sea plomo o plástico, le cueste llegar a las partes más extremas del molde, bien por falta de temperatura o de presión. Vemos a continuación el mismo caballo con el jinete.

Alca.Capell. Caballo con jinete pequeño.

En el libro de Juan Hermida vemos reproducido este caballo en el apartado dedicado a Lafredo. En la página 258, en la parte inferior una pareja en color negro arrastra una diligencia, en la página siguiente el segundo caballo empezando por la izquierda también parece serlo.

Para que nos hagamos una idea de las proporciones entre los diferentes caballos en plástico de Alca-Capell mostramos estas fotografías:

Alca-Capell. Tres caballos en plástico.

El primero de los caballos es el caballo para indios de tamaño grande. El segundo es un caballo mediano para vaquero, el que corresponde con la etiqueta de indios y vaqueros, el tercero es una transferencia al plástico de un caballo de plomo común en los años 40.

Alca-Capell. Otros tres caballos en plástico.

En primer lugar vemos el caballo “escape” resultado de la transformación de un molde de caballo de plomo a plástico, el segundo es un caballo mediano para vaquero y el tercero el más pequeño de los caballos.

ORIGINALES Y COPIAS en el Caballito pequeño

Del más pequeño de los caballos de Alca-Capell en plástico, hemos localizado sin mucho esfuerzo hasta tres versiones diferentes. Difícil en este momento decir donde se hizo el primero, cuando se hizo y quién lo hizo y hasta quién lo diseñó, solo podemos dejar constancia de su existencia, sus semejanzas y sus diferencias, como vemos a continuación:

Cuatro caballitos de diferentes fabricantes.

Ninguno de los cuatro caballos, que pueda verse fácilmente, lleva una marca que identifique el fabricante. Los dos primeros de la izquierda son un poco más grandes y de material menos flexible, el segundo, marrón, posiblemente sea de Lafredo. El tercero, el que vemos en blanco es de plástico flexible y muy elástico. El cuarto es el de Alca-Capell. Para diferenciarlos hay que fijarse mucho en los detalles, por ejemplo el vacío entre cabeza y bridas, la forma de la montura, detalles de la cabeza o las crines. Casi todos los fabricantes a la hora de pintar sus caballos tenían una gama determinada de combinaciones para pezuñas, arneses y bridas. Recordemos que los cuerpos ya no se pintaban, sino que se inyectaban las figuras en los colores básicos: blanco, negro, gris, marrón claro, marrón oscuro. Ahora bien, entre los caballitos de Alca-Capell encontramos algunos modelos que buscaban de manera creativa la mezcla de colores que se producía en la tolva de la máquina de inyectar entre el final de uso de un color y el principio de otro para dar mayor variedad al color del caballo.

Alca-Capell. Caballitos de plástico pequeños.
Alca-Capell. Caballitos de plástico pequeños.

El mismo efecto buscado con la mezcla de colores es el de estos dos caballitos. Hay una forma infalible de diferenciar estos caballitos de Alca-Capell de todos los demás de semejante forma y tamaño, diferencia que viene dada por el molde: uno de los lados del cuello del caballo marca las crines y el otro no, es totalmente liso, como puede apreciarse en la fotografía superior, todos los demás caballos marcan las crines en ambos lados.

INDIOS, VAQUEROS Y CABALLOS GRANDES EN PLÁSTICO

Como ya hemos dicho el número total de figuras a pie, de rodillas o arrastrándose en la serie de indios grande era de dieciocho figuras, mientras que el total de jinetes indios era de seis, más un caballo indio. Se vendieron como “Capell” o como “Alca-Capell.

Capell. Indios en caja.

En esta caja que vemos con seis modelos diferentes de indios, uno arrastrándose, dos de rodillas y tres de pie, vamos a fijarnos en la etiqueta, donde el dibujo reproduce un caballo encabritado montado por un jefe indio.El caballo y el jinete corresponden a la serie de indios en tamaño más pequeño, pero la etiqueta se utilizaba para ambos. A continuación vemos una caja con caballos y jinetes indios y americanos en tamaño más pequeño.

Capell. Etiqueta para indios y vaqueros en plástico

La etiqueta que sigue está más acorde con el contenido de la caja de indios a pie en diferentes posiciones, este concretamente representa el indio arrastrándose.

Capell. Etiqueta para figuras de indios y vaqueros en plástico

Las etiquetas de Indios y Vaqueros o Americanos se utilizaban indistintamente para los dos tamaños de figuras. Algunas etiquetas vienen marcadas con la referencia, pero también las hay que no ponían el número de la referencia, dejando más libertad para actualizar los datos según los tiempos.

Capell. Figuras de indios.
Alca-Capell . Gran caballo indio

El caballo para jinetes indios de Capell es un caballo de gran volumen, marca en los lomos bajo la manta pintada la textura del pelaje. Como vemos en el caballo del medio, a la altura del hocico lleva una perforación, y es que este caballo en algunos montajes arrastraba carros con mercancías, caravanas y diligencias, como veremos más adelante en fotografías de catálogo en blanco y negro.

Alca-Capell. Jinete indio con arco y flecha
Alca-Capell. Jinete indio apuntando con fusil
Alca-Capell. Jinete indio con fusil derecho
Alca-Capell. Jinete indio con hacha en una mano
Alca-Capell. Jinete indio con flechas desmontables en las manos
Capell. Indios remando con canoa

La canoa o piragua con dos indios remando, con una pala doble, se servía con un embalaje propio, una caja de cartón con una visera en celofana. En la fotografía de catálogo que veremos más adelante, aparece un modelo de indio que otea el horizonte, modelo muy semejante a otro de fabricación francesa que también podremos ver, pero no parece que sea el mismo. En el lateral lleva pintada la letra C, inicial de Capell. La canoa es de plástico rígido, a diferencia de otras.

Capell. Molde indio remando y mujer india
Capell. Indias con fogones y consejo indio.

La fotografía superior del catálogo en blanco y negro, nos muestra algunas de las composiciones que ya podían leerse en la lista de precios de 1955-57: Ref. 37 fuegos carnero al torno con mujer india en caja, Ref. 38 fuegos pequeño con mujer india en caja y Ref.39 Consejo indio 6 figuras en caja.

El grupo de vaqueros reunía once figuras a pie, de rodillas o arrastrándose, más el prisionero del palo del tormento. En los dibujos de época de las figuras de indios y vaqueros que están en la entrada de Alca-Capell podemos encontrar correspondencias con estas figuras.

ALCA-CAPELL Grupo de vaqueros
Alca-Capell . Molde completo de un vaquero de rodillas y un jinete disparando fusil
Alca-Capell. Molde completo del vaquero de pie disparando fusil
Alca-Capell. Molde completo del vaquero con lazo y del paracaidista
Alca-Capell. Medio molde del vaquero con látigo y otro vaquero con pistola
Alca-Capell. Molde completo del vaquero con la mano levantada y el prisionero del palo del tormento
Alca-Capell. Molde completo de dos vaqueros arrastrándose con pistola y con fusil

CASAS, FUERTES Y TIENDAS DE INDIOS DEL OESTE AMERICANO

El mundo del lejano Oeste, el Oeste americano, no sólo dio pie a la continuidad del tema y a la creación de nuevas figuras, sino que también favoreció la creación de complementos: fuertes de madera fijos y desmontables, las casas de la población: el banco, la oficina del Sheriff, la cárcel, el Saloon, la casa del Herrero, el rancho, el campamento indio, y también nuevas figuras como el prisionero con el palo del tormento, la india con el fogón, el indio que arrastra un tronco en un carro. A continuación reproducimos fotografías del catálogo que se comercializaron tanto con la firma ALCA-CAPELL como CAPELL

Fort Bill , ref. 720, fuerte desmontable de madera, medidas 40 x 40 x 12 cms.

El Fort Bill de referencia 719, era prácticamente igual pero de medidas más pequeñas, 30 x 30 x 12. El Fort Sait, ref. 718 era un fuerte fijo, de medidas 32 x 25 x 10 cms.

A continuación mostramos otra fotografía del catálogo con diferentes casas de la población y entre medio de las casas dos indios con canoa y el prisionero con el palo del tormento.

Fotografia del catálogo con las casas referencia 723,724,725 y 726, así como las figuras 35 y 36

Además del Saloon y la casa del herrero,no podía faltar la carreta y la diligencia, cada uno de ellos guiado por un jinete con lazo y un par de caballos. Las medidas de las casas son de 20 x 12 x 12 cms.

Casa del Herrero y Saloon, ref. 727 y 728 y carreta y diligencia
Capell. Diligencias y carros medianos, jaulas y choza,

Respecto las caravanas, diligencias y carros de las dos fotografías precedentes, en la primera fotografía son según la lista de precios de 1955-57 “Ref. 357 Carro caravana grande” y “Ref. 358 Carro diligencia grande”. En la segunda foto las referencias 359, 360 y 361 correspondientes a “Carro caravana pequeña”, “Carro diligencia pequeña” y “Carro carga”

Capell. Indios y vaqueros y animales en jaula

En la fotografía superior vemos otros dos tipos de carros, así los denomina la lista de precios de entre 1959-61, las referencias 362 y 363, respectivamente “Carro indio” y “Carro dinamita”. Las tres composiciones inferiores, referencia 74, están vinculadas con los grupos de “Negros de la Selva, Fieras y Mogambos”.

J. Capell Feliu hizo un molde para ruedas de plástico en dos medidas, se fabricaban básicamente en color rojo. Son ruedas que tienen doce espacios entre los ejes, característica también común a las ruedas de los carruajes y otros vehículos que se habían fabricado en plomo. Los ejes de dichas ruedas muestran en los extremos un ligero engrosamiento y en el centro un círculo de punteado en relieve.

En la foto que sigue veremos un campamento indio y una rancho. El rancho, ref. 721, media 40 x 25 x 15 cms., las mismas que el campamento indio, con ref. 722. En el caso del Campamento indio, se vendía con y sin piezas. En la foto lo vemos con dos tiendas, un jefe indio fumando la pipa de la paz, una india con el fogón y dos indios de rodillas apuntando un con un fusil y otro con un arco y flechas. Las tiendas indias eran de tela o de cartón.

