Indios y vaqueros

Al compás de los estrenos del cine de Hollywood con las películas de indios y vaqueros, un público infantil anhelaba tener entre sus juguetes aquellos búfalos, caballos, tiendas de indios, fuertes, en resumen visualizar la conquista del Oeste Americano y las luchas entre las tribus indias y los vaqueros y soldados

Entre las primeras producciones de Capell se cuentan grupos de vaqueros a caballo y de indios, en escenas como el asalto a la diligencia y de la caravana, además de figuras a pie. El tipo de figura es bulto, escultórico, mientras que la medida aproximada de las figuras a pie es de 45 mm. Caballo y jinete son independientes y cada figura ya sea a pie o a caballo precisa de entre dos y tres moldes como mínimo: uno para el cuerpo, otro para la cabeza, y normalmente un tercero con el atributo: un fusil, un hacha, una espada, que debe soldarse al brazo del cuerpo

Caja de Capell con diligencia y vaqueros, perseguida por un grupo de indios a caballo

Las novelas de José Mallorquí crearon en los cincuenta el personaje del Coyote, un héroe que defendía el legado indio e hispano en el incipiente estado de California. El personaje fue también llevado a la pantalla. La figura del Coyote, aquí nombrada como del “Enmascarado” ilustrada por Batet, fue representada sobre un caballo con fleje basculante y una indumentaria muy semejante a otro famoso personaje, el del Zorro.

En el fondo vemos la figura del Coyote, célebre personaje literario de los 50

Otro personaje que adquirió gran renombre fue Búfalo Bill, quien por cierto actuó en Barcelona entre 1889 y 1890. Posiblemente bajo la influencia de los estrenos de diferentes films sobres sus aventuras a finales de los 30 y principios de los cuarenta, se creó esta figura que reproduce su imagen legendaria. Lo vemos en la caja inferior entre un grupo de indios y persiguiendo a un grupo de búfalos, en este caso procedentes de molde Schneider

Bufalo Bill y grupo de indios persiguiendo búfalos con carreta detrás

Más adelante, pasada la Guerra Civil y ante la escasez de materia prima y la difícil situación económica del país, Capell y otros fabricantes, como Teixidó, optaron por producir grupos de indios y americanos a partir de los conocidos moldes Schneider. Son figuras de las que llamamos “especiales” o de semibulto. Estos moldes tienen dos grandes ventajas respecto de la producción tradicional, la primera es que se consume menos plomo ya que las figuras tienen menos volumen. La segunda es que cada pieza resume todo el conjunto de la figura: caballo y jinete son uno solo, las figuras de pie son una sola unidad de cuerpo, cabeza y atributo.

Los moldes de Schneider se venden en cajitas con una ilustración en la portada y un folleto de uso. De muy poco peso, no son de bronce, constan de dos lados, cada uno con una marca, L (left) o R (right) una marca de la empresa y el número.

En la Caja que vemos, de Capell, vemos dos diferentes modelos de indio a caballo, uno con cabellera de plumas y hacha y otro con pistola. Hay cinco modelos diferentes de figuras a pie, una de ellas arrastrándose y también una choza india. Las mismas posiciones de las figuras se fabricaban también en una medida más pequeña.

Fotografia de catálogo con las figuras de indios a pie y a caballo de moldes Schneider

Si bien los moldes fueron los mismos, la diferencia estaba en el pintado. Cada empresa pintaba las figuras y las presentaba de manera diferente, ya fuera cosidas en pie, o cosidas planas sobre el cartón.

Algunas de las figura semiplanas en diferentes colores.

En algunos casos veremos como Capell unifica en algunas cajas figuras semiplanas y otras de volumen completo.

A finales de los años cuarenta empieza a utilizarse el plástico como material base e irá paulatinamente sustituyendo al plomo: tiene menor peso, no es tan frágil y sobre todo tiene la ventaja que una parte del color de la figura ya puede venir dada desde la fabricación, facilitando así la tarea del pintado. Además, por regla general la figura se hacia toda de una pieza: cabeza unida al cuerpo y atributos: pistolas, arcos con flecha, fusiles, que iban ya unidos desde el molde. También es importante constatar que a diferencia de los jinetes y caballos de plomo, que estaban unidos por un anclaje del jinete a una perforación del caballo, la flexibilidad del material hacia innecesario este tipo de ajuste.

El mundo del lejano Oeste, el Oeste americano, no solo dio pie a la continuidad del tema y a la creación de nuevas figuras, sino que también favoreció la creación de complementos: fuertes de madera fijos y desmontables, las casas de la población: el banco, la oficina del Sheriff, la cárcel, el Saloon, la casa del Herrero, el rancho, el campamento indio, y también nuevas figuras como el prisionero con el palo del tormento, la india con el fogón, el indio que arrastra un tronco en un carro.. A continuación reproducimos fotografías del catálogo que se comercializaron tanto con la firma ALCA-CAPELL como CAPELL

Fort Bill , ref. 720, fuerte desmontable de madera, medidas 40 x 40 x 12 cms.

El Fort Bill de referencia 719, era prácticamente igual pero de medidas más pequeñas, 30 x 30 x 12. El Fort Sait, ref. 718 era un fuerte fijo, de medidas 32 x 25 x 10 cms.

A continuación mostramos otra fotografía del catálogo con diferentes casas de la población y entre medio de las casas dos indios con canoa y el prisionero con el palo del tormento.

Fotografia del catálogo con las casas referencia 723,724,725 y 726, así como las figuras 35 y 36

Además del Saloon y la casa del herrero,no podía faltar la carreta y la diligencia, cada uno de ellos guiado por un jinete con lazo y un par de caballos. Las medidas de las casas son de 20 x 12 x 12 cms.

Casa del Herrero y Saloon, ref. 727 y 728 y carreta y diligencia

En la foto que sigue veremos un campamento indio y una rancho. El rancho, ref. 721, media 40 x 25 x 15 cms., las mismas que el campamento indio, con ref. 722. En el caso del Campamento indio, se vendía con y sin piezas. En la foto lo vemos con dos tiendas, un jefe indio fumando la pipa de la paz, una india con el fogón y dos indios de rodillas apuntando un con un fusil y otro con un arco y flechas. Las tiendas indias eran de tela

Capell, campamento indio y rancho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s