CASANELLAS-CAPELL

El año 1925 se hace cargo de la empresa con el nombre comercial “Sobrino de Baldomero Casanellas” su sobrino y ahijado José Capell Coixet,  primero colaborador desde la niñez, continuador en el negocio y luego sucesor y seguidor de la misma línea que su tío, creando nuevas figuras en plomo al compás de la demanda de su extensa clientela comercial y coleccionistas.

 El nombre de José Capell Coixet figura después de 1940 estampado en las cajas como timbre por el “Impuesto de lujo a metálico”. “CASA”  abreviación de Casanellas, es la marca con que se trabajó a partir de los años 40.  “Capell” también fue registrado como marca, rótulo y nombre comercial.

En el año 1929 se celebró en Barcelona la Segunda Exposición Universal en los nuevos recintos de la montaña de Montjuich.  Nuestra producción estuvo representada en una vitrina creada para esta ocasión y que todavía se conserva,  mereciendo una medalla de oro, la máxima concesión a que se podía aspirar. Dicha medalla y la obtenida el 1914 en la Primera Exposición Nacional de Juguetes figuran en impresos posteriores a 1930.   Entre  1914 y 1929 se hacen nueva figuras: Estado Mayor en caballería “extra”, cuadrigas de romanos, los futbolistas de los principales equipos españoles en su campo,  carreras de galgos, indios y vaqueros.

En listas de precios contemporáneas a la Segunda República aparece la Guardia Republicana.  Otra novedad fueron los soldados abisinios, así como “The Royal Lanceros”, la Guardia Irlandesa, la Infantería inglesa y la alemana y los coraceros franceses. Destacan las “figuras arte”, producción destinada a coleccionistas de tamaño superior al extra y que se servían en cajas de madera de doce unidades: Estado Mayor General, Lanceros en columna y Dragones en línea, con correajes, montura y bridas desmontables. La altura total de  caballo y jinete en “bulto” es de 70 mm., en “extra” 80 mm., y en “arte” 95 mm, (infantería bulto 45mm., infantería extra 54 mm.).  Del mismo tiempo son los cazadores y animales de la cacería de fieras con jirafas, avestruz, mono y felinos salvajes. 

Algunas de las figuras que produjeron tanto Casanellas como Capell, por avatares político-religiosos fueron retiradas de la circulación, sacrificándose los moldes correspondientes.

El hermano de José Capell Coixet, Don Baldomero, colaboró en la empresa y trabajó en ella como encargado después de 1939.  Anteriormente a la Guerra Civil el encargado de la empresa fue el Sr.Mateo, quien siguió al frente de la misma durante la época de socialización.

Pasada la Guerra Civil se fabrican falangistas y requetés, en caballería la Guardia Mora de Franco, los motoristas verdes de su Guardia y la artillería motorizada, tanques, carros blindados y camiones. El sidecar se fabricó en versión de carreras y militar.  Otra innovación posterior a los años cuarenta fueron las figuras con uno o dos brazos movibles: Guardia Civil, infantería, músicos, policía armada con y sin capote y vaqueros.   También se fabrican nuevos personajes civiles, como los de la caja “Viajeros al tren”: los pasajeros, hombres y mujeres de paisano, de pie y sentados el Jefe de la estación con la banderita y la pareja de la Guardia Civil. En los deportes esquiadores de competición, civiles  y trineos.

En la segunda mitad de los años cuarenta, el cine americano es fuente de inspiración para nuevas figuras: Robin Hood o Robin de los bosques, La Diligencia, La Policía Montada del Canadá, Búfalo Bill, y también héroes de la literatura popular como El Coyote, en caballo con fleje.   Se hizo el Parque Zoológico con fieras y  animales domésticos, en algunos casos con figuras planas de moldes extranjeros.

Caceria de fieras

Para complementar a indios y vaqueros también se fabricaron tiendas de campaña, caravanas, diligencias y en madera los primeros fuertes y unos quince modelos distintos de casetas de poblados americanos: la cárcel, la casa del “Sheriff”, el “Saloon”, incluso se hicieron pequeños campos de batalla en madera.

Robin Hood, los héroes de la leyenda
Asalto a la diligencia, indios, vaqueros y al fondo a la izquierda El Coyote

Gran parte de los artículos se siguieron sirviendo en cajas de cartón de diferentes estampados, con las piezas variadas y repartidas formando composiciones y cosidas al cartón, con etiquetas en la caja con la marca “CASA”. Una de las que tuvo mayor éxito fue justamente la que contenía en compartimentos separados un equipo de futbol con los once jugadores.

Los juegos de mesa también protagonizan esta etapa. Por los años 45 se hizo el famoso “HIPICAN ESTADIO CASA” que consistía en un estadio y un campo interior cuadriculado en el cual por medio de dados se iba avanzando la pelota en diferentes sentidos  hasta alcanzar el cuadro de un futbolista según un reglamento, además se podía jugar a carreras de galgos y de caballos, autos de carreras y motos.

Hipican Estadio CASA, foto del catálogo

También el “Futbol CASA” limitado a un campo con porterías y marcador.  Otro juego muy interesante es la “BATALLA TERRESTRE CASA”, que mediante el reglamento oportuno se podían mover las figuras, soldados, jefes a caballo, acorazados y tanques y al alcanzar una de estas piezas se podía ir eliminando a los enemigos si estaban en los cuadros que salían en el dado.

José Capell Coixet deja la fabricación al jubilarse, el año 1965. El próximo artículo lo dedicaremos a las figuras en plástico y juguetes de Alca-Capell.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s