Capell. campamento indio y rancho

INDIOS Y VAQUEROS DE OTROS FABRICANTES

Las escenas y figuras que mostramos a continuación son todas de fabricantes franceses, tienen prácticamente todas la marca en la base de la figura cuando ésta se sustenta sobre peana o la posición ofrece una superficie donde pueda leerse. De la primera fotografía, una caja de Clairet, vemos el total parecido de la figura que está sujeta al palo del tormento y el mismo palo. Clairet fabricaba el palo en plástico, mientras que Alca-Capell lo hacía en madera pintada, donde se clavaban dos flechas de plástico.

Clairet. Caja con escena de indios

En las dos fotografías que siguen las figuras son de Starlux. En la primera observamos a la izquierda la figura de la mujer india sentada con el mortero, igual a la india de Alca-Capell. A la derecha de la puerta dos indios, el primero, el verdoso, prácticamente igual a uno de Alca-Capell, el segundo también muy parecido a otro de Alca-Capell. Las figuras de Starlux están hechas de un plástico rígido, a diferencia de las de Alca-Capell que son de plástico flexible.

Starlux. Indios y un vaquero con lazo

También la canoa o piragua y sus dos indios, un vigía y otro que rema, tienen resonancia en las figuras de la canoa con indios de Alca-Capell, que comercializó un solo modelo de indio con un remo de dos palas, aunque en las fotografías en blanco y negro de la época donde aparece la canoa se ve otro modelo de indio vigía muy parecido, pero del que no nos queda evidencia ni por moldes ni por figuras y un indio que rema con pala doble, éste sí típico de Capell.

CAPELL. Canoa con indios, ampliación de foto del catálogo

Las dos figuras y la canoa que vemos a continuación no llevan marca, en la canoa sobresalen dos vástagos que sujetan las figuras en su interior, que tienen en la base una perforación cada una. Juan Hermida sitúa una canoa semejante con unas figuras iguales con el fabricante Pech y Hermanos, solo que ha girado la foto y el remo por ejemplo está en el lado izquierdo.

Dos indios con canoa

En la fotografía que sigue vemos a la izquierda tres modelos de vaqueros de la producción de Alca-Capell, a la derecha prácticamente los mismos, pero de los que no podemos afirmar con certeza el fabricante, ya que al no tener peana para sustentarse no llevan la marca grabada. En el caso del pistolero que se arrastra, es remarcable que el de la derecha consigue incorporarse sobre un brazo para poder disparar libremente con la pistola. El que está en primer plano a la derecha ha perdido la cabeza por uno de los males del plástico que se hace evidente en todo el cuerpo, una exudación de material que crea unos pequeños cristales. Este problema está presente también en algunas de las figuras de la caja de Clairet.

Alca-Capell izquierda. Derecha quizá Starlux

Como vemos a continuación hay dos figuras muy semejantes. La de la izquierda no tiene gravado ningún nombre, desconocemos el fabricante. La de la derecha es de Alca-Capell. La figura de la izquierda debió fabricarse, igual que la otra, con una perforación en la mano levantada para poder introducir el fusil,como veremos en nuestro molde. La de la izquierda lleva dos perforaciones en los pies, lo que hace suponer que debía sustentarse sobre una peana, ya que sola no se mantiene derecha, véase el alfiler que hemos puesto detrás para tenerla en pie. La de la derecha se mantiene perfectamente sola.

Izquierda, modelo de fabricante desconocido, derecha Alca-Capell, vista frontal
Izquierda, modelo de fabricante desconocido, derecha Alca-Capell, vista posterior
Base modelo fabricante desconocido

Vista esta serie de coincidencias entre unos y otros modelos, nosotros lo dejamos aquí. Quienes diseñaron, produjeron, copiaron, se inspiraron y difundieron estas figuras del Oeste de indios y vaqueros tienen o tendrían la palabra. Es difícil situar con exactitud la salida al mercado español de estas figuras, posiblemente principios de los 50.

Toros y toreros

Las figuras que pertenecen a la serie del toreo, con sus caballos, alguaciles, toreros, picadores, banderilleros, arrastres, Tancredo, salto de la garrocha, toros, son de las más antiguas de Casanellas y se fabricaron en dos tamaños, el de bulto o 45 mm. y el Extra de 54 mm. En un impreso fechado en 1901 ya aparecen representadas algunas figuras de tamaño bulto: caballo y picador con el toro embistiendo, torero con estoque y toro parado y torero citando, lo que da a suponer que posiblemente ya se fabricaban con anterioridad, posiblemente desde 1893 o antes, al igual que el resto de las figuras que se ven en el grabado.

Baldomero Casanellas. Aviso a los clientes del cambio de domicilio.

Los moldes son de bronce. Normalmente para una figura sencilla hay un molde para el cuerpo y otro para la cabeza. Los moldes más complejos suelen ser los de los caballos, especialmente aquellos que están en movimiento, suelen precisar de pequeñas piezas accesorias para definir bien la barriga, el espacio entre las patas, las orejas y los posibles orificios para pasar las riendas o para el asiento del jinete

La pintura para las piezas de esta serie es de las más vistosas, ya que intentan reproducir los “trajes de luces” de los toreros, con sus vivos colores, dorados y plateados, bordados y en algunos casos lentejuelas.

El tamaño bulto

En el tamaño bulto llegaron a hacerse hasta 25 piezas diferentes: tres tipos de caballos, uno para el alguacil y dos para los picadores, de paseo y en acción con sus jinetes correspondientes. Las figuras de los toreros incluyen el torero con la capa recogida para el “paseillo” ante las autoridades, el torero con la capa caída en su brazo derecho, el torero con la capa detrás, el torero con la capa delante citando, el torero con la capa lateral i el torero con el estoque de espada. También tenemos los banderilleros en tres posiciones: con las banderillas altas, bajas y en posición de ataque. El toro está representado en tres posiciones: parado, en ataque y muerto. Para cerrar el tema tenemos las figuras del arrastre, con dos tipos de caballos diferentes, el mozo que tira de las riendas de los caballos y el mozo con el látigo, además del toro muerto ya citado.

Podemos ver a continuación las fotografías de la Serie 14. Toreros de Lidia. del catálogo de “La Guerra” que incorporan buena parte de estas figuras en bulto que ya se fabricaban en 1914. Contamos un total de 18 figuras diferentes.

Página 14 del catálogo La Guerra representando todas las figuras de la serie Bulto que se fabricaban en aquel momento

A continuación veremos los moldes con los que se creó ya a finales del siglo XIX el conjunto básico de figuras para el arte del toreo. Nos fijamos en los dos moldes que siguen que los cuernos del toro no están incorporados, pero que para definir bien la cabeza y la zona entre las patas delanteras el molde puede llevar piezas complementarias. En ambos casos el toro sale ya del molde con una barra que une las patas delanteras y que además de dar mayor estabilidad facilitaba también el cosido a las cajas.

Baldomero Casanellas. Molde y figura de toro embistiendo
Baldomero Casanellas. Molde y figura de toro parado
Baldomero Casanellas. Molde y figura de Estoque

En la fotografía superior vemos el molde del matador o “estoque” y observamos como el vacío de la cabeza fue añadido con posterioridad al molde, de esta manera una vez abierto la figura estaba completa, solo debía girarse la capa para que junto con los dos pies, uno de ellos con postizo, sustentara la figura. La espada o estoque se soldaba después. Con el molde inferior se fundían a la vez los estoques, la bolea para el arrastre del toro y la puntilla, puñal corto con que se remata el toro.

Baldomero Casanellas. Molde para espadas y boleas
Baldomero Casanellas. Molde para dos cuernos de toro.

Los cuernos para las tres figuras del toro: parado, embistiendo y muerto, se hacían en este molde y se soldaban después a la figura. Salen con lo que llamamos la “colada” parte del plomo que después debe cortarse para dejar libres las piezas de los cuernos. El molde que sigue, el del toro muerto, lleva una pieza complementaria para definir la cabeza.

Baldomero Casanellas. Molde para el toro muerto

Otras suertes que también llegaron a representarse son el Salto de la garrocha, ya representado por Goya en algunos de sus grabados, donde el torero se levanta sobre una vara y salta por encima del toro.

Baldomero Casanellas. Salto de la garrocha.

Tres piezas componen esta escena, el torero, la barra o garrocha y el toro en posición de embestir. Es un conjunto frágil, con cuatro puntos de soldadura, dos para las manos del torero y otros dos para el toro en cuerno y entre las patas delanteras. A continuación vemos el molde de la figura, a la cual se le debía doblar el brazo en caliente. Observamos que además de la colada, el grueso del material que llena la boca o chimenea, hay un vacío cilíndrico por donde se pone el punzón que reserva un espacio en la zona del cuello para implantar después la cabeza.

Baldomero Casanellas. Molde para la figura del salto de la garrocha.

En las dos fotografías que siguen vemos los dos moldes necesarios para conseguir la figura del torero con la capa caída. Vemos en el primer molde como un brazo queda cortado y como el punzón penetra por la parte del cuello para dejar el espacio necesario para poner después la cabeza.

Baldomero Casanellas. Molde y figura para el torero con capa caída.
Baldomero Casanellas. Molde para el brazo y capa del torero.

Con el segundo molde se realiza el brazo del que cuelga la capa. Con la capa y los dos pies se consigue una buena base para la figura. Observamos que las etiquetas llevan una numeración, ésta en algunos es doble, puesto que al ser estas figuras casi centenarias han tenido diferentes referencias según las fechas de inventario de moldes. El molde que vemos a continuación muestra la figura del torero de paseillo. Apreciamos en el molde que la entrada para el punzón del cuello ha sido anulada y que en su lugar se ha añadido la cabeza, que obtura parcialmente la entrada de material. En este caso es una de las figuras que se sustentan sobre peana.

Baldomero Casanellas. Molde y figura del torero paseillo.
Baldomero Casanellas. Medio molde y figura del torero citando derecha.

En este molde del torero citando por la derecha vemos también como la entrada del punzón para el cuello ha sido anulada y se ha grabado posteriormente la cabeza. En este caso figura y capa salen juntas y sustentan correctamente la posición. En el molde que vemos a continuación, para la figura del torero con la capa detrás, se mantiene la entrada para el punzón del cuello, mientras que la entrada de material se bifurca para alimentar el cuerpo y la capa.

Baldomero Casanellas. Molde para torero con la capa detrás.
Baldomero Casanellas. Figura torero con capa detrás.

Esta figura, el torero con la capa detrás y la cabeza girada, no aparece en el catálogo de 1914, suponemos fué una incorporación posterior.

