Toros y toreros

Las figuras que pertenecen a la serie del toreo, con sus caballos, alguaciles, toreros, picadores, banderilleros, arrastres, Tancredo, salto de la garrocha, toros, son de las más antiguas de Casanellas y se fabricaron en dos tamaños, el de bulto o 45 mm. y el Extra de 54 mm. En un impreso fechado en 1901 ya aparecen representadas algunas figuras de tamaño bulto: caballo y picador con el toro embistiendo, torero con estoque y toro parado y torero citando, lo que da a suponer que posiblemente ya se fabricaban con anterioridad, posiblemente desde 1893 o antes, al igual que el resto de las figuras que se ven en el grabado.

Los moldes son de bronce. Normalmente para una figura sencilla hay un molde para el cuerpo y otro para la cabeza. Los moldes más complejos suelen ser los de los caballos, especialmente aquellos que están en movimiento, suelen precisar de pequeñas piezas accesorias para definir bien la barriga, el espacio entre las patas, las orejas y los posibles orificios para pasar las riendas o para el asiento del jinete

La pintura para las piezas de esta serie es de las más vistosas, ya que intentan reproducir los “trajes de luces” de los toreros, con sus vivos colores, dorados y plateados, bordados y en algunos casos lentejuelas.

El tamaño bulto

En el tamaño bulto llegaron a hacerse hasta 25 piezas diferentes: tres tipos de caballos, uno para el alguacil y dos para los picadores, de paseo y en acción con sus jinetes correspondientes. Las figuras de los toreros incluyen el torero con la capa recogida para el “paseillo” ante las autoridades, el torero con la capa caída en su brazo derecho, el torero con la capa detrás, el torero con la capa delante citando, el torero con la capa lateral i el torero con el estoque de espada. También tenemos los banderilleros en tres posiciones: con las banderillas altas, bajas y en posición de ataque. El toro está representado en tres posiciones: parado, en ataque y muerto. Para cerrar el tema tenemos las figuras del arrastre, con dos tipos de caballos diferentes, el mozo que tira de las riendas de los caballos y el mozo con el látigo, además del toro muerto ya citado.

Podemos ver a continuación las fotografías del catálogo de “La Guerra” que incorporan buena parte de estas figuras en bulto que ya se fabricaban en 1914

Página 14 del catálogo La Guerra representando todas las figuras de la serie Bulto que se fabricaban en aquel momento

Otras suertes que también llegaron a representarse son el Salto de la garrocha, ya representado por Goya en algunos de sus grabados, donde el torero se levanta sobre una vara y salta por encima del toro.

Salto de la garrocha

La otra es el Tancredo, suerte que tuvo una vida breve a principios del s.XX y en la que un sujeto vestido de blanco se situaba sobre una peana también blanca en medio de la plaza, creando expectación por ver si el toro se daba cuenta. Picasso lo representó también en sus grabados.

Molde del cuerpo y figura del Tancredo
Molde con dos cabezas de Tancredo

Los moldes de estas figuras fueron hechos prácticamente todos entre finales del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX. Fijémonos que los caballos del picador en la plaza no llevan la protección que fue impuesta como obligatoria en 1923, para minimizar el sufrimiento y la muerte rápida de tantos caballos, a la vez que el sangriento espectáculo

Las plazas de toros

Tenemos noticia por el artículo sobre la empresa “La Guerra” en la revista “La Juventud Argentina” del año 1917. Dicha revista conmemora la exposición de fabricantes de juguetes que se hizo en el recinto de la Escuela Industrial de Barcelona. Entre las fotografías, sobre el epígrafe “Una vista parcial del taller”, podemos ver al propio Casanellas sentado al fondo y en un plano más próximo, entre otros trabajadores, a su sobrino y continuador Josep Capell Coixet que en aquel momento tendría 18 años.

La Juventud Argentina, página 26. Exposición en la Escuela Industrial de Barcelona 1917

Casanellas en 1917 ya había lanzado al mercado las plazas de toros, de las cuales solo tenemos testimonio de las que se hicieron para el tamaño bulto o 45 mm. Se servían con las figuras cosidas, a veces planas y a veces de pie, con mayor o menor número de figuras.

Fotografía de catálogo con las figuras básicas de la Corrida en la plaza de toros grande, con figuras tamaño bulto o de 45 mm.

Las plazas eran de cartón, una litografía en el fondo representa el toril, el palco de las autoridades, el público, algunos toreros y los mozos, mientras que el ruedo puede verse en algunas imágenes sin decoración o bien en algunos casos representa la bandera española. Veremos ahora una fotografía en color de una plaza con menos figuras

Plaza de toros de Casanellas pequeña, vemos en el toril la marca La Guerra

La difusión de este tipo de plaza fue muy grande en España y en el extranjero. No siempre se ha sabido reconocer la atribución correcta, como pasa en la fotografía inferior, atribuida a otro fabricante. Si analizamos en detalle la litografia que representa el público en las gradas, veremos como aparece la marca LA GUERRA . En esta foto podemos observar alguna anomalía, como por ejemplo que el Alguacil, el jinete vestido de negro que está en el interior de la plaza, debería dejar su lugar al picador con la vara, que es quien debe estar en la plaza haciendo su faena.

Plaza de toros de Casanellas grande


Fragmento de la litografia que representa el público, vemos la marca LA GUERRA

Tamaño Extra

Entendemos por tamaño Extra el que toma como referencia una medida aproximada para las figuras de a pie de 54 mm. En el catálogo de La Guerra, página 22, ya encontramos las figuras básicas de esta serie, apreciando en ellas gracias al tamaño posiblemente, un mayor dinamismo, especialmente en el caballo y jinete del picador. Las diez figuras diferentes son: dos toros, uno parado y otro embistiendo, el “monosabio” o mozo con la oreja del toro en la mano, un caballo de picador frenando con el picador en acción, un banderillero en posición de ataque, el torero con la capa recogida para el desfile inicial, y tres toreros, dos citando con la muleta frontal y de lado y el tercero con el estoque. En las fotografías del catálogo vemos que las cajas componen grupos repitiendo algunas de las figuras.

Página 22 del Catálogo La Guerra, 1914, con las figuras de toreo tamaño extra

Con posterioridad se añadieron otras figuras para dar mayor vistosidad al conjunto, como el caballo de paseo para el alguacil y para el picador con sus respectivos jinetes. Así en total el número de figuras diferentes de la Serie Extras sumaría un total de trece modelos.

Picador y alguacil, tamaño extra con su caballo
Medio molde y caballo de picador serie Extra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s