Baldomero Casanellas. Molde para el capeo de la verònica

Es el molde superior un molde complejo, lleva un postizo entre los brazos que permite que el plomo los defina y luego éste fluya para dar forma a la capa.

Siguen dos moldes para los banderilleros. Si observamos la fotografía del catálogo los hay en tres posiciones: banderillas altas, banderillas al frente y banderillas bajas. El torero con las banderillas altas se sustenta sobre peana mientras que el que las lleva bajas tiene un postizo en uno de los pies para que pueda sostenerse y dar mayor agilidad al movimiento.

Baldomero Casanellas. Molde y figura torero banderillas altas
Baldomero Casanellas. Medio molde y figura banderillas bajas.

Si observamos la fotografía en blanco y negro del catálogo de La Guerra de 1914, veremos que hay un tercer banderillero con las banderillas levantadas y dirigidas al toro, esta figura no tenia un molde propio, sino que se hacía a partir del molde de banderillas bajas, levantando los brazos en caliente.

A continuación vemos los dos moldes para la figura del Tancredo, un molde para dos cabezas y otro molde para el cuerpo sobre la peana. La suerte del Tancredo tuvo su momento en la primera década del s. XIX. Luego fue prohibida. Picasso la inmortalizó en algunos de sus grabados al aguafuerte sobre el tema de la tauromaquia.

Baldomero Casanellas. Molde para cabezas de Tancredo
Baldomero Casanellas. Molde para Tancredo.

A continuación vemos los grupos de jinetes y caballos. Los caballos son tres, el del picador en acción en la plaza, el de paseo del picador, el único con peana y el de paseo del alguacil o alguacilillo.

Baldomero Casanellas. Medio molde del caballo del picador y orejero.
Baldomero Casanellas. Molde para el jinete picador.

Es posible que existiera más de un molde para la figura del jinete picador. La que sale de este molde tiene el cuerpo ligeramente girado, como para facilitar después el soldado de la pica, mientras que el que vemos pintado, que monta el caballo de paseo, parece tener las piernas más juntas y la espalda más derecha. A continuación vemos el molde de las picas que llevan en la zona central la mano incluida, preparado para soldar al brazo del jinete picador.

Baldomero Casanellas. Molde con diez varas para picador.

A continuación vemos los dos caballos con los que efectuaban el picador y el alguacil el paseillo al inicio de la corrida. El primer caballo es el del picador, que se sustenta sobre una peana. El segundo, más grácil y sin peana es el del alguacil, fijémonos que las riendas no forman parte del molde, sino que el molde tiene una perforación para poner un pequeño punzón en el momento de la fundición y por allí se pasa luego un alambre que hace las veces de brida.

Baldomero Casanellas. Molde y figura caballo picador paseo.
Baldomero Casanellas. Molde y figura caballo del alguacilillo.

El molde que vemos debajo corresponde al jinete del alguacil, vemos la botonadura en la parte derecha.

Baldomero Casanellas. Molde para el alguacilillo.
Baldomero Casanellas. Medio molde para cabezas de toreros tamaño bulto.

En la imagen superior vemos una de las tres partes que constituían el molde para cabeza de torero tamaño bulto, hay un total de diez cabezas: dos como vemos descubiertas, otra entre medio que es la del alguacil, vienen después dos más de picadores y las cinco restantes son cabezas que llevan la montera.

EL ARRASTRE

Pasamos al final de la corrida, después de la muerte del toro. El arrastre tal como lo vemos en la fotografía del catálogo constaba de cuatro caballos, cuatro mozos que llevan los caballos y otro mozo que los hostiga con un látigo. Los caballos eran muy semejantes a los que formaban parte de la cuadriga de romanos. El arrastre se vendía con el conjunto de figuras del toreo, como hemos visto en la caja nº 4, o bien por separado como Serie.30. En la caja nº 1 vemos dos caballos, dos mozos que tieran, uno con látigo y el toro muerto, mientras que en la cada nº 2 son tres los caballos, cinco el total de mozos y el toro. De los caballos observamos dos posiciones diferentes.

Baldomero Casanellas. Arrastre del toro, caja nº 1.
Baldomero Casanellas. Arrastre del toro, caja nº 2.
Baldomero Casanellas. Molde para el mozo del arrastre.

El molde para el mozo está compuesto de tres piezas que vemos en la fotografía, más el punzón para el agujero del cuello.

Baldomero Casanellas. Molde para cabezas, entre ellas la cabeza del mozo del arrastre.

Existía un molde para cinco cabezas de mozos de arrastre, un casquete semi cónico, pero en algunas fotografías se ve al mozo que hostiga el látigo con una cabeza como la que se muestra en el molde superior.

Baldomero Casanellas. Caballo para el arrastre.

Este caballo es uno de los dos modelos de caballo que forman el arrastre. Unos llevan la cabeza más alta y recta y otros la llevan girada. Los dos moldes para estos caballos fueron transformados más tarde en moldes para la cuadriga de romanos.

Vemos en la fotografía superior una composición del arrastre con dos caballos. La imagen pertenece a una de las vitrinas del Museo FIJAS de Sepúlveda, ya mencionado en el apartado de Museos. Como vemos en el letrero está atribuido a Capell y fechado en Barcelona en los años 40, datos que posiblemente correspondan a la fecha de fabricación y compra, pero ya hemos visto en la fotografía del catálogo de La Guerra que ya se fabricaba el año 1914.

Hemos contabilizado un total de 22 figuras, con aproximadamente 30 moldes. Recordemos que algunas de las figuras, como el torero de banderillas bajas y medias parten del mismo molde. Los moldes de cabezas, espadas, bolea, picas y otros complementos vienen a cerrar el cómputo.

Las plazas de toros

Tenemos noticia de su creación por el artículo sobre la empresa “La Guerra” en la revista “La Juventud Argentina” del año 1917. Dicha revista conmemora la exposición de fabricantes de juguetes que se hizo en el recinto de la Escuela Industrial de Barcelona. Entre las fotografías, sobre el epígrafe “Una vista parcial del taller”, podemos ver al propio Casanellas sentado al fondo y en un plano más próximo, entre otros trabajadores, a su sobrino y continuador Josep Capell Coixet que en aquel momento tendría 18 años.

La Juventud Argentina, página 26. Exposición en la Escuela Industrial de Barcelona 1917

Casanellas en 1917 ya había lanzado al mercado las plazas de toros, de las cuales solo tenemos testimonio de las que se hicieron para el tamaño bulto o 45 mm. Se servían con las figuras cosidas, a veces planas y a veces de pie, con mayor o menor número de figuras.

Fotografía de catálogo con las figuras básicas de la Corrida en la plaza de toros grande, con figuras tamaño bulto o de 45 mm.

Las plazas eran de cartón, una litografía en el fondo representa el toril, el palco de las autoridades, el público, algunos toreros y los mozos, mientras que el ruedo puede verse en algunas imágenes sin decoración o bien en algunos casos representa la bandera española. Veremos ahora una fotografía en color de una plaza con menos figuras

Plaza de toros de Casanellas pequeña, vemos en el toril la marca La Guerra

La difusión de este tipo de plaza fue muy grande en España y en el extranjero. No siempre se ha sabido reconocer la atribución correcta, como pasa en la fotografía inferior, atribuida a otro fabricante. Si analizamos en detalle la litografia que representa el público en las gradas, veremos como aparece la marca LA GUERRA . En esta foto podemos observar alguna anomalía, como por ejemplo que el Alguacil, el jinete vestido de negro que está en el interior de la plaza, debería dejar su lugar al picador con la vara, que es quien debe estar en la plaza haciendo su faena.

Plaza de toros de Casanellas grande


Fragmento de la litografía que representa el público, vemos la marca LA GUERRA

Todas las cajas de plazas de toros que vendieron Casanellas y después Capell llevaban esta litografia como fondo del público, con la marca “LA GUERRA”. Hemos visto cajas en museos y colecciones particulares que nos son atribuidas, pero que no son como estas, aunque las figuras sí lo son. Deducimos que otros, compraron las figuras por separado y montaron estas cajas diferentes con nuestras figuras, atribuyéndolo todo a Casanellas o a Capell.

La fotografía superior muestra una plaza de toros y un grupo de toreros que se atribuyen ambos a Capell o a Casanellas. La plaza es idéntica a las que utilizaba Teixidó, otro fabricante de juguetes de Barcelona. Respecto las figuras que vemos no son nuevas, han sido “jugadas”, el nombre que damos a una figura cuando su desgaste es el testimonio de que ha cumplido su fin, el juego. También observaría que los colores con los que están pintadas las figuras no responden del todo a las gamas cromáticas más propias de nuestra firma. Esta plaza y otras muchas figuras y composiciones sobre el toreo pueden encontrarse en el mencionado Museo FIJAS de Sepúlveda.

Tamaño Extra

Entendemos por tamaño Extra el que toma como referencia una medida aproximada para las figuras de a pie de 54 mm. En el catálogo de La Guerra, página 22, ya encontramos las figuras básicas de esta serie, la nº 36, apreciando en ellas gracias al tamaño posiblemente, un mayor dinamismo, especialmente en el caballo y jinete del picador. Las diez figuras diferentes son: dos toros, uno parado y otro embistiendo, el “monosabio” o mozo con la oreja del toro en la mano, un caballo de picador frenando con el picador en acción, un banderillero en posición de ataque, el torero con la capa recogida para el desfile inicial, y tres toreros, dos citando con la muleta frontal y de lado y el tercero con el estoque. En las fotografías del catálogo vemos que las cajas componen grupos repitiendo algunas de las figuras.

Página 22 del Catálogo La Guerra, 1914, con las figuras de toreo tamaño extra

Con posterioridad se añadieron otras figuras para dar mayor vistosidad al conjunto, como el caballo de paseo para el alguacil y para el picador con sus respectivos jinetes. Así en total el número de figuras diferentes de la Serie Extras sumaría un total de trece modelos. Todas las cabezas del tamaño Extra se fabricaban con un solo molde, la base del cual vemos a continuación con algunas de las piezas y su colada. Vemos las monteras a las que debía seguir la cabeza del torero, a la derecha la cabeza del picador y la del alguacil junto con las plumas que decoraban su tocado.

El que sigue debajo es el molde para el torero extra con el estoque. El estoque y las banderillas se fundían en otro molde.

Las banderillas del torero Extra no iban incorporadas en el mismo molde con la figura, como hemos visto en los toreros de tamaño bulto, sino que se fundían aparte junto con el estoque y la mano en otro molde.

También, como en el tamaño bulto, los cuernos del toro se fundían aparte, son los mismos para el toro parado y para el toro embistiendo.

Vemos arriba las dos figuras del toro, embistiendo y parado. A continuación el medio molde del jinete picador.

La figura del monosabio, el auxiliar del picador en la corrida, que le ayudaba a montar y sujetar el caballo en los momentos difíciles, salía del molde ya con la cabeza y otro elemento que se soldaba a la mano que está baja.

El caballo del picador es quizá la figura más dramática de esta serie. El molde es también muy complejo, lleva muchas partes postizas para definir tanto las orejas como las el encaje de todas las patas. En la zona de la cabeza incorpora un punzón que debe dejar el espacio para pasar el alambre de las riendas. Los estribos se fundían aparte. En este molde vemos una rectificación de conducto de entrada de material, el primero que era vertical y paralelo al punzón para el asiento, fue anulado y se hizo una segunda entrada lateral que facilitara el acceso del material a todas las partes del molde. Vemos que el caballo no lleva protección, ésta no fue obligatoria hasta 1927 en la época de la Dictadura de Primo de Rivera. Estas antiguas figuras del toreo, tanto las de Bulto como las Extra, nunca incorporaron el protector, como sí hicieron otros fabricantes.

Baldomero Casanellas. Picador y alguacil, tamaño extra con su caballo

En la fotografía superior vemos los dos jinetes que van montados sobre el caballo de paseo con que se inicia la corrida, el picador y el alguacil, en tamaño Extra. En la fotografía inferior medio molde y figura del torero del paseillo.

Se hicieron moldes para algunas figuras que complementaran la serie del toreo, pero no tuvieron una gran comercialización. En la fotografía superior vemos partes del molde y la figura de un caballito encabritado.

En el Museo FIJAS de Sepúlveda podemos encontrar todas las figuras que forman la escena de la corrida en tamaño Extra.

Baldomero Casanellas, los inicios

El 1897 Baldomero Casanellas Nugué, natural de Vilanova i la Geltrú, provincia de Barcelona,  inició con la marca LA GUERRA una actividad de fabricación artesanal de juguetes en estaño y plomo, que seguiría en sus temas y materiales los avatares de la sociedad del siglo XX bajo diferentes nombres comerciales: “Sobrino de Baldomero Casanellas”, “José Capell Coixet” “Casa”, “Capell”,  hasta la década de los sesenta.

El primer documento que deja constancia del nombre comercial LA GUERRA y de su fundador, Baldomero Casanellas, así como nos da imágenes de una parte de su producción, es el impreso de 1901 en el que Casanellas comunica a sus clientes el nuevo domicilio de la empresa, en el Pasaje de Mariné, nº 6.

Baldomero Casanellas “La Guerra” impreso 1901

En el impreso leemos ” Fábrica de Juguetes de Estaño y Plomo” y vemos que eligió Baldomero Casanellas como imagen de empresa la diosa romana Minerva, protectora de las artes y las ciencias. Los dibujos del impreso nos muestran tres tipos de figuras muy diferentes, en primer lugar dos alabarderos, que por su proporción respecto las otras que se representan, deducimos pertenecen al tamaño Extra o de 54 mm. Ambos alabarderos llevan una alabarda, el de la izquierda está en posición de firmes y con la alabarda derecha, mientras que la posición del de la derecha es “al paso” y con la albarda recostada en el hombro. El centro lo ocupa una plaza de toros con diferentes figuras: el picador a caballo frente a un toro embistiendo, un torero con la espada y el toro parado y un torero citando con la capa. A la derecha una escena bélica en la ladera de una montaña, en la cima una fortaleza con la bandera española y entre los soldados el abanderado, los que corren con el fusil y un oficial a caballo. Mostramos en la foto que sigue los modelos que conservamos correspondientes a dicho dibujo:

Casanellas 1901 Figuras en plomo 54mm. y
45 mm.

El primero de la izquierda el alabardero de 54 mm. firme, en el centro en 45 mm. las figuras del toreo y a la derecha el soldado corriendo. Mostramos a continuación diferentes vistas de dos figuras de alabarderos, para que pueda observarse la armonía en la proporción y el volumen.

Casanellas alabarderos 54 mm.con alabarda y con tambor

Es de suponer que dichos temas y figuras formaban parte de su producción más conocida desde el inicio de su andadura individual como fabricante entre los años 1896 y 1897, i porqué no, quizà también antes. Es importante hacer hincapié en las figuras que hemos visto, ya que todas ellas son de pleno volumen y ya en dos tamaños clásicos, 45 mm. y 54 mm. , lo que se conoce en términos de Bulto y Extra, con lo cual situamos dicho tipo de figuras en los años 90 del S.XIX.

Nos consta por una tarjeta datada de 1893, que Casanellas había constituido con un socio apellidado Ortiz una fábrica de juguetes, de nombre La Militar, en la Calle del Camp número 4, de la población de San Gervasio de Cassolas, posteriormente anexionada a Barcelona.

Ortiz y Casanellas “La Militar” 1893

Con anterioridad, según noticias de Joan Amades, trabajó en el establecimiento de juguetes de Carlos Juandé, quien el 1890 decidió abrir una tienda en la calle Pelayo de Barcelona, al tiempo que lanzaba una campaña de propaganda para vender en ella gran variedad de figuras, que él mismo fabricaba. Sin embargo no obtuvo los resultados previstos, por lo que tuvo que cerrar el establecimiento.

Previo a 1890 se sitúa a Casanellas trabajando en el taller de Lleonart, donde posiblemente Casanellas, cerrajero de oficio y también grabador de moldes o matricero trabajara con Víctor Lleonart.

No parece descabellado y es tentador suponer que Carlos Juandé, un adinerado exbanquero, hubiera iniciado o bien seguido muy de cerca, esta nueva producción de figuras en pleno volumen, que coexistía con la de las figuras planas tradicionales hasta aquel momento. Un catalizador de nuevas iniciativas pudo ser la Exposición Universal de Barcelona de 1888, para la cual las iniciativas ciudadanas se esforzaron por estar a la altura del acontecimiento. Algunas figuras en tamaño Extra y pleno volumen podrían formar parte de este nuevo tipo de producción, desconocemos el fabricante, pero la tipografia de la etiqueta de la caja y el tipo de uniforme corresponde con los dos últimos decenios del s.XIX

Autor y fecha desconocidos Cazador del 14 Regimiento de Alcántara

El 14º de caballería, Regimiento de Cazadores de Alcántara, queda como tal tras la reorganización del ejército en los inicios del reinado de Alfonso XII (1874-1885) alternando las guarniciones en Reus, Lérida y Barcelona, desde donde embarcó rumbo a Cuba en 1895.

Autor y fechas desconocidos. Cazadores

Caja con algunas figuras del 14 Regimiento de Alcántara, época Regencia Mª Cristina
Estado Mayor General, etiqueta caja. Época Regencia Maria Cristina

En el complejo proceso que lleva a la figura de plomo final que nosotros apreciamos como obra artística, juguete, pieza de colección y reflejo de una época, en algunas ocasiones conocemos los promotores, los emprendedores, los coleccionistas, los matriceros, pero a menudo el papel del artista pasa totalmente desapercibido. Es seguro que artistas ya con un nombre o bien estudiantes de Bellas Artes o de talleres reconocidos, fueran los artífices de algunos de los muchos modelos que han dado buena fama a la producción española. En el último tercio del s.XIX la formación artística pública tenía en la escuela de la Llotja de Barcelona una afamados profesores, entre ellos los hermanos Vallmitjana, quienes por sus viajes al extranjero, especialmente París, podían conocer bien las figuras de pleno volumen, Agapito Vallmitjana hijo, estaba especializado en su producción en temas de animales. En el caso de las figuritas que pertenecen al Estado Mayor General, cada uno de los caballos está en una posición diferente, sea por las patas, por la inclinación o por el ladeado de la cabeza. La altura total de dichas figuras, caballo con jinete, es de 92 mm. No olvidemos el acabado final, el momento de la pintura, en el que diestras manos y cuidadoso detalle hacen de cada pieza una pequeña obra de arte.

La modalidad que se conoce como “bulto” o pieza corpórea corresponde a figuras que dada su complejidad se realizaban con varios moldes, todos de bronce, con piezas accesorias en su interior.  Hasta aquel momento las figuras se hacían con moldes de piedra o pizarra de solo dos piezas y eran planas o semiplanas.

Ya fueran soldados o toreros, las figuras se componían básicamente de cuerpo, cabeza y accesorios, la cabeza se introducía en el cuerpo, y los accesorios, hechos de estaño: sables, fusiles, espadas, instrumentos musicales etc., se soldaban, ya que las piezas estaban hechas de plomo, y dada su ductilidad podían doblarse y adaptarse a las posiciones requeridas.

Los moldes de los caballos, además de las dos caras del animal se componían de varias piezas, una superior para marcar las dos orejas,  y otras inferiores para marcar el bajo vientre y el espacio entre las cuatro patas para que quedaran torneadas. Existía un punzón superior para dejar un hueco en la montura por donde fijar los jinetes. A menudo Casanellas produce caballos que se sustentaban sin peana.

Poco sabemos de la producción de Casanellas entre 1893 y 1901, pero podemos suponer que bajo el nombre de “La Militar” primero y de “La Guerra” después el tema principal serian las formaciones del ejército, no sabemos si solo el español, y también las figuras del toreo. Entre los hechos militares que marcaron esta época bajo la Regencia de María Cristina, el más destacable es la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas el 1898, hechos que dan fin a un ejército colonial con estos destinos y a buena parte de la Armada. Así pues afirmamos que una parte de la producción de Casanellas durante estos años estaba dedicada a figuras y uniformes del ejército que dejaron de existir el 1898. Fundamenta la afirmación el estudio de uno de los moldes más antiguos de que disponemos, el molde de cabezas de alabarderos tamaño Extra. Como vemos en la base del molde se pueden fundir a la vez hasta siete cabezas, cuatro con el tricornio de los Alabarderos y otras tres con la forma del chambergo, el sombrero de ala ancha propio de las tropas coloniales, pudiendo fundir solo uno de los grupos ya que hay dos entradas de material. Muy posiblemente este molde sobrevivió por ser todavía útil para una para las cabezas de alabarderos, mientras que los moldes que quedaron desfasados por pertenecer a unidades extintas del ejército, debieron destruirse.

Casanellas Molde para cabezas con tricornio y para chambergos. Extra.
Casanellas base molde cabezas tricornio y chambergos. Extra.

También podría ser que algunas de las figuras de la Armada que no aparecen en el catálogo de 1914 pero sí en listas de precios y fotografías posteriores, fueran ya fabricadas a finales del s.XIX, véase el caso del almirante y quizá también los marineros, son moldes que responden por tipología a los de esta época.

Casanellas Almirante de la Armada 45 mm.

Casanellas molde y figura marinero firmes 45 mm.
Casanellas medio molde marinero al paso.

Otras figuras que no aparecen en el catálogo de 1914 y que posiblemente puedan incluirse como producción anterior, además de las del toreo ya vistas en el impreso de 1901, pueden ser aquellas que corresponden a suertes del toreo en poco uso, como puede ser el Salto de la Garrocha, que a finales del s.XIX aún tenía buena acogida.

Casanellas El salto de la garrocha
Casanellas, molde para el torero del Salto de la Garrocha

Otra suerte que tuvo sus seguidores en el primer decenio del siglo XX fue la del Tancredo, una figura vestida de blanco y subida a un pedestal que permanecía inmóvil en la plaza esperando llamar la atención del toro.

Casanellas, molde cuerpo Tancredo

Casanellas, molde con dos cabezas de Tancredo

CASANELLAS, TALLER DE FUNDICIÓN

Otra de las actividades que desplegó el taller de Baldomero Casanellas, fue la de matricero y fundidor por encargo de terceros. El busto de Cervantes, pequeña pieza realizada para conmemorar el cuarto centenario el 1916, lleva sus iniciales en un lateral, B.C. Como esta, otras piezas de imaginería religiosa y pequeños objetos fueron actividades de la fábrica.

Busto de Cervantes en plomo, 1916.

Compartieron Baldomero Casanellas Nugué y su esposa Rosa Coixet Feliu la dedicación al negocio, en el taller él dirigía la fundición, la soldadura y el pintado, mientras que en el piso superior el taller de mujeres realizaba la disposición y el cosido de las figuras a las cajas y el etiquetado. Como pareja no tuvieron hijos, razón por la cual acordaron educar a un sobrino, Josep Capell Coixet, quién natural de Aña, de la provincia de Lérida, vino con nueve años a vivir con ellos a Barcelona, pasando más tarde a ayudar en el taller.

Baldomero Casa
nella
s Nugué y Rosa Coixet Feliu

LA PROCESIÓN DE CORPUS DE LLEONART

No es de extrañar que figuras de algún competidor figurasen posteriormente como fabricadas por él, dado que cuando algunos de estos pequeños competidores cesaron, él solía adquirir los moldes si eran figuras de buena calidad. Es el caso de la espléndida Procesión del Corpus de Barcelona realizada por  Lleonart y fundida por primera vez el 1887,  Casanellas compró los moldes, fabricándose durante algunos años y añadiendo nuevas figuras.

Una diferencia a tener en cuenta es el tipo de pintura, a menudo las figuras de Lleonart están pintadas con lacas de color transparentes, que dejan ver en algunos casos los pliegues y detalles del metal.

Gigantes y cabezudos de la Procesión de Corpus de Lleonart, Barcelona

Las figuras que vemos en la fotografía superior reproducen el gigante y la giganta, y tres modelos de cabezudos, de los negritos hay dos figurasdiferentes. Estas figuras son de las pocas comunes a la producción de Lleonart y de Casanellas. Nuestro abuelo, Josep Capell Coixet, contaba que Víctor Lleonart dedicó la dote de su mujer a hacer los moldes principales para esta Procesión de Corpus, que tras 1887 iría engrosando el número de piezas. También contaba nuestro abuelo que cuando se produjo en Barcelona la Semana Trágica, el año 1909, su tío Baldomero Casanellas le ordenó destruir todos los moldes de dicha procesión por temor al anticlericalismo que se desató tras el reclutamiento forzoso de reservistas para las guerras de Marruecos. Nuestro abuelo, en aquél momento todavía un niño, cumplió las órdenes pero no pudo evitar encariñarse con los gigantes y cabezudos, moldes que salvó. Suponemos que Casanellas volvió a hacer todas o casi todas las figuras restantes, puesto que si comparamos las de Lleonart y las de Lleonart-Casanellas, casi todas son diferentes, las segundas un poco más corpóreas. Siguen dos imágenes que ilustran estas diferencias, vemos en la primera un fragmento de la Procesión de Corpus de Lleonart, en concreto a la izquierda el Cirio Pascual sostenido por cuatro monaguillos, si nos fijamos las figuras de los monaguillos se miran desde ambos lados, mientra que en la fotografía inferior, de la producción de Casanellas, todos miran hacia el mismo lado.

Una relación de nuestros moldes de los años cuarenta cita veintitrés moldes para esta procesión, casi todos de más de una figura, por ejemplo hay un solo molde para cuatro cabezudos, otro para otras cuatro figuras: el Obispo con el gorro alto, el cura con el bastón y la cruz y un sacerdote con sotana.

LA PRIMERA EXPOSICIÓN NACIONAL DE JUGUETES

El Fomento del Trabajo Nacional de Barcelona organiza para 1914 la Primera Exposición Nacional de Juguetes, y unos años antes empieza a organizarse este evento. En este contexto, Baldomero Casanellas y su amigo Víctor Lleonart, realizan en el mes de marzo de 1912 un viaje que les lleva a Suiza, Alemania y Francia, para conocer mejor el producto que en soldaditos y figuras de plomo se produce y comercializa en estos países. De este viaje quedan algunos testimonios, como algunas de las postales que envió a Rosa Coixet o bien que guardó como recuerdo, primero vemos las de Zürich:

Dos vistas d
e Zürich, 1912

La postal doble que sigue, el Palacio de Hielo de Berlín, está escrita en la parte posterior informado de la próxima salida para París e informando que con una cruz hecha con lápiz sobre la postal puede verse el lugar donde Víctor Lleonart y Baldomero Casanellas están situados.

Una postal del Eispalast de Berlín, con una cruz la ubicación de Baldomero y Víctor
en la sala.
Berlìn, 1912

Algunas de estas postales debió comprarlas como curiosidad, ilustran los tormentos de la Inquisición prusiana.

Algunas postales de Nürenberg

Una vista de la catedral de Colonia

Colonia, 1912

Entre las piezas que Casanellas compró vemos esta recreación de la Guerra Italo-Turca (1911-1912) con figuras planas, semiplanas y de bulto total como el buque de guerra que vemos en el centro.

Spenkuch, 1911-12 Guerra Italo-Turca

Otras piezas que tienen el mismo origen, compradas en 1912 son estos caballos tamaño Extra del fabricante Heyde.

Dos caballos tamaño extra y un lancero prusiano, Heyde, 1912

Vemos a continuación una postal que editó el Fomento del Trabajo Nacional mostrando uno de los salones donde debía celebrarse la Exposición Nacional de Juguetes.

Postal del Fomento del Trabajo Nacional mostrando los salones donde se celebrará la Exposición Nacional de Juguetes

Para dicha Exposición Baldomero Casanellas elabora un catálogo con fotografías de todas las formaciones en sus cajas respectivas. Dedicamos una entrada únicamente a este tema, el Catálogo de La Guerra de 1914.

LA COLECCIÓN LLOVERA

El también grabador de reconocido mérito Eulogio González colaboró con Baldomero Casanellas para la famosa Colección LLovera bajo la dirección de Arturo Llovera. Actualmente puede verse dicha colección en el Museo Histórico Militar de Figueres, en el Castillo de San Fernando, Figueres, Girona. La Colección está formada por más de 20.000 piezas que representan un ejército español de principios del s.XX, con los diferentes escalafones militares, caballos, ciclistas, intendencia. Ofrecemos mayor información en la entrada de Casanellas entre 1914 y 1925.

La producción de Baldomero Casanellas se reconoce en algunos de sus artículos por la marca “LA GUERRA” como vemos sobre la cromolitografía del público en las plazas de toros,  también en algunos casos por las iniciales B.C. gravadas en la figura, como en los “Ciclistas de Infantería”, aunque en esta ocasión coincide también con las iniciales “Brigada Ciclista”, o ambas cosas, marca e iniciales,  como en la caja de municiones de los cañones con disparo,  entre otros. En esta etiqueta se reproduce el modelo de cañón que veremos detallado en el catálogo de 1914.

Etiqueta de la caja de municiones con las iniciales de Baldomero Casanellas

El 1917 la revista “Juventud Argentina” dedica un número a la Industria Española de Juguetes y da cuenta de las instalaciones de la III Exposición-Feria  ubicadas en la Escuela Industrial de Barcelona.  Un artículo informa de las últimas novedades de Casanellas, entre ellas la fabricación de hermosas plazas de toros y nos muestra fotografías del taller y de su producción.

La Guerra de África y la Primera Guerra Mundial marcaron cambios en los uniformes y un mayor protagonismo para la artillería, las guerras navales, la aviación, cambios que se reflejaron en la creación de nuevos modelos motorizados, nuevas piezas de soldados, como los legionarios,  y también en el pintado de los uniformes.

También se fabricaron ornamentos para el altar, como candelabros, atriles, campanas, cálices, etc., juguetes para altares y capillas de madera con los que los niños recreaban el ritual de la misa, con “Misalín” incluido.

El juguete militar, el religioso y las artes del toreo marcaron la producción durante tres décadas, pero los deportes y otros juegos no bélicos salieron  pronto a escena. El 1925 Baldomero Casanellas cedió a su sobrino José Capell Coixet la dirección del negocio, nueva fase que veremos en un próximo artículo LOS JUGUETES DE CASANELLAS-CAPELL.

Sobrino de B. Casanellas, “CASA” Y CAPELL 1925-1963

El año 1925 se hace cargo de la empresa con el nombre comercial “Sobrino de Baldomero Casanellas” su sobrino y ahijado José Capell Coixet,  primero colaborador desde la niñez, continuador en el negocio y luego sucesor y seguidor de la misma línea que su tío, creando nuevas figuras en plomo al compás de la demanda de su extensa clientela comercial y coleccionistas.

Tarjeta de principio de los 40

 El nombre de José Capell Coixet figura después de 1940 estampado en las cajas como timbre por el “Impuesto de lujo a metálico”. “CASA”  abreviación de Casanellas, es la marca con que se trabajó a partir de los años 40.  “Capell” también fue registrado como marca, rótulo y nombre comercial.

Impreso de “CASA” segunda mitad años 40

En el año 1929 se celebró en Barcelona la Segunda Exposición Universal en los nuevos recintos de la montaña de Montjuich.  Nuestra producción estuvo representada en una vitrina creada para esta ocasión y que todavía se conserva,  mereciendo una medalla de oro, la máxima concesión a que se podía aspirar. Dicha medalla y la obtenida el 1914 en la Primera Exposición Nacional de Juguetes figuran en impresos posteriores a 1930.   Entre  1914 y 1929 se hacen nueva figuras: Estado Mayor en caballería “extra”, cuadrigas de romanos, los futbolistas de los principales equipos españoles en su campo,  carreras de galgos, indios y vaqueros.

Por lo que respecta a la vitrina presentada en la Exposición Internacional de 1929 hemos dedicado una entrada solo para este tema, con una revisión de las series y figuras identificables y añadiendo fotografías del catálogo que corresponden, además de fotografías actuales en color.

Los documentos en que nos basaremos para mostrar los cambios en la producción serán básicamente fotografías en blanco y negro, ya sea de la vitrina presentada a finales de los años 40, de los diferentes catálogos de fotos, o bien algunas listas de precios que han sobrevivido.

La lista de precios de 1932

En la lista de precios contemporánea a la Segunda República aparece la Guardia Republicana y los Guardias de Asalto en uniforme de verano y de invierno con capote..  Otra novedad en la lista fueron “The Royal Lanceros” -posiblemente los ya vistos en la entrada de Casanellas hasta 1925, correspondiente a los ingleses de Rowe-, la Guardia Irlandesa, la Infantería inglesa, los Soldados de la Independencia y los Granaderos Franceses. El documento, una página impresa por las dos caras, lleva dos títulos “Novedades que no figuran en el presente Catálogo” y “Cajas que han variado de precio”.

Bajo el título “Novedades que no figuran en el presente catálogo” vemos aparecer muchos artículos que ya existían en la década anterior , una explicación posible sería que siguiera basándose en el catálogo con fotos de 1914 y que sumara a éste nuevas fotos en blanco y negro y lista de precios de las nuevas cajas. Así mismo bajo el título “Cajas que han variado de precio”, vemos que todas ellas estaban ya representadas en el catálogo de La Guerra de 1914.

Lista de precios 1932, anexo 1
Lista de precios 1932, anexo 2
Capell. Molde del Guardia de Asalto en uniforme de verano.
Molde y figuras sin pintar de los Soldados de la Independencia
Fotografía de catálogo con ambulancia de sanidad y cocina tamaño bulto . Detrás caja de artillería disparando con los cañones y el carro de balas.
Casanellas-Capell 1932 Agregados presenciando un desfile
Casanellas-Capell 1932. Campamento

La fotografía de la caja denominada Campamento muestra dos tiendas circulares, algunos soldados al paso, un grupo de zapadores con palas, sierras, y hachas, dos mulas con sus guías, un servicio de sanidad con camilleros, algunos soldados con ametralladoras, otros disparando fusiles o arrastrándose por el suelo, y también parece haber un mínimo servicio de intendencia.

LA GUERRA DE ABISINIA 1935-36

Una novedad que no aparece en la lista de precios de 1932 son los soldados de la Guerra de Abisinia, posiblemente fabricados el 1935. El ataque de los italianos se inicia el 3 de octubre de 1935 y acaba el 5 de mayo de 1936 con la destrucción del ejército abisinio y la renuncia del emperador Haile Selassie. La infraestructura en moldes de infantería y motorizados facilitaba la adaptación a las guerras del momento, cada vez más igualadas por lo que respecta a la uniformidad.

Capell. Soldados coloniales y Guerra de Abisinia

Algunas de las figuras que produjeron tanto Casanellas como Capell, por avatares político-religiosos fueron retiradas de la circulación, sacrificándose los moldes correspondientes. A menudo nos han preguntado si fabricamos Mossos d’Esquadra. Es esta una pregunta a la que no podemos responder con certeza. Los Mossos ya existían a finales del s.XIX con un uniforme prácticamente igual al que viste el cuerpo en la actualidad. Que no tengamos el molde o que no figure en ninguna lista de precios no es de extrañar, puesto que acabada la Guerra Civil fueron posiblemente inutilizados algunos moldes de modelos que dejaron de fabricarse. Curiosamente tenemos una figura con el cuerpo uniformado de Mosso d’Esquadra pero pintado como un falangista de los primeros años del franquismo.

El hermano de José Capell Coixet, Don Baldomero, colaboró en la empresa y trabajó en ella como encargado después de 1939.  Anteriormente a la Guerra Civil el encargado de la empresa fue el Sr.Mateo, quien siguió al frente de la misma durante la época de socialización.

“CASA” Fábrica de Juegos y Juguetes de plomo .Sobrino de B. Casanellas. La lista de precios de 1946

Pocos documentos gráficos han llegado a nuestros días, pero contamos con una lista de precios supuestamente de 1946, ya que lleva anotaciones manuales sobre cambios de precio del mes de marzo de 1947. La lista muestra los artículos ordenados por series, como ya vimos en el catálogo de 1914 y los precios de los artículos se refieren a las cajas. Como vemos la marca registrada es “CASA”, abreviación de Casanellas y “Sobrino de B. Casanellas” se mantiene como nombre comercial. Es un desplegable con 6 páginas que incorpora anotaciones sobre subidas de precios y al final los precios de nuevas cajas para algunas de las series, además de series nuevas que van más allá de la 71, como por ejemplo la serie 72 Combinada, la serie 74 Policía del Canadá y la serie 75 Indios. Un error de imprenta en la última página complica las cosas ya que se repiten las series 68 y 69, razón por la cual daremos preferencia al nombre de la serie más que al número.

La lista de precios de 1946 contiene muchas de las series que acompañaron la empresa de Baldomero Casanellas desde los primeros años , como son las de los Toreros de lidia en tamaño Bulto y Extra y las Plazas de Toros desde 1917. Otras series como los Lanceros en columna, Dragones en Línea, Estado Mayor, Caballería Húsares, Caballería Escolta Real, Infantería, Sección motorizada, son propias con pequeñas variaciones de la producción básica. En esta lista de precios veremos como novedad la aparición de algunas series tipo “especial” o semiplanos, en Moros y españoles, en Infantería en campaña, Caballería a escape e Indios. También son novedad la Escuadrilla de aviación, los Paracaidistas,la Infantería al paso con capote y la Policía armada con capote, cosa que no quiere decir que se hicieran el 1946, porque posiblemente ya se fabricaran unos años antes, aunque no tengamos listas de precios inmediatamente posteriores al fin de la Guerra Civil española.

Pasada la Guerra Civil se fabrican falangistas y requetés, en caballería la Guardia Mora de Franco, los motoristas verdes de su Guardia y la artillería motorizada, tanques, carros blindados y camiones. El sidecar se fabricó en versión de carreras y militar.  Otra innovación posterior a los años cuarenta fueron las figuras con uno o dos brazos movibles: Guardia Civil, infantería, músicos, policía armada con y sin capote y vaqueros.   También se fabrican nuevos personajes civiles, como los de la caja “Viajeros al tren”: los pasajeros, hombres y mujeres de paisano, de pie y sentados el Jefe de la estación con la banderita y la pareja de la Guardia Civil. En los deportes esquiadores de competición, civiles  y trineos.

Por lo que respecta a uniformes y formaciones vemos que se mantienen en la lista de precios algunas de las más tradicionales asociadas con la monarquía: la Caballería Húsares y Escolta Real en Bulto, los Lanceros en columna y los Dragones en línea en Extra. Estas formaciones en mayor o menor medida las hemos mostrado en entradas anteriores. Lo mismo sucede con las series dedicadas a los Toros de lidia, que las vemos representadas desde el principio de la empresa y que tienen una entrada particular.

CASA Lista de precios, páginas 1, 5 y 6, posiblemente de 1946
CASA lista de precios paginas 2, 3 y 4 , posiblemente 1946

Los ESPECIALES

La lista de precios de 1946, toda ella en cajas, empieza por las series 1 a 4 del tipo “ordinarios”, que entendemos com figuras planas, prácticamente sin relieve ni volumen. Son las figuras más baratas y posiblemente las más antiguas.

Las series siguientes son del tipo “Especiales”: de la 5 a la 7, Moros y españoles, Infantería en campaña, Caballería a escape y al final de la lista anotado a mano la serie 29 artillería ligera, 31 artillería motorizada y 75 indios. Los moldes en la mayor parte de los casos son Schneider. No disponemos de las fotos que corresponden exactamente con estas listas, pero de catálogos posteriores tenemos aproximaciones creemos bastante cercanas.

La caja que vemos a continuación muestra batalla entre moros y españoles. Curiosamente, a diferencia de las cajas que veremos más adelante, los españoles no visten de caqui. Todas las figuras son semiplanas excepto el caballo a escape con su jinete que es de “bulto”.

Capell, Moros y españoles

La fotografía que vemos a continuación corresponde a un catálogo posterior donde las series 1 son de soldados caqui, las 2 de moros y españoles, en este caso los españoles visten uniforme caqui, las 3 de caballería y las 4 de indios.

Capell 4 series de Especiales

En las tres fotografías de catálogo que siguen vemos que se suman a las figuras “especiales” más figuras en tres dimensiones, en la primera caja empezando por arriba tenemos la figura montada a caballo, en este caso un caballo antiguo semiplano que ya vimos en el catálogo de 1914, el jinete es “bulto” y también la figura que está en el suelo disparando. En la fotografía inferior tenemos como novedades bulto, además de una tienda de campaña en tela y un avión, algunas figuras de Sanidad: los camilleros con la camilla, un médico y un enfermo y también un soldado con su ametralladora.

Capell. Infantería en campaña. Especiales y Bulto Sanidad
Capell, “especiales” caquis
Capell, molde Schneider para trompeta a caballo
Capell, molde para tanque

Las series que siguen en esta lista de precios, muestran formaciones que en algunos casos ya hemos visto con anterioridad, como por ejemplo la Caballería mora, que es idéntica a la ya vista en el catálogo de 1914. Informaremos tan solo de aquellas formaciones que consideramos como novedades y de las que disponemos de imágenes.

Hemos visto en apartados anteriores la Guardia Civil en traje de gala. En esta ocasión visten el conocido uniforme verde. Suponemos que la primera figura de la izquierda llevaba el fusil recostado en el hombro. Los caballos que se muestran corresponden el primero a la Guardia Civil y el segundo a la Esccolta Real.

Capell. Guardia Civil, infantería y caballería

LAS FORMACIONES FRANQUISTAS

No todas las formaciones franquistas aparecen en esta lista de precios, pero sí tenemos testimonio por alguna foto de catálogo y también por las figuras. Es el caso de las Juventudes de la Falange, que vemos a continuación tanto en una caja como en los modelos supervivientes. En la primera caja, delante, un grupo de infantería al paso con uniforme caqui.

Capell, Infantería al paso y Falangistas
Capell, Juventudes de la Falange
Requetés

Capell , Infantería al paso con capote

En las dos fotografías del catálogo que siguen vemos formaciones de la Guardia Mora del Generalísimo, en la primera caja hay trece figuras a caballo, a pesar de que no son en color, podemos suponer en segunda fila, dos trompetas centrales, que van sobre caballo blanco y llevan la capa amarilla, en tercera fila un oficial con sable y con fez y un abanderado. El jinete que encabeza el desfile y los que están a ambos lados de los trompetas, lanceros, podrían llevar uniforme y capa roja. Los otros lanceros parecen vestir pantalón blanco y capa azul. El caballo de esta primera caja es el que denominamos de la “Guardia Mora” tiene la cabeza levantada, así como una pata, cola larga y unos adornos en el cuello que ya vienen del molde. En la segunda caja hay un total de diecisiete jinetes con su caballo y un coche que es desmontable y puede llevar o no capota. La diferencia básica respecto la caja superior está en el tipo de caballo utilizado, es idéntico pero con la cola recortada.

Capell, Guardia Mora del Generalísimo
Capell, Guardia Mora del Generalísimo con auto desmontable
Capell, molde del caballo para la Guardia Mora
Capell, molde para la capa de la Guardia Mora
Capell. Guardia Mora del Generalísimo
Capell, Motoristas del Generalísimo con auto desmontable

INFANTERÍA

Respecto las series 8, 9, 10, 11, 12 y 13, todas de Infantería, mostraremos aquellas de las que tenemos fotografía y que creemos son diferentes a algunas ya vistas con anterioridad. Ya hemos visto anteriormente una caja de la serie 8, Infantería al paso.

La Serie 10, Infantería músicos, nos plantea una duda, ya que el texto no especifica si las figuras son con brazo movible. Mostramos la foto de que disponemos:

Capell. Músicos brazo movible.
Capell. Músico platillos brazo movible

En la fotografía que sigue vemos medio molde de instrumentos musicales y de brazos, a la izquierda el desarrollo de un tamboril: dos circunferencias y un rectángulo, después dos manos con los bastoncillos para tocar el tamboril, y varios instrumentos de viento con su manos respectivas.

Capell. Molde con brazos e instrumentos de música

CABALLERÍA

En la lista de precios de 1946 encontramos la Caballería bulto en dos ocasiones, primero entre las series 16 y 19 y luego entre las series 25 y 28, denominadas como “bulto D”. Se repiten la Caballería al paso y la Caballería a escape. En la foto que sigue vemos empezando por arriba un grupo de Infantería al paso Extra y dos grupos de la caballería tradicional: Escolta Real y Húsares, pero con los caballos al trote propios de esta época. La fotografía como vemos intenta dar nociones de color.

Capell. Infantería al paso Extra. Caballería Escolta Real y Húsares.

ARTILLERIA

Én las cajas de artillería que veremos a continuación veremos que todos los uniformes son caquis, formaciones similares las hemos visto con anterioridad pero con los uniformes de gala o los anteriores a la simplificación de éstos. De las tres cajas de Artillería ligera hemos elegido la nº 3, la más completa, donde tenemos además de los trompetas y oficiales que acompañan los trenes en caballo aparte, el cañón, el armón y el carro con sus conductores , caballos y jinetes con el látigo.

Capell. Artillería ligera

Los contenidos de las dos cajas que vemos en la siguiente foto, Artillería de montaña y Motoristas Extra ya los conocemos del catálogo de 1914, la única novedad reside en la uniformidad caqui.

Capell. Artillería de montaña y Motoristas Extra

En la fotografía que sigue, artillería motorizada, vemos dos presentaciones de caja, con uno o con dos camiones. El camión puede ir cubierto o con la tropa sentada y arrastra con la cureña un cañón. Este cañón tiene la portilla de la culata con un claro cascabel, diferente al que mostramos con anterioridad. Los camiones van precedidos per la brigada ciclista.

Capell. Artillería motorizada

La caja que vemos a continuación muestra en color tres soldados con un cañón de madera. Como vemos la etiqueta se corresponde con la lista de precios, puesto que incorpora además del título y el dibujo las letras “Bulto D”. Como vemos el cañón que dibuja la etiqueta no corresponde al que muestra la caja, correspondiendo éste a una época posterior.

Capell. Artillería disparando en caja y etiqueta
Capell. Cañón artillería ligera

En la foto que sigue vemos dos cajas que completan el repertorio militar. En la primera dos grupos de vehículos y soldados enfrentados con sus respectivos tanques y bombarderos y en la segunda una nueva ambulancia militar ya motorizada, con el ya visto carro de intendencia-sanidad todavía tirado por caballos, la mula de carga, los motoristas y los soldados de sanidad: camilleros, médico, enfermo y portadores de palos para camilla.

Capell. Tanques y bombarderos. Ambulancia de sanidad.
Capell. Campamento

Es esta una fotografía de la caja denominada Campamento, hemos visto una semejante correspondiente a la lista de precios de 1932. En este caso la tienda de campaña es la misma y los soldados también, excepto por el avión que vemos a la derecha de la tienda, y que el modelo de camilla que se muestra es ligeramente diferente. Evidentemente todos los uniformes son caquis, entre los zapadores en lugar de casco la boina.

Otra de las series que se nombran en la lista de precios de 1946 es la Escuadrilla de aviación, no contamos con ninguna fotografía del conjunto, solo las de los aviones que aparecen en el Campamento, uno primero que hemos visto con figuras Especiales y el más reciente. Tenemos constancia de cuatro modelos diferentes de avión, pero solo podemos mostrar dos de los moldes.

Capell. Molde de avión grande
Capell. Molde completo de avión pequeño y figura.
Capell. Combinada

La caja que se denomina “Combinada” reúne las formaciones de infantería, caballería, motorizada, artillería y también barcos y submarinos, acorazados y destructores. Mostramos a continuación el molde de un torpedero:

Capell. Molde barco torpedero cerrado

Capell. Molde barco torpedero abierto y con figura.

Este molde consta de tres piezas, una base y dos laterales. La base tiene el volumen interior del barco, para que este no sea macizo y tenga menos material y peso. Vemos en un extremo la entrada del material que dibuja una sinuosa entrada y algunos de los alambres que se introducían para marcar el volumen hueco de las chimeneas de vapor del buque.

Capell. Barcos y submarinos.

Aunque no aparecen en la lista de precios estas cajas, si lo hacen en el catálogo de fotografías. Vemos un total de siete modelos diferentes, tres de ellos submarinos. También en la misma foto vemos la más sencilla de las cajas con figuras de toreros de la serie Bulto o 45 mm. Para mayor información estamos ampliando la entrada dedicada a toreo.

Capell. Infantería de Marina

Por último mostramos una de las cajas con la infantería de marina al paso, un corneta, el almirante en traje de gala y diez figuras con el fusil-bayoneta.

LA CABALLERÍA EN LOS AÑOS 40

Si comparamos los modelos de caballos de la época Casanellas y de Capell hasta la Guerra Civil, vemos que hay una gran variedad, no solo por los dos tamaños base, Extra y Bulto, sino también porque algunas unidades tenían asignado un caballo particular: el de la Guardia Real, el de la Guardia Civil, caballo que en algunos casos era compartido en diferentes series. Tras la Guerra Civil, en los años cuarenta, se siguen vendiendo caballos y jinetes tamaño Extra, pero más para coleccionistas, ya que como juguete, dada la difícil situación económica del país, era necesario reducir costes, en el peso de las figuras y en el proceso de fabricación. A continuación los caballos más comunes de esta época:

Capell. Tres caballos al trote y al paso

Los tres caballos de la fotografía superior muestran una gran semblanza a nivel de estilo, guarda una proporción prácticamente igual, el tipo de peana es muy semejante y todos ellos llevan una perforación en el hocico por donde se hacen pasar unas bridas de fino metal. El primero de la izquierda es el más común y posiblemente el más antiguo sea el de la derecha, cuya cabeza gira ligeramente a la derecha ydel cual veremos más adelante el molde. A continuación vemos otros tres caballos que siguen el mismo patrón de estilo. El primero es semejante al caballo encabritado, desgraciadamente no conservamos una figura con la peana completa. El segundo ya lo hemos visto en la foto anterior en color blanco y el tercero es el caballo con fleje, que oscila levemente presionando por un lado y que fue creado posiblemente a principios de los años 50.

Capell. Tres caballos en diferentes posiciones
Capell. Molde del caballo al paso antiguo
Capell. Molde para el caballo al paso.
Capell. Molde del caballo con el eje basculante.

El caballo con el eje basculante fue posiblemente el último que se hizo para fundir en plomo. Fue el caballo que cabalgaron los jinetes vaqueros con el brazo movible y las legendarias figuras del Enmascarado y Búfalo Bill, jinetes también con el brazo movible y que veremos más adelante. En este molde vemos en la parte superior la chimenea o boca de entrada del material, en el medio el espacio para el punzón que dejaba un hueco en la montura para fijar el vástago del jinete, a la derecha sobre la cabeza vemos el espacio para ubicar el orejero o parte del molde que marcaba las orejas del caballo. En la parte inferior observamos también otra entrada de punzón para introducir luego el fleje que da balanceo a la figura.

FIGURAS Y GRUPOS CIVILES

Una parte importante de la lista de precios de 1946 tiene como protagonista el Ejército, pero también las formaciones civiles, los juegos de carreras y otros entretenimientos tiene cabida en la misma como veremos a continuación.

Capell. Bomberos y ambulancia

En esta fotografía vemos dos modelos de cajas de bomberos, la primera tiene cuatro vehículos: la cuba o cisterna, dos camiones con las escalera y un auto, en la segunda caja, al fondo, se suma otro vehículo ambulancia. Respecto las figuras, tenemos bomberos con mangueras y con palas y también el doctor, el enfermo y los camilleros en la segunda caja. Posiblemente todos los vehículos que vemos fueran de madera.

ESQUIADORES

Las figuritas de los esquiadores las vemos reflejadas en el catálogo en la serie 48 Soldados esquiadores, que se presenta en dos cajas diferentes y en la serie 70 Soldados deportivos también en dos cajas. La caja de los soldados esquiadores muestra un total de once figuras y dos árboles nevados, de ellas cuatro son esquiadores a pie cargando con los esquís y los otros siete en posición de esquí, llevando mochila y fusil a la espalda. Las cajas de los esquiadores deportivos tienen una mayor variedad de modelos, hay un total de trece figura más el trineo, como vemos en las fotografías en blanco y negro del catálogo.

“CASA” cajas de esquiadores deportivos y soldados esquiadores

Los modelos de la caja de esquiadores, además del trineo y sus ocupantes, muestran esquiadores deportivos con dorsal de competición, sin dorsal con gorra y sin ella, a pie cargando los esquís i palos, también con gorra y sin ella y además una figura de mujer esquiadora, reconocible solo por la pequeña melena, en rubio, castaño y morena, y modelo de gorra diferente. Mostramos a continuación estas figuras en color:

Capell. Todas las figuras de esquiadores deportivos y soldados.

Las combinaciones de colores con que estaban pintadas las figuras eran muy variadas, solo para los esquiadores sin gorra y sin dorsal reconocemos nueve diferentes, según se alternen los colores de pantalón y chaqueta, cinturón y guantes.:

Capell. Nueve combinaciones de diferentes colores para las figuras de los esquiadores deportivos

Respecto los moldes para estas series son básicamente cuatro, uno para el cuerpo sin brazos, otro para los brazos, los esquís y el tope de los palos-los brazos al ser movibles son independientes-, otro molde para la cabeza del esquiador con gorra y la esquiadora, además de un bolsito y otro molde para el trineo. Además de estos moldes propios, tenemos el molde de la figura al paso que carga los esquís, molde utilizado para muchas otras figuras, y el molde de las cabezas que no van cubiertas. Mostramos a continuación el molde del cuerpo y el de esquís y brazos.

“CASA” Molde de bronce para el cuerpo del esquiador
Capell. “CASA” molde para los esquís, el tope del palo y los brazos del esquiador.

A los brazos se les soldaba la varilla con el tope del palo del esquí y luego se remachaba al torso permitiendo el movimiento de los mismos.

Capell. Molde para la cabeza de esquiadora

En el molde que vemos en la fotografía superior vemos dos cabezas, una con gorra a la izquierda y otra a la derecha con gorra y media melena, es la cabeza para la mujer esquiadora. A la derecha un bolsito que caso de llegar a fundirse no ha llegado a nuestros días. Especial mención merece que en el mes de junio de 1947 y durante la visita que efectuó Eva Duarte de Perón a España, en concreto en su visita a Barcelona, visitó el Palacio Nacional de Montjuich donde recibió el homenaje de los productores, según reza la prensa del momento. Para tal ocasión nuestra empresa había realizado una maqueta de montañas nevadas con una cinta en continuo movimiento por donde se deslizaban y luego remontaban los esquiadores, maqueta que llamó su atención y que se detuvo a contemplar.

En la fotografía que sigue vemos una presentación de la vitrina que parece coincidir por los contenidos con la lista de precios de 1946. En dicha lista uno de los artículos que aparece, Serie 49, son los Paracaidistas, presentados en dos cajas diferentes. No nos queda ninguna figura ni tampoco molde, pero si nos fijamos en el piso superior de la vitrina en la segunda caja empezando por la derecha, sobresale de una caja el paracaídas.

Capell. Vitrina en los años 40

Otra de las series que aparece en el catálogo es la Serie 15, Escuadrilla de aviación, también en una presentación de dos cajas, pero excepto los aviones que acompañan algunas cajas de infantería en batalla, solo podemos mostrar algunas fotos de los moldes.

CARRERAS DE AUTOMÓVILES, DE CABALLOS, DE GALGOS Y DE MOTORISTAS

En la lista de precios hay cuatro series dedicadas a las carreras, la serie 63 Carreras de automóviles, la serie 64 Carreras de caballos, la serie 65 Carreras de galgos y la serie 66 Carreras de motoristas. El número de estas series a lo largo de los años podía sufrir variaciones, ya fuera porque desaparecían otras series anteriores o porque aparecían de nuevas. Las fotografías con que contamos muestran en algunos casos anotaciones con un número, rectificaciones y en algunos casos etiquetas encima de la anotación. Una cosa común a todas las carreras es que aparecen las dos figuras de los controladores con la banderita en verde y en rojo, el cuerpo de estas figuras es el mismo que el del ya visto esquiador. También como acompañamiento tenemos algunas vallas, árboles, espectadores de pie o sentados en un banco, muchos de ellos concentrados en la caja denominada “¡ Viajeros al tren!”.

Carreras de automóviles

La caja de Carreras de automóviles que vemos contiene seis vehículos, cuatro vallas, dos árboles, dos controladores de línea, un banco don dos figuras sentadas y otras cuatro figuras de pie, veintiuna piezas en total. Obran en nuestro poder dos moldes completos de coche de carreras grande, mostramos a continuación el que corresponde a estas piezas. También se hicieron por encargo coches semiplanos mucho más pequeños para juegos de otros fabricantes como Borrás, de Mataró.

Capell. Caja de Carreras de automóviles y caja de ¡Viajeros al tren!
Capell. Molde del automóvil de carreras

Carreras de Caballos

La Serie 64 de la lista de precios de 1946 anota dos cajas de Carreras de caballos, a la que se sumó más tarde una tercera mayor. Para esta serie se trabajaba con dos moldes de caballos prácticamente iguales, moldes que unen caballo y jinete y que constan de tres piezas. En esta caja aparecen seis caballos con sus jinetes todos pintados con diferentes colores y sus números respectivos, los dos controladores de línea, con corbata, los arbustos y vallas de dos medidas.

Capell, Caja de Carreras de caballos
Capell. Molde de un caballo de carreras

Carreras de galgos.

La Serie 65 de la lista de precios de 1946 representa las carreras de galgos, vemos un total de seis galgos con sus números respectivos que han salido del cobertizo y que persiguen una liebre, no faltan los controladores de línea , arbustos, vallas y espectadores.

Capell. Caja de Carreras de galgos
Capell. Galgos de carreras

Carreras de motoristas.

La serie 66, Carreras de motoristas, muestras las ya conocidas figuras de las motos que vimos en el catálogo de 1914, añadiendo un sidecar. Las figuras llevan un dorsal a la espalda con los respectivos números y vemos también los controladores de línea y los arbustos acompañando la escena.

Capell. Cajas con carreras de motos y sidecar

¡VIAJEROS AL TREN!

Esta caja era el complemento ideal para los juegos de trenes, muestra un grupos de personajes que son frecuentes en las estaciones de tren e inmediaciones: el pasajero con la maleta, los que esperan en un banco, la pareja de la Guardia Civil, los empleados de la estación, el perro, la señora con el ramo de flores..

Capell. Caja de ¡Viajeros al tren!

A continuación mostramos medio molde de una de las figuras que vemos en la caja, la mujer que lleva un vestido de color rojo y un ramo de flores en la mano. Vemos aquí la figura por delante y por detrás.

Capell. Molde de señora con flores

Capell. Jefe de estación y controladores de línea

En todas las cajas con juegos de carreras: galgos, caballos, motos, coches y también en la caja de la estación vemos aparecer una figura que lleva en la mano una banderita, ya sea verde o roja. Casi siempre lleva gorra, en algunos casos deja ver un cuello de camisa con corbata, en los otros la chaqueta cierra hasta el cuello. Los acabados de la pintura pueden ser en mate o en brillante, y las peanas en verde o en marrón. Un solo molde, el mismo que el de la figura de esquiador, que según el tipo de cabeza y el pintado daba pie a diferentes versiones.

EQUIPOS DE FÚTBOL

Gran parte de los artículos se siguieron sirviendo en cajas de cartón de diferentes estampados, con las piezas variadas y repartidas formando composiciones y cosidas al cartón, con etiquetas en la caja con la marca “CASA”. Una de las que tuvo mayor éxito fue justamente la que contenía en compartimentos separados un equipo de fútbol con los once jugadores.

Los equipos de fútbol se presentaban en dos tipos de cajas. Posiblemente la de la fotografía sea la más sencilla, con diez jugadores y el portero. Las posiciones básicas de los jugadores y sus correspondientes moldes son 6, a las que se suma un portero parado y otro opcional en el momento de parar la pelota. Los equipos básicos eran el R.C.D. Español, el Barça, el Real Madrid, el Atlético de Madrid, el Atlético de Bilbao y posiblemente algunos otros. En la vitrina de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 figuraba ya un campo de fútbol.

Capell. Juegos y Jugetes CASA Equipo de futbol

GRANJA

La caja de la Granja reúne un total de dieciocho figuras semiplanas procedentes de moldes Schneider y otras de pleno volumen o tridimensionales como la perdiz. Encontramos desde el cazador a la granjera pasando por animales del bosque y domésticos, además de una pequeña casita.

Capell. Caja de la Granja

PARQUE ZOOLÓGICO

El parque zoológico se presentaba en tres cajas diferentes según el número de piezas. La fotografía que presentamos es la más completa. Combina animales domésticos y salvajes, de moldes Schneider y de pleno volumen. Entre las piezas más notables de pleno volumen están el elefante, la jirafa y el avestruz. Otros de más modestos son la serie de felinos: león, leona, tigre, pantera, leopardo. También el perro y el gato común tienen su lugar y muchos otros. La disposición de las vallas y los paseantes sugiere el espacio del parque zoológico.